Lerner Febres: Nueva Ley Universitaria era necesaria para ordenar el sector

Lima, jun. 27. La Nueva Ley Universitaria aprobada en la víspera por el Congreso para mejorar la calidad educativa era “necesaria” a fin de ordenar el sector, destacó hoy el exrector de la Pontificia Universidad Católica del Perú Salomón Lerner Febres.

“Creo que resultaba necesario establecer nuevas normas para que, de alguna manera, se ordenara la vida universitaria en el país”, declaró a la Agencia Andina.

La normativa fija requisitos mínimos para que las universidades funcionen como tales; exige una plana docente con maestrías y doctorados, infraestructura adecuada, impulsa la investigación, instaura el voto universal para elegir a las autoridades educativas, entre otros cambios.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Lerner Febres refirió que es importante que las universidades mejoren su calidad de enseñanza, por cuanto no solo forman profesionales, sino también personas competentes y buenos ciudadanos, con sentido de servicio y honestidad.

A ese respecto, destacó la creación de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu), que velará por la calidad de la enseñanza en los claustros universitarios. Dijo que se trata de “una instancia pertinente” que respeta la autonomía de la universidad.

Agregó que la Sunedu tendrá objetividad para distinguir "una universidad, una comunidad de docentes, de alumnos, de graduados que realmente progresan en conocimiento; de una asociación de personas que han decidido hacer dinero a través de la educación y cuyos objetivos supeditan los valores de la enseñanza a los valores comerciales".

Refirió que la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) “era de una manera juez y parte, y ha demostrado poca eficacia a lo largo de los años”.

Por ello, resaltó que la Sunedu, en función de la nueva norma, estará conformada por “personas preparadas y honestas” para llevar a cabo las respectivas evaluaciones.

Por otro lado, destacó que la nueva norma pida el grado de maestro o doctor a los profesores universitarios y que otorgue un plazo para que las universidades soliciten a sus docentes obtener esos títulos.

“Eso creo que está bien, son los mejores quienes deben estar en las universidades enseñando y no gente que se ocupa de la educación como puede ocuparse de cualquier otro oficio”, subrayó.

También consideró positivo "para el bien del país" que la Nueva Ley Universitaria otorgue plazos a fin de que las universidades se adecuen a las exigencias de calidad educativa y que sean cerradas si no las cumplen.

"Desde ahora los estudiantes deben prestar atención a qué universidades pueden entrar, para no tener problemas”, dijo.

Lerner Febres, estimó que si se cierran universidades por brindar pésima calidad educativa, queda abierta la posibilidad de que sus alumnos sean acogidos en otras, "siempre y cuando estas superen las barreras mínimas de exigencia académica”.


0 comentarios:

Publicar un comentario