Mora: con nueva ley "no nacerán” universidades sin infraestructura adecuada

Lima, jun. 27. El presidente de la Comisión de Educación, Daniel Mora, anunció hoy que a partir de la promulgación de la Nueva Ley Universitaria aprobada por el pleno del Congreso ya no nacerán más centros de estudios universitarios sin la infraestructura adecuada.

“Ya no va a nacer una universidad que no tenga infraestructura, en la que se pueda decir después, 'yo alquilo este pabellón en este centro comercial y pongo mi facultad'. Tiene que nacer con un estándar internacional de calidad”, afirmó.

Mora estimó que “en dos o tres años”, la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu) empezará a cerrar las universidades que no cuenten con biblioteca, laboratorio y campus adecuados y plana docente calificada.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Refirió que en la Nueva Ley Universitaria hay una “disposición complementaria” respecto a los mecanismos de fomento para mejorar la calidad de servicio educativo en las universidades públicas.

Indicó que la Sunedu será la encargada de realizar la “evaluación del nivel básico de calidad”, que verifica una serie de requerimientos primarios en el estándar internacional universitario. En la víspera, Mora estimó que de las 139 universidades existentes en el país, unas 80 se hallan en malas condiciones.

“A la universidad que nace se le da una licencia de seis años, si no mantiene ese nivel básico de calidad se le otorga un plazo y, si no (cumple), se cierra. Las universidades que ya están funcionando van a ser reevaluadas”, dijo en radio Exitosa.

Asimismo, precisó que la evaluación del nivel básico de calidad es diferente a la acreditación. Esta última es voluntaria y se realiza a través de una instancia internacional, previa coordinación con el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

La nueva norma, según explicó, exige que los profesores de las universidades cuenten con maestría; sin embargo, añadió que para las facultades de arte se han establecido excepciones, a fin de permitir a personalidades de gran prestigio como el pintor Fernando de Szyszlo o artesanos impartir cátedras.

Mora precisó también que durante la discusión de este proyecto de ley en el pleno del Congreso, los congresistas propietarios de universidades privadas se opusieron a la aprobación de esta norma.

“Ha habido una desesperación tremenda de los propietarios (congresistas). Y pienso que está bien, que deben cuidar su lucro, que es normal; pero no pueden ir contra una ley que es de interés nacional”, puntualizó.

Por su parte, el legislador Josué Gutiérrez indicó que el Estado no renuncia a la política de acreditación, al establecerla como voluntaria en la norma.

“La acreditación lleva consigo algunos beneficios: en las privadas lo que es el tema tributario y en las públicas, el incremento presupuestal para la investigación”, sostuvo.

La Nueva Ley Universitaria fue aprobada ayer en el pleno del Congreso. Busca elevar sustancialmente la calidad de la educación, elimina el bachillerato automático, establece el voto universal para la elección de sus autoridades y desaparece a la Asamblea Nacional de Rectores (ANR).


0 comentarios:

Publicar un comentario