Nueva Ley Universitaria mejorará calidad de todos los actores de la universidad

Lima, jul. 10. La nueva Ley Universitaria es positiva porque establece nuevos parámetros de calidad, tanto para los centros de estudio superiores, los docentes y los alumnos, coincidieron en señalar diversos especialistas.

La presidenta del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), Peregrina Morgán, indicó que la norma recientemente promulgada permitirá una mejor conducción de las universidades por parte de sus autoridades.

La aplicación de la ley implicará, asimismo, que dejen de funcionar las filiales que ciertas universidades mantienen en provincias y que en la mayoría de casos no tienen una infraestructura mínima. “Se estafa a los estudiantes y ellos tienen derecho a que se les garantice la calidad de la enseñanza que recibe", afirmó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Morgán, en declaraciones a Andina Canal Online, explicó que ahora todos los centros de estudios que pidan su funcionamiento deben de tener un estándar mínimo de calidad en el aspecto material. Este requisito corre en paralelo al proceso de acreditación de la calidad educativa, refirió.

Por su parte, la rectora de la Universidad Cayetano Heredia Fabiola León, indicó que los cambios que deberán hacer las universidades para adecuarse a la nueva ley, serán “muy pequeñas” si se han ido implementando los estándares de calidad internacionales de este sector.

En el caso del centro de estudios a su cargo, la también integrante del Consejo Nacional de Educación refirió que este ya tiene el 22 por ciento de sus docentes trabajando a tiempo completo. La norma promulgada establece que un 25 por ciento debe encontrarse en dicha condición.

Precisó también que en lo referente a la renovación de autoridades, las universidades privadas continuarán con el tipo de gobierno establecido en su estatuto. Es este el que tiene que adecuarse a la norma vigente, más no cambiar a quienes ejercen cargos directivos.

A su vez, el exdecano de la Facultad de Ingeniería de la UNI, Javier Piqué, dijo que la instauración de una superintendencia que velará por la calidad de la enseñanza universitaria “no infringe la Constitución, como señalan los críticos de la norma.

Por el Contrario, sus funciones se ajustan a lo señalado en el artículo 18 del texto constitucional vigente, apuntó. En tal sentido, los recursos que se presenten al respecto no procederían, añadió.

“Aparentemente no han leído la norma entera”, añadió Piqué, para quien también habría resultado conveniente restringir la expedición de títulos a nombre de la Nación tan solo a las universidades que acrediten su calidad.


0 comentarios:

Publicar un comentario