A propósito de la edición frustrada de "Fuentes Históricas Peruanas"

En noviembre del año pasado, a modo de reclamo y protesta, colgué en el muro de Facebook de este blog una serie de fotografías de notas manuscritas y apuntes que Raúl Porras Barrenechea había dejado para incluir en una futura nueva edición de su "Fuentes Históricas Peruanas", las mismas que debían ser parte de la edición que preparaba el fenecido Instituto Nacional de Cultura (hoy Ministerio de Cultura) el 2008. Para esta edición, el INC contrato los servicios de un paleógrafo experto de San Marcos, el historiador Javier Lozano, quien transcribió y entregó un informe de más de 90 páginas con las transcripciones de las anotaciones de Porras, las mismas que fueron revisadas y editadas con celo de monje benedictino por el editor responsable, Enrique Hulerig, quien por cierto, al momento de dejar el INC, dejo listos para la imprenta los dos primeros tomos de la nueva edición. Prueba de ello es que hasta se hicieron y aprobaron, por parte del director del Instituto Porras, el desaparecido Dr. Jorge Puccinelli, las tapas de los tres tomos de que constaba esa edición y se recibieron y maquetaron los prólogos del primer y segundo tomo, escritos por Luis Guillermo Lumbreras y Manuel Burga. Por qué razón o motivos jamás se procedió a su impresión, es un asunto que escapa al conocimiento de todos aquellos que estuvimos involucrados en la preparación de esa edición y cuya única responsabilidad (irresponsabilidad sería mejor decir), corresponde al INC de aquel entonces. Que ahora se publique, seis años después, "Los cronistas del Perú", que en el plan de edición elaborado por el propio Porras figuraba como cuarto tomo de sus Obras Completas, sin que hayan visto la luz el segundo y el tercero, y en el que FHP figuraba como décimo volumen, deja tantas interrogantes como insatisfacciones. ¿Qué ha sido de esta edición casi lista? ¿Qué fue de las transcripciones prolijas que hizo Javier Lozano? ¿Se incluirán en una nueva edición? ¿Se habrá tomado en cuenta todas las erratas y correcciones que el propio Porras anotó en su libro y que valen tanto para FHP como para los "Cronistas"? ¿Figurarán los prólogos que Lumbreras y Burga (de este último, por cierto, conservo una copia en mi archivo? ¿Se habrá tenido el mismo celo en comprobar las fuentes, autores y ediciones que Porras apenas apuntó y que Lozano y Hulerig se encargaron durante meses de comprobar y contrastar en la Biblioteca Nacional? Esperemos que sí. Es algo que recién podremos cotejar todos este miércoles 26 cuando se presente la nueva edición de "Los cronistas del Perú" y cuando por fin se publique "Fuentes Históricas Peruanas".

0 comentarios:

Publicar un comentario