Se cierra la trilogía de Rick Atkinson sobre la Segunda Guerra Mundial

Después de una espera de seis años (a diferencia de los cuatro que hubo entre el primer y el segundo volumen), Crítica acaba de publicar la edición en español del libro con el que Rick Atkinson cierra su estupenda trilogía sobre la Segunda Guerra Mundial, "Los cañones del atardecer. La guerra en Europa, 1944-1945" (Barcelona: Crítica, 1056 págs, 2014). Para quienes leímos los dos primeros volúmenes de la trilogía y esperamos con ansia el tercero, la espera no solo ha terminado sino también que se nos presenta la oportunidad de hacer el balance definitivo de una obra que no sólo renovó la historiografía sobre la SGM, sino que además permitió que esta sea consumida por un público bastante amplio (algo muy meritorio si tomamos en cuenta que se trata de libros voluminosos -más de 500 págs. el primero y 1200 el segundo) y que, en muchos sentidos, convertía en antiguallas a libros semejantes o que lo inspiraron, como es el caso de los clásicos libros de Cornelius Ryan que devoraron varias generaciones de lectores de distintas geografías. Atkinson, quien es periodista de profesión y ganó un Pulitzer por el primer volumen de su trilogía, "Un ejército al amanecer. La guerra en el Norte de África, 1942-1943", ha utilizado de manera soberbia las mejores herramientas y métodos del periodismo y hecho alarde de un trabajo de pesquisa histórica ejemplar que lo ha llevado a trajinar miles de documentos y fotografías para presentarnos una obra que, aunque no sea definitiva, si se convertirá en clásica. Sin ningún tipo de concesión al sentimentalismo o al patriotismo barato, Atkinson ha construido una auténtica epopeya, un fresco histórico que tardará mucho, pero mucho tiempo en ser superado. Ojalá llegue a pronto a librerías de Lima para que, en mi caso, la espera acabe de manera definitiva (para aquellos que no deseen esperar tanto como yo, Critica ha tenido el buen tino de lanzar una edición electrónica, en formato Epub, de la trilogía completa).


0 comentarios:

Publicar un comentario