San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

Imágenes del Dr. Raúl Porras Barrenechea tomando examen de ingreso a un postulante de San Marcos en 1944

Un documento audiovisual invaluable.



Un dios Jano muy criollo

La política peruana se ha convertido en una competencia de audacias, que no en otra cosa. Una suerte de quien es el más osado, además de huérfano de amor propio, vergüenza o un mínimo de dignidad, con tal de sobrevivir en nuestra selva política, un medio donde los leones se extinguieron hace mucho o los pocos que todavía existen se encuentran en el circo, como diría el emperador Claudio, que en nuestro caso sería literalmente.

Es osado, por ejemplo, el político capaz de armar un escándalo estridente o una denuncia bullanguera con tal de ganar unos titulares, tal vez una primera plana, y lograr que hablen de él unos días. Audaz hasta la médula, el político que sin empacho cambia de piel y cuartel, y con ello de ideología y caudillo, si así asegura una curul en las próximas elecciones o al menos un cupo decente en la lista de candidatos al Congreso. Arrojado hasta el reconocimiento de propios y ajenos el que termina integrando un gabinete ministerial sabiendo que no hay puesto más inestable e inseguro en el aparato estatal que el de ministro de Estado, cuando no se tienen unas buenas rodilleras o no se ha aprendido como se debe la tradición de Palma del obispo Chicheñó. Y audaces son todos los y las cantantes sin éxito, futbolistas jubilados, voleibolistas campeonas, vedettes subidas de peso, comentaristas deportivos, comerciantes, ambulantes, boticarios, y toda la fauna de aspirantes (incluso lo que no tuvieron éxito) que coronaron sus esfuerzos con un asiento en el congreso, una alcaldía o una presidencia regional sin detenerse un instante a preguntarse si contaban con algún talento, habilidad o merecimiento para ese puesto que no sea el de su probada popularidad en las tribunas de los estadios o los coliseos y su servilismo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

De toda esta galería de audaces me sorprende el político ingenuo y bobo que todavía cree que en este país (y en especial, en este gobierno) se puede hacer algo que no sea ser secretario o felpudo del poder de turno. Lanzarse, por ejemplo, a ser primer ministro de un ‘gobierno familiar’ es como querer construir una casa en patio ajeno: siempre te van a hacer saber que lo construido no es tuyo, que estás en casa ajena y que en cualquier momento te botan cuando tu presencia incomode al dueño de casa. O a la dueña, según el caso.

Pero como el dios Jano de la mitología romana, el político bobo e ingenuo no existiría sin su némesis: el político traicionero y sin escrúpulos que está listo a lanzarse contra la yugular de cualquiera que cometa la tontería de no seguir el libreto establecido. Villanueva tenía poco menos de cuatro meses al frente del gabinete, tiempo suficiente para saber y aprender quién manda, qué es lo que no se debe decir ni proponer y, mucho menos, pensar por sí mismo, por más que ostente el título de Primer Ministro, Presidente del Consejo de Ministros, Premier o lo que fuera. Miguel Castilla, empleado de la Confiep, es del tipo de esta última clase de políticos por más que muchos traten de presentarlo como un insensible y frío tecnócrata que solo sabe de cifras, pebeis y balanzas comerciales. Hoy ha demostrado fehacientemente, y todo parece indicar que con mucho gusto, que Villanueva era poco menos que un personaje decorativo en las fotos oficiales (y a veces, ni eso).

Con el desmentido del paje de la Confiep al jefe del Gabinete (“Estando en Medio Oriente me toma por sorpresa que el premier diga que ha coordinado conmigo [incrementar el salario mínimo vital], lo cual no es cierto”), a César Villanueva solo le queda empacar, comprar el pasaje de retorno y volver a su provincia. Y aprender que la política peruana, y en especial el estilo de los Humala, es el más artero y eficiente cuando de traiciones se trata. El país entero puede dar fe de ello.

Por supuesto, todavía falta el último acto de esta ópera bufa, la sacada de lengua oficial y con número de registro incluido: la resolución suprema aceptando su renuncia y dándole “las gracias por los servicios prestados a la nación”.

Sí, como no.


Culminan colocación de hitos en sitios arqueológicos en el Callao

Lima, feb. 21. El Ministerio de Cultura culminó el proceso de monumentación (colocación de hitos) de los sitios arqueológicos en el interior del anexo que la Universidad Nacional Federico Villarreal posee en el Callao.

A través de su Dirección Desconcentrada de Cultura Callao (DDCC), en coordinación dicha casa de altos estudios, se llevó a cabo el trabajo en el anexo No. 18, sede ubicada en el ex Fundo Oquendo a la altura de la avenida Néstor Gambetta.

En este lugar se encuentran los sitios arqueológicos denominados Huaca Oquendo-Montículo 1 y Huaca Oquendo-Montículo 2, sitios que fueron declarados Patrimonio Cultural de la Nación mediante Resolución Viceministerial Nº 514/MC del 9 de mayo de 2011.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La arqueóloga de la sub dirección de Patrimonio Cultural Arqueológico de la DDCC, Katiuska Rodríguez Reyes, dirigió los trabajos en coordinación con los representantes de la universidad, Victoria Aranguren y Carlos Farfán.

La importancia de estas huacas es que forman parte del Complejo Arqueológico Oquendo, constituido no solo por montículos, sino también por murallones, caminos epimurales y edificios que se edificaron entre los años 1270 y 1470 d.C., aproximadamente. Las estructuras posteriores, de uso administrativo, corresponden a la presencia Inca en el Callao.

En estos monumentos los alumnos de los últimos años de la Escuela de Arqueología de la Facultad de Humanidades de la mencionada universidad elaborarán proyectos de investigación gracias a un acuerdo entre el Ministerio de Cultura y dicha facultad, según una nota de prensa del sector.

La Universidad Federico Villarreal proporcionará apoyo con personal operativo para realizar de manera conjunta trabajos de monumentación, limpieza, cercado y protección de los sitios que se encuentran tanto en su sede anexa, como en otros en la vecina provincia constitucional.

Estas actividades forman parte del saneamiento definitivo de los sitios arqueológicos del primer puerto. Durante el 2013, la DDC Callao colocó más de 80 hitos en 8 sitios arqueológicos, como paso previo a su inscripción y puesta en uso social.



Realizan trabajos de conservación en complejo arqueológico Cerro Miraflores

Huamachuco, feb. 18. La Unidad Ejecutora 007 Marcahuamachuco, del Ministerio de Cultura, anunció el desarrollo de trabajos de conservación en el sitio arqueológico Cerro Miraflores, ubicado a 10 minutos de la ciudad de Huamachuco, capital de la provincia de Sánchez Carrión, región La Libertad.

Precisó que aunque este lugar es poco conocido, cuenta con un alto valor arqueológico, pues presenta varios juegos de murallas de gran altura dispuestos a largo de todo el cerro.

La Unidad Ejecutora 007 Marcahuamachuco indicó que los trabajos de conservación se iniciaron en enero y tendrán una duración de dos meses. Agregó que para esas labores se invertirán más de 220,000 nuevos soles.

>>> Seguir Leyendo... >>>

"Cada día que pasa se pierde parte de las edificaciones y se incrementa el porcentaje de deterioro de las mismas, ya sea por el clima o por la acción del hombre. Por ello, es necesario realizar trabajos de estabilización de muros y la intervención en las estructuras que están dañadas. Los trabajos consistirán básicamente en labores de conservación", indicó César Pérez Muñoz, jefe de campo de la UE y encargado del proyecto.

El arqueólogo detalló que para realizar estas labores se contará con personal obrero de la zona y especialistas en arqueología y conservación.

"Vamos a intervenir cerca de 106 metros cuadrados del paramento exterior de la muralla inferior y superior del sitio. A pesar de que las murallas sugieren una función militar, la presencia de templos en la cima del cerro nos lleva a pensar que el sitio tuvo una función ceremonial y posiblemente administrativa", precisó.

Por su parte, el responsable de la Unidad Ejecutora 007 Marcahuamachuco señaló que esta es la primera intervención que se realiza en el lugar.

Con el proyecto se logrará la consolidación definitiva de las murallas que evidencian el mayor riesgo de colapso debido a la presencia de forados y lagunas (desprendimiento grande de parte de los muros). Este daño fue causado por las inclemencias del tiempo y, principalmente, por las actividades de huaqueros.

"La provincia de Sánchez Carrión cuenta con un riquísimo legado histórico. Muestra de ello son los sitios arqueológicos ubicados muy cerca de la ciudad de Huamachuco, como Wiracochapampa y Cerro Miraflores. Exhortamos a la población a que nos ayude a cuidar este valioso patrimonio cultural, evitando realizar acciones que puedan poner en riesgo su estabilidad", subrayó.

Durante la limpieza de los forados presentes en las murallas se han encontrado diversos restos arqueológicos, como fragmentos de vasijas, algunos instrumentos líticos e inclusive entierros humanos insertos en los muros. Los especialistas de la Unidad Ejecutora evalúan este sitio para desarrollar futuros proyectos de inversión pública en él.




Aldo Mariátegui o el Arte de escribir muletillas

"Escribir puede ser más tedioso que placentero, y el periodismo más una degradación que un deber. Pero escribir una columna regular sobre cualquier tema que se nos ocurra es uno de los grandes privilegios de la vida". De este modo empieza Paul Johnson su clásico texto sobre “el arte de escribir columnas”. Un breve ensayo que no solo todo estudiante de periodismo o aspirante a serlo debería leer, sino también todo aquel que, periodista o no, goza de ese gran privilegio del que nos habla Johnson.

Johnson, que es un periodista inglés metido a historiador (o un historiador metido a periodista, según como quieran verlo ustedes), no es muy popular entre los miembros de la tribu de Clío. Y no lo es por la sencilla razón de que estos niegan que sus libros sean investigaciones históricas propiamente dichas. Hay quienes señalan que su método de trabajo y redacción obvia las más elementales reglas del quehacer historiográfico y que su manía por el detalle curioso o poco conocido y las anécdotas, en las que es un campeón consumado, poco contribuyen a explicar los fenómenos sociales, períodos históricos o biografías de las que se ocupa. Lo suyo es, sentencian, periodismo del bueno, en la mejor tradición inglesa del mismo, y nada más; como si con ello dieran por zanjada la polémica.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En tanto que en la otra orilla se encuentran los periodistas, para quienes toda esa erudición con la que deslumbra Johnson a sus lectores es una prueba categórica de que lo suyo es historia y no periodismo, con lo que terminan resintiendo a este con la erudición (y, de paso y tal vez sin proponérselo, a Manuel Atanasio Fuentes, Adán Felipe Mejía y Federico More, por mencionar solo a tres periodistas tan eruditos como excelentes prosistas, los mejores que haya yo leído). Si a esto le sumamos sus posiciones ultraconservadoras y católicas, solo apreciamos al Johnson historiador quienes lo leemos con la devoción de los feligreses asiduos al templo de la sabiduría y la erudición. Sin embargo, sus columnas han tenido mejor suerte entre ambos, historiadores y periodistas, y el público no especializado, que es de donde proviene la gran legión de sus lectores. Reunidas las mejores de ellas en un libro, “Al diablo con Picasso y otros ensayos”, las releo bastante seguido para recordarme a mí mismo que escribir una columna, como dice Johnson, puede ser más “una degradación que un deber”.

Lo he recordado especialmente leyendo la columna que publica hoy Aldo Mariátegui en Perú 21 y la que publicó ayer en El Comercio, con lo que ha quedado poco menos que demostrado que quienes dirigen esos diarios (o por lo menos, a quienes se les ha encargado hacerlo y escogen a sus columnistas) saben tan poco de periodismo y nada del arte de escribir que seguramente jamás han oído hablar de Johnson, mucho menos leído. El propio Mariátegui es el perfecto ejemplo contrario de lo que este inglés define como un buen columnista y la cansina comprobación de que no solo escribe con anteojeras, el hígado y una lista al lado de “a quien maleteo hoy”, sino que además lo hace muy mal. Es decir, escribe como si lo hiciera con dos manos, o pies, izquierdos, esos que tanto aborrece.

En el nombre de la sacrosanta libertad de expresión no se le puede permitir a Mariátegui perpetrar en las páginas del decano, o en las del no menos importante Perú 21, las cosas propias de un ganapán en plan de “tengo mi columna y escribo lo que quiero” (para felicidad y complacencia de sus patrones de turno), pero, por favor, al menos que lo haga con un mínimo de decoro estético o de buen gusto, ¿no? Después de todo, en las mismas páginas que ahora lo cobijan los domingos desplegaron su arte Ricardo Palma, César Vallejo y Federico Mould Távara, por citar solo tres plumas emblemáticas en la historia de nuestro periodismo y de esa casa editora.

Su columna de hoy en Perú 21 adolece, además de los muchos defectos de siempre, de la insufrible y disforzada repetición de argumentos resabidos y relamidos de todas sus columnas, con lo que pone en evidencia que la originalidad de ideas en su familia se saltó su generación. Peor aún, raya en ese racismo y desprecio por los demás que nunca se ha molestado en ocultar o disimular y que parece más propio y digno de un panfleto de Goebbels que de un diario como Perú 21: “Campesino gemebundo, tía bacán, curita verde, político radical, caviar sofisticado, ecologista preocupado, juez sabihondo, artista posera o llorona oenegera”.

Pero donde yerra más Mariátegui al escribir es en su texto de ayer en El Comercio. La utilización que hace, por ejemplo, de la figura retórica de la reiteración no solo es torpe y burda sino además huachafa. Su reiterativa “Que hubiese pasado si…” poco contribuye a reafirmar y remarcar lo que seguramente era su principal objetivo, y que en sus manos se convierte en una oda a la muletilla (“Que hubiese pasado si se hubiera…”).

¿Qué ha sucedido en nuestro periodismo y en el diario más antiguo del país para que una columna tan mal escrita y soberanamente huachafa se publique con tantas infracciones al buen gusto, la correcta escritura y la ponderación que se le reclama a cualquier articulista? ¿Es que acaso ya a nadie le interesa hacer, y escribir, buen periodismo abocados como están a su agenda ideológica y electoral? Una necesidad o interés que no debiera ser óbice para buscar mejores columnistas.

Don Manuel D’Ornellas, por ejemplo, que se hallaba en las antípodas de mi pensamiento, fue uno de los columnistas que leí y releí asiduamente cuando empecé mi trajinar en el periodismo, obsesionado como estaba por desentrañar el mecanismo de funcionamiento de una prosa que destilaba elegancia e ideas en iguales dosis. Incluso hasta un personaje tan peculiar como Enrique Chirinos Soto, que hipotecó, al final de sus días, su primogenitura al fujimontesinismo por algo más que un plato de lentejas, engalanó las páginas de El Comercio con sesudos artículos de corte histórico que utilizó luego para ampliar de uno a dos volúmenes su “Historia de la República” de la que estaba especialmente orgulloso. Podría seguir enumerando más ejemplos, pero no quiero abrumarlos con más nombres porque, como dice Johnson, “la actitud del sabihondo es insoportable”.

Leo y colecciono columnas desde que estaba en el colegio y usaba pantalón corto, costumbre que luego convertí en coleccionar las revistas y suplementos completos de los diarios que compraba mi padre y que, a la vista de tantos años, me han causado más de un problema cada vez que me he cambiado de domicilio. Pero hay días en que, al repasar sus páginas, pienso sino habrá llegado ya el día de dar por concluido todo esto, de ponerle punto final a estas colecciones convencido como estoy de que ahí ya no hay nada que leer y mucho menos que atesorar. Una pena.

Publicado en La Mula, el lunes 17 de febrero de 2014.

Lengua quechua tiene un gran presente y un futuro prometedor

Lima, feb. 17. El Ministerio de Cultura, a través del Viceministerio de Interculturalidad, expresó hoy que la lengua quechua es una de las más utilizadas en el Perú y la región, y su futuro es prometedor, debido al respaldo del Estado a su fomento.

Refirió que el quechua es hablado por, aproximadamente, ocho millones de personas en cinco países de América Latina, según datos de UNICEF (2013), mientras en el Perú, más de 3'360,331 lo utilizan, según datos del INEI (2007), cifra que aumentó desde 1993.

"La lengua quechua tiene un gran presente y un futuro prometedor, gracias a la vitalidad y energía de su gente y al respaldo del Estado mediante diversas políticas de uso y fomento para el desarrollo de esta lengua", destacó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Asimismo, señaló que las 46 lenguas indígenas adicionales que reconoce oficialmente el Estado tienen importancia en la cultura del país.

"El número de hablantes no es un factor determinante para considerar si una lengua es más importante que otra, todas las lenguas son valiosas pues son un vehículo de comunicación, conocimiento y afecto de las diferentes culturas", indicó.

De la misma forma, el Ministerio de Cultura denotó que el quechua, "aún cuando ha tenido más de 500 años de contacto con otras lenguas del mundo, es la lengua indígena que más ha resistido al proceso de colonización en Latinoamérica".

En ese sentido, consideró importante reconocer a la población que la emplea, así como a otras lenguas nativas, desde el periodo de la conquista, tras haber sufrido procesos de discriminación.

"Lamentablemente aún cuesta reconocer estos procesos de discriminación. Sin embargo, el Estado, junto a diferentes instituciones de la sociedad civil, viene promoviendo políticas y planes a favor de respetar y aprender las culturas y lenguas indígenas de nuestro país", aseguró.

Por ello, las lenguas no deben ser sacrificadas para alcanzar modernidad y desarrollo económico.

"La condición socioeconómica de miles de quechua hablantes no depende de su lengua, muy por el contrario, obedece al poco reconocimiento y respeto que ha tenido esta población", recalcó.

Una lengua no es impedimento para aprender otra y por ello la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) promueve hoy en día, la educación multilingüe, sin que ello signifique el abandono de la lengua materna.

El Ministerio de Cultura rechaza cualquier concepto que deslice la posibilidad que el hablar quechua u otra lengua indígena son características intrínsecas de pobreza o aislamiento.

"Y afirma su respaldo en el desarrollo económico y social a través de la diversidad cultural y lingüística, así como a la protección de los derechos individuales y colectivos", puntualizó.


Ministerio de Cultura reafirma su respeto a los hablantes de lenguas indígenas

Lima, feb. 17. El Ministerio de Cultura, a través del Viceministerio de Interculturalidad y la Dirección de Lenguas Indígenas, resaltó hoy su compromiso por el respeto a la dignidad y los derechos de los hablantes de lenguas indígenas, se informó.

Advirtió, asimismo, a la opinión pública que actualmente la lengua quechua tiene un gran presente y un futuro prometedor gracias a la vitalidad y energía de su gente y al respaldo del Estado mediante diversas políticas de uso y fomento para su desarrollo, así como de las 46 lenguas indígenas adicionales que reconoce oficialmente.

El número de hablantes no es un factor determinante para considerar si una lengua es más importante que otra, todas son valiosas pues son un vehículo de comunicación, conocimiento y afecto de las diferentes culturas, puntualizó dicho portafolio.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Sin embargo, resaltó que el quechua es una lengua continental hablada por aproximadamente 8 millones de personas en cinco países de América Latina según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), del 2013.

En tanto, en el Perú, son un total de 3 millones 360,331 hablantes, según datos del INEI (2007), cifra que aumentó desde 1993 y que denota que aún cuando ha tenido más de 500 años de contacto con otras lenguas del mundo, el quechua es la lengua indígena que más ha resistido al proceso de colonización en Latinoamérica.

El Ministerio de Cultura precisa que es importante reconocer que los hablantes de quechua y de otras lenguas indígenas han sufrido desde la conquista procesos de discriminación, por lo que para muchos de ellos el dejar de transmitirla a sus hijos fue una forma de defenderlos del maltrato.

Lamentablemente aún cuesta reconocer estos procesos de discriminación. Sin embargo, el Estado junto a diferentes instituciones de la sociedad civil viene promoviendo políticas y planes a favor de respetar y aprender las culturas y lenguas indígenas de nuestro país, indicó.

Agrega que las lenguas no deben ser sacrificadas para alcanzar modernidad y desarrollo económico. La condición socioeconómica de miles de quechua hablantes no depende de su lengua, muy por el contrario, obedece al poco reconocimiento y respeto que ha tenido esta población.

Una lengua- señala- no es impedimento para aprender otra; es por ello que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) promueve hoy en día la educación multilingüe, sin que ello signifique el abandono de la lengua materna.

El Ministerio de Cultura rechaza cualquier concepto que deslice la posibilidad que el hablar quechua u otra lengua indígena son características intrínsecas de pobreza o aislamiento, y afirma su respaldo en el desarrollo económico y social a través de la diversidad cultural y lingüística, así como a la protección de los derechos individuales y colectivos.


José Miguel Munive: "En Chile, Ecuador y Bolivia se han interesado en el concurso Narra la Independencia"

El concurso "Narra la Independencia desde tu pueblo, tu distrito o tu ciudad" sigue su exitoso recorrido en las distintas ciudades del país. Para conocer cómo va desarrollándose este y el impacto que ha tenido en en el interior del país, conversamos con José Miguel Munive, joven investigador de San Marcos y coordinador del mismo. Agradecemos al Instituto Raúl Porras Barrenechea de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos las facilidades brindadas para realizar la entrevista.



Descubren calles empedradas en complejo arqueológico Huánuco Pampa

Lima, feb. 12. Dos superficies empedradas superpuestas de la época Inca fueron descubiertas cerca a la Plaza Principal del Complejo Arqueológico Huánuco Pampa, ubicado en la Comunidad Campesina de Aguamiro en la provincia de Dos de Mayo, en la región Huánuco.

Dicho hallazgo fue hecho por investigadores del Proyecto Qhapaq Ñan – Sede Nacional del Ministerio de Cultura.

Este descubrimiento es importante debido a que denota una planificación arquitectónica para espacios públicos y privados.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El área que evidenció las superficies empedradas superpuestas conformaba una calle principal trabajada en declive para evitar acumulación de agua.

En el 2013, el Proyecto Integral Huánuco Pampa inició excavaciones arqueológicas para trabajar en algunos edificios en los subsectores IIB (área administrativa) y VB (Acllawasi), a fin de realizar estudios en detalle de la arquitectura Inca.

Los trabajos se iniciaron en el subsector VB, bajo la supervisión de profesionales de la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble del Ministerio de Cultura y de la Dirección Descentralizada de Cultura de Huánuco.

Durante la ampliación de las labores al suroeste y noreste para exponer dos muros de la kallanka del Acllawasi con fines de conservación, se evidenció calles empedradas.

Debido a la importancia del descubrimiento, se decidió incluir una parte representativa de dicha calle en los trabajos de consolidación, conservación y puesta en valor de las calles descubiertas.


De Eric Hobsbawm a Tony Judt

Se ha producido un giro en los referentes de la historia contemporánea, del marxismo a la socialdemocracia.

Por José Enrique Ruiz-Domenec

Hobsbawm (Alejandría, 1917-Londres, 2012) se propuso desvelar el efecto de la revolución rusa en la conciencia social del siglo XX y se mantuvo siempre fiel a sus lealtades políticas más allá de las crisis del comunismo | Judt (Londres, 1948-Nueva York, 2010) mostró las líneas de pensamiento que entraban en colisión con el comunismo y apostó por la socialdemocracia para frenar la erosión de las sociedade

La historia contemporánea es tanto una disciplina como un espejo donde legiones de lectores buscan las claves del presente. En los años 80 y 90, Hobsbawm se consolidó como la gran figura totémica en este terreno, papel que en los últimos tiempos parece haberse desplazado, entre crítica y público, hacia Judt. Más allá del paso del marxismo a la socialdemocracia, ¿cuáles son las implicaciones de este giro?

>>> Seguir Leyendo... >>>

A los historiadores más respetados se les conoce no sólo por sus investigaciones, también por sus ideas y reflexiones expresadas en una abundante y rica producción. Los lectores que se interesan por este tipo de historiadores, además de alcanzar una sólida formación, jamás aceptan la impostura y se niegan a vivir en la mentira. Para una inmensa mayoría de ellos, Eric Hobsbawm es un referente indiscutible como expresión de una conciencia crítica sobre el pasado y es fácil entender sus libros, en especial la trilogía la era de la revolución, la era del capital y la era del imperio, como una serie de reivindicaciones sobre la necesidad de "criticar todo abuso que se haga de la historia desde una perspectiva político-ideológica". Esa misma sensación se ha comenzado a tener en los últimos años con Tony Judt, un brillante escritor que al final de una azarosa vida confesó: "la historia como disciplina narrativa sólida volverá, ya que es difícil imaginar una sociedad que pueda pasar sin una narrativa coherente y consensuada de su pasado. De modo que es responsabilidad nuestra producir esta narrativa, justificarla y luego enseñarla".

Hobsbawm y Judt representan dos maneras distintas de abordar el estudio de la historia aunque coinciden en reconocer los derechos del lector necesarios para sostener una sociedad moderna y abierta a que se le explique qué ocurrió, cuándo y dónde ocurrió, y con qué consecuencias; coinciden igualmente en hacer una historia directa, comprensible, bien escrita, puesto que, piensan al unísono, "un libro de historia mal escrito es un mal libro de historia". Estamos ante dos reputados historiadores judíos de diferente generación, uno nació en junio de 1917, otro en enero de 1948, interesados por el sentido del siglo XX, uno para desvelar el efecto de la revolución rusa en la conciencia social, otro para mostrar las líneas de pensamiento que entraron en colisión con el comunismo; dos historiadores, un mismo compromiso con los ideales de la izquierda y dos maneras de vivenciarlo, uno permaneciendo fiel a sus lealtades políticas pese a las deficiencias mostradas en la práctica, Budapest en 1956, Praga en 1968 o Berlín en 1989, otro convirtiendo sus decepciones vitales (en especial el sionismo al que apoyó en un principio desde su emotiva adscripción al movimiento kibutz) en razones para apuntalar la creencia en la socialdemocracia como la mejor vía para frenar los mecanismos de erosión de la sociedad creados por la política del miedo.

Hacia 1970, cuando Hobsbawm era un reputado profesor, Judt comenzaba su tarea tras haber sido un estudiante aventajado en la Universidad de Cambridge y en la École Normale Supérieure de París. Los trabajos del primero sobre la crisis del siglo XVII y los rebeldes primitivos formaban entonces un armazón conceptual que atrapó a medio mundo intelectual y al otro medio lo dejó lleno de interrogantes sobre el compromiso de los intelectuales, mientras que convirtió a su autor en un verdadero insider en el mundo académico británico, recibiendo los más altos reconocimientos institucionales, sin renunciar en ningún momento a su condición de comunista de partido, como deja claro en Sobre la historia ("¿Qué deben los historiadores a Marx?"); pero también en un hombre sensible que compensó su trabajo académico escuchando jazz, al que dedicó sabrosos comentarios críticos en el New Statesman, (hoy reunidos en Gente poco corriente), o interesándose por el arte y la cultura de la sociedad burguesa, origen de Un tiempo de rupturas. En este libro, publicado tras su muerte, Hobsbawm fija la narrativa capaz de explicar "una era de la historia que ha perdido el norte y que, en los primeros años del nuevo milenio, mira hacia delante sin guía ni mapa, hacia un futuro irreconocible, con más perplejidad e inquietud de lo que yo recuerdo en mi larga vida". Con su queja sobre "la actual inundación creativa que anega el globo con imágenes, sonidos y palabras, que casi con toda certeza será incontrolable tanto en el espacio como en el ciberespacio", con su convicción de que "el gran arte sigue siendo eurocéntrico, como el champagne, incluso en un mundo globalizado", con la referencia habitual de Marx, ("pocas páginas son más conocidas hoy en día que la profética descripción que Karl Marx hizo de las consecuencias sociales y económicas de la industrialización capitalista occidental"), Hobsbawm se despoja de sus ideales, sentimientos e impresiones que le habían acompañado desde que era estudiante en Viena y Berlín en los años veinte, sin abandonar no obstante su convicción de que el único futuro "no extraño" pasa por asumir la doctrina marxista.

Cuesta imaginar a Judt en esa encrucijada, o en cualquier encrucijada que dependa de un diagnóstico marxista. Sólo un joven rebelde como él es capaz de afrontar el estudio del pasado lejos de los argumentos fomentados por Hobsbawm; también cuesta imaginar a un historiador más capaz que él para desenredar el gigantesco ovillo teórico construido por la historiografía marxista en la segunda mitad el siglo XX. "Un intelectual del pasado -confesó en cierta ocasión- que no esté interesado en primera instancia en captar correctamente la historia puede tener muchas virtudes, pero la de historiador no se cuenta entre ellas". Para Judt, el estudio debe partir de un análisis severo de las fuentes antes de emitir un juicio sobre ellas, aunque ese juicio se asiente en la autoridad de Marx. Su sensibilidad, sus sensaciones, sus recuerdos y su manera de expresarlo todo responden a esa postura inicial. Con ella investigó la historia de las ideas francesas fraguada en la Resistencia, hecho clave en la conducta intelectual parisina desde 1944 en adelante. Eso le permitió afrontar su libro más original, según creo, Pasado imperfecto, el que le convirtió en un hombre público, donde personajes secundarios sirven para recrear la atmósfera intelectual de la época que resquebrajó no sólo la unidad del comunismo, sino su propia legitimidad. Escribir desde los márgenes sin atenerse a las convicciones teóricas que durante las décadas 1979 y 1980 marcaron el rumbo de Hobsbawm, determina la manera de hacer historia de Judt y por lo mismo su compromiso con la sociedad: "En realidad, yo no creo que desatender el pasado sea nuestro mayor riesgo; el error característico del presente es citarlo desde la ignorancia".

La vida y el trabajo de Hobsbawm y Judt corrieron durante bastantes años en paralelo: hay algo de plutarquiano en sus vidas, algo que afecta a la naturaleza de los dos grandes libros que a la postre les darán celebridad mundial: Historia del siglo XX (The age of extremes), una lectura crítica de por qué se malogró el proyecto de una revolución mundial auspiciada por las ideas marxistas; y Posguerra, donde se asumen como parte de la narrativa reflexiones, posturas políticas, incluso vivencias familiares, como que el nacimiento del mundo de la posguerra obligó a la destrucción de las comunidades judías en Polonia, Moldavia, Galitzia, Bocovia y otros lugares, una destrucción analizada hoy bajo el epígrafe de holocausto: son las comunidades originarias de la familia de Judt, en algunos casos sufriendo el destino de su pueblo, como fue el caso de la tía a la que él debe su nombre, la tía Toni, conducida de Holanda a Auschwitz donde fue asesinada en las cámaras de gas. Y es que, para Judt, el historiador es algo más que un teórico social, algo más que un intérprete de unos textos canónicos que explican el siglo XX como los efectos de la acumulación del capital. Tan orgulloso con su interpretación, se negó a rendirse: la prueba está en El refugio de la memoria, un libro donde pone en orden sus pensamientos mientras luchaba contra la enfermedad de Lou Gehrig, una variante de esclerosis lateral amiotrófica, que le obligó a dictar el texto, pues la mente era la única parte del cuerpo activa.

La diferencia entre Hobsbawm y Judt se percibe mejor si logramos entender las confesiones que Judt aceptó realizar ante Timothy Snyder y que dieron lugar a Pensar el siglo XX. En este libro habla con amabilidad de Hobsbawm, sobre todo de su casual encuentro en Atlanta, consciente de la distancia entre ellos y el poco eco que tuvieron sus trabajos en el maestro. No le importó ese silencio, que algunos considerarían desdén, en parte porque su postura crítica sobre la historiografía expuesta en Sobre el olvidado siglo XX es una invitación a ser sujeto de una actitud parecida. En su palacio de la memoria, para utilizar el concepto de Jonathan Spence, Judt reconoce su adscripción a la izquierda, aunque cuesta encajar eso con alguien que se confiesa un elitista y al que según sus propias palabras "sus colegas consideran un dinosaurio reaccionario". Es comprensible que piensen así, dijo, ya que "enseño el legado textual de unos europeos hace tiempo desaparecidos; no soy muy tolerante con la propia expresión como sustitutivo de la claridad; contemplo el esfuerzo como una pobre alternativa del logro; trato mi disciplina como dependiente en primera instancia de los hechos, no de la teoría; y veo con escepticismo mucho de lo que hoy pasa por ser erudición histórica".

Allí donde Judt ve el individuo como el principio de la libertad occidental, Hobsbawm veía precisamente lo mismo, pero no le gustaba, ya que su gusto personal se inclinaba por la lucha de clases como el motor de la historia. Motivo por el cual para escribir la historia del siglo XX debió superar la nostalgia de un hecho que no pudo ser (el triunfo del comunismo). Para Judt, por el contrario, sólo es posible escribir la historia de ese siglo superando la melancolía ante un hecho que no se acaba de entender del todo: ¿por qué tuvo que desaparecer el mundo del ayer, por decirlo como otro judío relevante, Stefan Zweig, para que pudiera unirse Europa? Mientras Hobsbawm pone fin a su estudio del siglo XX con un desalentador dilema, "fracasaremos si intentamos construir el tercer milenio prolongando el pasado o el presente", Judt se reinventó estudiando checo para entender mejor lo que estaba sucediendo en la Europa Oriental a finales de los años ochenta, lo que le alejó por completo de la ideología comunista que había minimizado su responsabilidad en el atraso y la falta de libertad en los países gobernados en su nombre. Esta actitud le acercó a lo que los franceses llaman moralistes; es decir, escritores en la línea de Camus, Aron o Blum (a los que estudia en El peso de la responsabilidad) con un compromiso cívico explícito que aspiran a ser universalistas coherentes, aunque eso signifique cuestionar algunos dogmas que habían inspirado a la izquierda durante todo el siglo XX. Para Judt está claro que "algo va mal" cuando no se tiene conciencia de que "la democracia puede sucumbir ante una versión corrupta de sí misma, mucho más que a los encantos del totalitarismo, el autoritarismo o la oligarquía". Por su parte, para Hobsbawm, esa realidad es visible, aunque la interpreta en la línea de que en el futuro que viene "no hay porvenir", sólo un simulacro organizado por el poder industrial capitalista.

El mundo del mañana ha comenzado sin resolver los motivos que dieron lugar a la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Hobsbawm añora la lucidez de la postura de la izquierda, internacionalista, obrerista, al servicio de las masas trabajadoras, que se atenía a una moral estricta, sin fisuras, donde no cabía la corrupción dentro de ese universo revolucionario, Judt, advierte que existen fuerzas ocultas que están evitando la enseñanza de la historia como lo que realmente debe ser, una narración coherente del pasado, para dar paso a diversiones bien financiadas que conducen al menoscabo de la conciencia crítica del ciudadano y al dominio exacerbado de los sentimientos que no hace mucho condujeron al estallido de dos guerras mundiales. Ambos coinciden en reconocer que la historia tiene en sus manos descubrir esa amenaza, e insisten que en sus libros se encuentran las herramientas para vencerla. Un magnífico legado.

Publicado en el suplemento Cultura|s, del dairio La vanguardia, el miércoles 5 de febrero de 2014.


80 años de elecciones presidenciales en el Perú

Una investigación (y publicación disponible para todos) digna de encomio. Ahora, toca a los investigadores sacar provecho a esta información.



Saber recordar y olvidar a partir de La Haya

La Generación del Centenario se alimentó de las ideas, conocimientos y sentimientos de la generación del novecientos. Don Jorge Basadre fue la figura emblemática de esta generación por haber nacido en Tacna en 1903, en pleno cautiverio.

Por Manuel Burga
Historiador y docente universitario

Pensé mucho, ese lunes 27 de enero, mientras el juez Peter Tomka leía el largo fallo de la Corte de La Haya, en mis maestros de la Generación del 50 que nos transmitieron en sus lecciones de historia no solo conocimientos, sino también afectos, subjetividades, que ellos mismos aprendieron de sus maestros de la Generación del Centenario, de Jorge Basadre, Raúl Porras Barrenechea, por ejemplo.

El tema de la Guerra del Pacífico para ellos era el evento fundador del Perú contemporáneo, específicamente el dramático período llamado la Reconstrucción Nacional (1883-1890). Ambas generaciones se preguntaron por qué perdimos la Guerra del Pacífico de manera tan rotunda y dramática. Sus respuestas fueron polémicas.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La Generación del Centenario se alimentó de las ideas, conocimientos y sentimientos de la Generación del Novecientos. Don Jorge Basadre fue la figura emblemática de esta generación por haber nacido en Tacna en 1903, en pleno cautiverio, donde vivió hasta 1912, para luego trasladarse a Lima, donde vivió de lejos el Tratado de 1929, por el cual Chile se quedó con Arica y devolvió Tacna a los peruanos. El historiador chileno Sergio Villalobos, en su conocido libro Chile y su historia, llama a este período la época de la expansión, que terminó con la anexión de importantes territorios: Arica, Tarapacá y Antofagasta.

La derrota y los territorios perdidos, así como la Conquista del siglo XVI, fueron los eventos fundacionales para estas generaciones que amaban al Perú de una manera muy particular. Se preguntaban constantemente por las razones de la derrota y señalaban responsabilidades. Pedro Dávalos y Lissón, una suerte de francotirador de la época, celebra el Primer Centenario de la República con su voluminoso libro La primera centuria. Causas geográficas, políticas y económicas que han detenido el progreso moral y material del Perú en el primer siglo de su vida independiente, un subtítulo que no deja nada a la imaginación. En estos años del Primer Centenario, muchos coincidían en señalar al desánimo, el pesimismo y la desorientación como las razones del extravío de la República.

Recuerdo en 2004 cuando, como rector de San Marcos, alenté un acuerdo con el ministro de Educación chileno Sergio Bitar, para invitar a historiadores peruanos y chilenos a replantear nuestras historias en un esfuerzo compartido. Bitar vino a Lima a la presentación del proyecto en la Capilla Loreto de la Casona del Parque Universitario, pero de Torre Tagle me llamaron para decirme que nuestro ministro de Educación no asistiría a esta ceremonia. Me recomendaron, más bien, promover la historia de los desencuentros entre el Perú y Chile.

No me sorprendió, para nada, que predominará el espíritu de Raúl Porras en Torre Tagle, quien se preocupó de estudiar la historia de nuestras fronteras. Existía aún ese irredentismo del cual hablan los chilenos para acusarnos de soñar demasiado con devoluciones territoriales. Irredentismo que no es revanchismo, sino simplemente lo que dice el diccionario de la lengua española: actitudes colectivas que propugnan la anexión de un territorio irredento, perdido. Sueños que producían la angustia de Torre Tagle.

Ahora todo es diferente, acorde con nuestros tiempos, tanto que José Antonio García Belaunde se muestra, en una memoria breve del proceso de La Haya, como una suerte de héroe discreto de esta epopeya jurídica. Chile, por la presión de su pueblo, se aferra a conservar aún los territorios conquistados y sienten este fallo como una suerte de pequeña derrota. Escuché en la TV a un ciudadano chileno encuestado en la calle decir, por encima de convencionalismos de la hipocresía de la política, que había que devolver algo de lo que se ganó en una guerra.

Ingresamos afortunadamente a una situación nueva. Las generaciones del Novecientos, del Centenario y de los años 50 ya cumplieron su papel de recodar la tragedia y construir la patria a partir del sentimiento de derrota. Ahora son tiempos nuevos. El político e historiador francés Ernst Renán, en un discurso pronunciado recordando la derrota de 1870, decía que la historia está construida de recuerdos y olvidos. Una nación es nación en tanto sabe recordar y olvidar en función de su presente y de su futuro. Ambos países, si queremos un futuro compartido, tenemos que actuar tal como recomendaba Renán.

Publicado en el diario El Peruano (8/02/2014)



Cecilia Méndez: "La imagen del Bicentenario es limeñocéntrica y conservadora"

Nosotros también tuvimos ocasión de entrevistar a Cecilia Méndez con motivo del lanzamiento de "Narra la Independencia...". Lo que nos dijo aquella vez sirvió entonces, y sirve ahora, para remarcar la importancia de este concurso y la fecha que pretende conmemorar.



"Narra la Independencia desde tu pueblo, tu distrito o tu ciudad"... ¡El plazo vence el 15 de marzo!

El concurso de ensayos de Historia "Narra la Independencia desde tu pueblo, tu distrito o tu ciudad" entra a su recta final. A poco más de un mes de vencer el plazo de recepción de trabajos (15 de marzo), los organizadores afinan sus estrategias para que la difusión del concurso y las bases del mismo tengan la acogida en el resto del país que han tenido en Cusco, Arequipa y Ayacucho. En el siguiente vídeo, Cecilia Méndez, una de las cuatro personas responsables de esta feliz iniciativa, conversa con Javier Torres para el portal de La Mula. La entrevista corresponde a agosto del 2013, fecha en que se lanzó el concurso.



>>> Seguir Leyendo... >>>


El irredentismo peruano

Por Antonio Zapata
Historiador

En Chile emplean el término “irredentismo” –que nadie entiende bien por aquí– nada menos que para referirse a nosotros. Este concepto ha sido usado extensamente los últimos días, posteriores al fallo de La Haya, para fundamentar la reacción de los halcones chilenos contra la sentencia. Entre otros, ha sido la base del razonamiento del ex presidente de Chile Eduardo Frei Ruiz-Tagle, a propósito del Perú.

Irredentismo traducido al peruano es “revanchismo”. Según este extendido parecer en tierras mapochinas, nosotros habríamos quedado resentidos por la Guerra del Pacífico y estaríamos siempre complotando contra Chile. Nuestro gen nacional nos empujaría a cobrarnos una eterna revancha, haciéndoles la vida imposible.

Además, dado que somos irredentistas, no le convendría a Chile llevarse bien con nosotros. Como somos una nación de amargados, si nos tienden la mano será para que la mordamos. Así, los halcones de Chile piensan que es imposible una buena vecindad y que deben vivir defendiéndose de nuestras maquinaciones.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Esta visión está muy extendida. Obviamente no todos piensan de ese modo, pero esa manera de enfocar las cosas proviene de la tradición. Ella se formó durante la larga etapa de lucha por el plebiscito en Tacna y Arica; constituye la otra cara de la medalla de la visión de Chile como un país que no cumple los tratados internacionales, que es muy extendida en el Perú.

Ambas naciones pugnaron durante casi cinco décadas por Tacna y Arica. En ese período, acá se hizo fuerte la idea de que ellos son intrínsecamente abusivos. Mientras que allá nos vieron como eternamente quejosos y ansiosos por recuperar lo que podamos. La pugna por las provincias cautivas generó una imagen negativa del otro a cada lado de la frontera.

En realidad, estas imágenes fueron solo parcialmente ciertas y, además, corresponden al pasado. Se quedaron ancladas en la época de la amarga disputa por el plebiscito. Por ello, sorprende sobremanera que el ex presidente Frei participe en forma tan entusiasta de esta visión.

Llama la atención porque su padre también fue presidente de Chile en los años sesenta. Durante el período de Frei Montalva, Chile y Perú vivieron una buena época. En ese momento se creó el Pacto Andino y El Consejo del Cobre, ambas iniciativas intergubernamentales que contaron con el concurso de ambos países.

Además, fuimos juntos a las conferencias de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar. En estos foros coordinamos con Ecuador y ganamos a Latinoamérica, para terminar convenciendo al mundo de la tesis de las 200 millas. Fue un largo recorrido conjunto entre Chile y Perú que caracterizó varias décadas.

En contraste, los vínculos actuales pertenecen a las sociedades civiles; se trata de empresarios, migrantes y turistas. Pero, en los sesenta hubo estrecha coordinación entre los Estados. Por ello, es falsa la imagen del irredentismo que usa Frei. Olvida a su propio padre.

Si fuera cierto que somos revanchistas entonces siempre nos habríamos llevado mal, pero no es cierto. Hubo algunas temporadas mejores, como por ejemplo la mencionada entre los treinta y los sesenta.

Así, incluso después de la Guerra del Pacífico, la relación entre Chile y Perú ha atravesado por diferentes etapas y no siempre ha sido conflictiva. Ahora, después de la sentencia ha terminado una época, al desaparecer los motivos para los conflictos por soberanía.

La Haya nos ha colocado en pie de igualdad. Los acuerdos y diferencias del futuro dependerán de los intereses de cada país y de la claridad de sus dirigentes para plantearlos. Pero, ha desaparecido el conflicto esencial por dominio territorial de los Estados. En tanto ello, nos toca superar y mirar el futuro como Ecuador y Perú, que se reconciliaron en 1998 desvaneciendo imágenes también amargas que cada país había formado del otro.

Si Chile acata y nosotros pasamos la página, entonces desaparecerán a la vez dos fantasmas negativos: el que no cumple y el revanchista. Aunque, nunca se sabe.

Publicado en el diario La República (5/2/2014)


Becas de Investigación Richard E. Greenleaf

Fundada en 1924, la Biblioteca Latinoamericana de Tulane es uno de los acervos documentales más completos de su tipo, en todo lo referente a las humanidades y ciencias sociales. Comprende más de 460,000 volúmenes e incluye, además, documentos originales desde la colonia hasta el presente, además de libros raros que alcanzan la cifra de 13,500 volúmenes y colecciones de manuscritos, un archivo de imágenes visuales y grabados maya. Los fondos antiguos de la Biblioteca Latinoamericana contienen periódicos históricos, mapas, panfletos impresos y otras colecciones de carácter efímero, y otras colecciones importantes de varios países de la región. Este magnífico repositorio acaba de convocar el concurso para becas de investigación Richard E. Greenleaf para el periodo 2014-2015. El propósito de las becas Greenleaf es ofrecer a investigadores que residen permanentemente en cualquier país de Latinoamérica o del Caribe una beca a corto plazo para utilizar los recursos de la Biblioteca para adelantar un proyecto de investigación en los campos de las humanidades o las ciencias sociales. Haciendo click en el enlace podrán obtener mayor información sobre la beca.



La revolución de 1814 y el Bicentenario

El plazo para la entrega de trabajos para el concurso Narra la Independencia desde tu pueblo vence el próximo mes, así que hay que ir apurando las cosas y tomando nota de ello. En un post en su muro de Facebook (que recomiendo leer por completo), la historiadora Cecilia Méndez nos lo recuerda con un aporte que realmente agradecemos todos. Las bases del concurso las pueden consultar aquí y en este otro hay una entrevista que le hice hace unos meses cuando lanzaron el concurso. No se la pierdan.



Curso de actualización docente en el Instituto Riva Agüero

Todavía están a tiempo de inscribirse en el Curso de Actualización para Profesores de Historia 2014 que, como todos los años, organiza el Instituto Riva Agüero de la Pontificia Universidad Católica del Perú y que empieza el día de hoy. Este año la temática girará en torno a "Independencia, rebelión y revolución en el Perú. A propósito del Bicentenario de la Rebelión del Cusco (1814-2014)". El curso tiene como finalidad ofrecer información sobre las recientes investigaciones y debates en torno a las rebeliones y los movimientos sociales en el Perú, durante los siglos XVI-XX. El estudio de esos temas, propios de la historia política y social, va a permitir a los inscritos reflexionar la Independencia del Perú y otros movimientos sociales y políticos, y su conexión con retos del país actual, como la consolidación de la democracia y las demandas de ciudadanías inclusivas. Se incorporarán también propuestas metodológicas para la formulación de planes de clases, de acuerdo a las nuevas tecnologías. De esa manera, este curso espera contribuir al desarrollo de capacidades y competencias en la enseñanza de la historia peruana; y, así, elevar la calidad en la docencia de la historia.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Las clases van del 3 al 14 de febrero del 2014, en el horario de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 1:00 p.m. El costo del curso es de 100 nuevos soles. Los pagos son en efectivo o con tarjetas de crédito o débito VISA y MASTERCARD en el local del Instituto. Pueden consultar la relación de ponentes y temas, aquí. Mayores informes en los teléfonos 6266601- 6266602-6266610-6266618, o escribiendo a los siguientes e-mails: ira@pucp.edu.pe o dira@pucp.edu.pe.


Pensamiento García: 30 frases de antología del autor de “Morro del sol, enero 13”

Ayer, durante la jornada en la que todo el país estuvo expectante del capítulo final en nuestro diferendo limítrofe con Chile, una vez más el ex presidente Alan García hizo gala y demostración de eso ego colosal que lo domina y que marca la pauta en todo lo que dice y hace para desdicha de este país. Su actuación durante estos días, en que los peruanos estábamos atentos a lo que decidiera el tribunal de La Haya, fue poco menos que lamentable; como lamentable es también todo lo que uno recuerda o lee de su trayectoria política. Hoy, en que todos le rinden pleitesía, tiene a los principales medios de comunicación como sus aliados y se da el gusto de faltar a su palabra y a los acuerdos de caballeros a los que se compromete en privado (como el de salir presuroso a declarar antes que el presidente de la república lo hiciera una vez que se conociera el fallo), resulta poco menos que oportuno recordar esa sinuosa historia política en treinta de sus frases que no dejan la menor duda de que el potencial candidato de la derecha peruana necesitará más que el diario más antiguo de este país y una poderosa cadena de radios para hacernos olvidar estas perlas que su florido verbo nos ha legado. No en balde un viejo refrán dice: “Palabra y piedra suelta no tienen vuelta”. ¿Verdad, amigos?

>>> Seguir Leyendo... >>>

1. “El APRA es un partido marxista latinoamericano, de auténtica izquierda”
7 de enero de 1984, siendo diputado y candidato a la presidencia.

2. "Se respetarán los depósitos del público”
23 de noviembre de 1984, durante el CADE Electoral.

3. “Ratifico lo que dije durante la campaña presidencial […] defenderemos el ahorro interno y garantizamos a los que tienen sus ahorros en dólares”
Julio de 1985, semanas antes de asumir como presidente electo.

4. “Se congelan los certificados de depósitos en dólares”
28 de Julio de 1985. Primer discurso presidencial. Al día siguiente de asumir la presidencia, se decretó un ‘feriado bancario’ y se suspende por noventa días el retiro en moneda extranjera de las cuentas de depósitos y los intereses en moneda extranjera. En octubre, ampliará la medida a seis meses.

5. “Sendero Luminoso despliega una ideología fanática y totalitaria basada en el fundamentalismo”
28 de marzo de 1985, entonces candidato presidencial.

6. "Sendero Luminoso tiene militantes activos, entregados, sacrificados […] el senderista tiene lo que nosotros no tenemos: mística y entrega. Es gente que merece mi respeto y admiración porque son, quiérase o no, militantes”
Discurso a los jóvenes militantes de su partido (la JAP) en un congreso partidario en Ayacucho, 1986.

7. "Este crimen [el de la matanza de los penales] no quedará impune […] O se van ellos o me voy yo”
27 de junio de 1986. Mensaje a la nación luego de conocerse que, durante el develamiento del motín en los penales en junio de 1986, las fuerzas del orden fusilaron a más de 300 reos rendidos en el penal de Lurigancho. Por supuesto, ni se fueron ellos ni se fue él.

8. “El estatismo es la enfermedad del izquierdismo”
16 de julio de 1986. Ver la siguiente frase.

9. “El Gobierno ha dispuesto la inmediata intervención por el Estado de todas las instituciones bancarias, financieras y de seguros”
28 de julio de 1987. Durante su Mensaje a la nación.

10. “Hay que ser ingenuos para creer en los políticos”
Agosto de 1987. Entrevista al diario El País, de España.

11. “La emisión de 500 mil millones de intis será de mucha utilidad, pues servirá para cerrar la brecha fiscal de los próximos meses y reimpulsar la reactivación económica”
21 de julio de 1989. Alan García justificando la puesta en marcha, otra vez, de la ‘maquinita’. Cuando finalizó su gobierno, en julio de 1990, la inflación acumulada de sus cinco años de gestión alcanzó la astronómica cifra de 2'178,482 %.

12. “Mi decisión y mi planteamiento es no volver a ser presidente […] No pienso ni quiero volver a ser candidato nunca”
23 de noviembre de 1989. Volvió a postular en el 2001, el 2006 y hace unos días lanzó su candidatura acompañado del ex alcalde del Callao Alex Kouri.

13. "El que no la debe no la teme”
Cuando el Congreso lo investigó por supuesto enriquecimiento ilícito en 1990, soltó esta frase. Tras el golpe del 5 de abril de 1992, se asilo en Colombia y luego en Francia, donde esperó tranquilamente la prescripción de los delitos de los que se le acusaba para regresar al país y postular nuevamente a la presidencia en el 2001.

14. "Hemos cometido errores de juventud”
Cuando regresó al país y postuló a la presidencia en el 2001, respondió a los críticos de su primer gobierno con esta frase.

15. "La opinión pública lo superará, aunque mis adversarios lo reproduzcan”
Luego de propinarle una patada a Jesús Lora, un joven con problemas siquiátricos que cometió la imprudencia interponerse entre Alan García y las cámaras de televisión durante una marcha en el 2004 que encabezaba el líder aprista, respondió esto cuando un periodista le preguntó si le molestaba que todos le recordaran su brutal comportamiento.

16. "Esos son los fracasados, los derrotados y los tristes"
5 de noviembre de 2006. Alan García lanzó esta ácida frase a sus críticos luego de que sus primeros cien días al frente del gobierno no mostraran ningún cambio.

17. “En Palacio gastaron S/.340 millones. Eso a mí me parece un crimen”
31 de diciembre de 2006. Totalmente amnésico de su primer gobierno, Alan García criticó los gastos realizados en Palacio de Gobierno durante el Gobierno de Alejandro Toledo. Se olvidó que durante su primer gobierno el Banco Agrario prestó 2,576 millones de dólares de los que apenas recuperó 130 millones; las empresas públicas perdieron más de 1,700 millones de dólares y el índice de pobreza se triplicó pasando del 16% al 45%.

18. "Acaba de llegar otra sentencia que nos obliga a pagar a los deudos de otro terrorista US$ 200 mil"
14 de febrero de 2007. Bastante desinformado, el entonces presidente Alan García se refirió en estos términos al agricultor Bernabé Baldeón, asesinado en 1990 por las fuerzas del orden y cuyo caso fue visto en la CIDH en el 2006.

19. “Tienen todo el derecho y el APRA respalda el reclamo de los maestros. Está [huelga] está absolutamente justificada”
10 de mayo de 2003. Alan García apoyando la huelga decretada por el SUTEP durante el gobierno de Alejandro Toledo.

20. “Los niños son un valor nacional y la educación es un servicio público esencial que no puede cortarse con el cuento de la huelga que tanto daño nos ha hecho en los últimos 40 años”
20 de febrero de 2007. Alan García criticado duramente la huelga decretada por el SUTEP durante su segundo gobierno. Durante la huelga del 2003 que él calificó de justa, se perdieron dos meses de clases.

21. “Confío en la opinión pública, en la prensa, escrita, radial y televisiva, en la sociedad civil organizada, para que me ayude a detectar los casos de corrupción y los errores o intereses políticos, nada encubriré ni a nadie auxiliaré”
28 de julio de 2006. Ver la siguiente frase.

22. “[La labor de Hernán Garrido Lecca] vale más que esos gazapos, dislates y patinaditas que se puedan dar”
15 de febrero de 2007. Alan García tratando de restar importancia a la denuncia contra su ministro de Vivienda, acusado de comprar contenidos periodísticos en medios afines al montesinismo.

23. "No me interesa tener bienes materiales, sino pasar a la historia"
20 de setiembre de 2013. En enero del mismo año, García reveló que había adquirido una casa por 800 mil dólares, gracias a sus ingresos como conferenciante internacional y las regalías por las ventas de sus libros. La cuestión es: ¿Cuánto valdría su casa si sí le interesaran los bienes materiales?

24. "Nosotros tuvimos un presidente llamado Nicolás de Piérola, que realizó un primer gobierno desastroso justo en medio de una terrible guerra con Chile, y debió huir del país. Pero 20 años después regresó y encabezó el que se ha reconocido como uno de los mejores gobiernos de nuestra historia. Espero que el de Alan García sea recordado como el segundo gobierno de Piérola"
11 de junio 2006. Declaraciones de Alan García al diario estadounidense “The Washington Post”. Respecto a Piérola, Alfonso Quiroz le dedica un capítulo en su libro “Historia de la corrupción en el Perú” que Alan García, que presume de saber mucho de historia, debería leer.

25. “Los periodistas son aves de mal agüero que solo presentan lo malo”
23 de octubre del 2007. El presidente atribuyendo a los medios de comunicación el creciente malestar de la población con su gobierno y la inseguridad ciudadana.

26. “Sr. Humala: los medios no son culpables de su fracaso. Es la inseguridad y la ineficacia de su gobierno que detienen al país”
5 de enero de 2014. Alan García en su cuenta de Twitter, criticando las declaraciones de Ollanta Humala sobre la concentración de medios.

27. “En el Perú el presidente tiene un poder: no puede hacer presidente al que él quisiera pero sí puede evitar que sea presidente quien él no quiere. Yo lo he demostrado”
24 de marzo del 2009. Como todos recuerdan, durante las elecciones de 1990 Alan García puso todo el aparato estatal al servicio del candidato Alberto Fujimori (incluso en desmedro del candidato de su partido, Luis Alva Castro), para impedir el triunfo de Mario Vargas Llosa, quien criticó acremente su gestión y se enfrentó a la estatización de la banca.

28. “Ya está bueno. Estas personas no tienen corona, no son ciudadanos de primera clase. 400 mil nativos no pueden decirnos a 28 millones de peruanos: tú no tienes derecho de venir por aquí”
5 de junio del 2009. Declaraciones de Alan García tras el ‘Baguazo’, que se saldó con la muerte de 33 personas. Como se recuerda, el conflicto se originó como consecuencia de unos decretos legislativos que pretendían incluir cambios en el manejo de tierras de las comunidades shipibas sin consultárselos.

29. “Cuántas veces en el curso de una vuelta por los canales de TV cable, que pueden ser ochenta u otras señales, ve usted la historia de un narcotraficante, su triunfo, su fortaleza. Y si eso lo asocia a los dibujos animados en donde todos se transforman, ¿por qué se transforman? Por las drogas. Es implícito que el transformer es un drogado. ¿No se dieron cuenta?”
8 de octubre del 2010. Sin comentarios (porque a mí sí me gustan los Transformers).

30. “No seas cojudo, hombre, la plata llega sola”
6 de diciembre del 2010. El periodista Jaime Bayly contó, en su columna del diario Perú 21, que en el transcurso de una cena con el entonces presidente Alan García, este le soltó la frase cuando Bayly le dijo que con el sueldo de presidente él no podría mantener a su familia.


Amos y siervos en El Comercio, reloaded

Hace unos días me llamó un amigo, que al igual que yo trabajó más de una década en el Diario El Comercio, para conversar conmigo y contarme algunas novedades de la institución donde trabaja (como saben, me dedico al periodismo cultural en mi tiempo libre). Además de los habituales temas de siempre, inevitablemente conversamos sobre los cambios, reacomodos y despidos que siguen dándose en la que fue nuestra casa editora y en donde dejamos buenos amigos. Cambios que parecen destinados más a acabar con el diario que a cimentarlo. Fue él el primero que me comentó sobre el método policíaco (que luego confirmé con varias personas que todavía trabajan ahí) que tiene el nuevo director de vigilar los contenidos de las secciones más sensibles del Decano, como son Política y Locales.

Un método que consiste en ir de redactor en redactor, escudriñar detrás de estos lo que escriben y empezar a sugerir cambios, desde el titular hasta el lado por donde deben ‘levantar’ la noticia. Por supuesto no faltará quien diga y afirme que es un director muy dedicado a su trabajo, pero viendo la importancia que le dan a algunos temas y la forma de titular otros (como ese lamentable y todo falto a la ética periodística que le dedicó en su primera plana a las declaraciones de Humala luego de la inauguración del Año Judicial), lo que me queda claro, a mí y a muchas personas, que más que el director de un diario de la importancia de El Comercio, el señor Fritz Dubois está ahí para hacer cumplir, como un mastín fiel y obcecado, la decisión de los señores accionistas de convertir el diario más antiguo del país en una publicación sosa, manipuladora y completamente inocuo. Un diario donde las fotitos sean más importantes que las ideas.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Tampoco no faltarán quienes afirmen, con el señor Fritz Dubois a la cabeza, que los dueños están en todo su derecho de hacer lo que quieren con su diario y ponerlo al servicio del candidato que más les convenga o plazca, aunque eso signifique defender la libertad de expresión a seis columnas y motejar de velasquistas a todo el mundo por un lado, y por otro apoyar la candidatura de quienes ayer compraron, en contante y sonante, las líneas editoriales –conciencias, para decirlo en buen cristiano- de los directores y propietarios de medios de comunicación. O servir de sucursal de prensa de quien presume no temer nada, pero que recurre a la prescripción para eludir la justicia o a amparos para torcerle el brazo cuando esta se le acerca. Y tal vez tengan razón, pero como ellos mismos se autoproclaman una institución nacional y decano de la prensa de este país, nos dan tela para cortar a todos y razones para meter nuestra cuchara.

Así, lo primero que hay que reclamarle a El Comercio es un poco de consecuencia, sobre todo si después de tanto vociferar su secular brega por los intereses nacionales y los derechos de sus lectores, maltrata a sus propios periodistas como en los viejos tiempos de nuestra más rancia oligarquía, tiempos que creíamos habían pasado a mejor vida. Quien haya leído “Amos y siervos en El Comercio”, del periodista José Pardo Castro, encontrará que todo lo que se lee ahí es, hoy por hoy, historia cotidiana en los pasillos de su casi centenario local. El trato que estos vástagos de nuestros viejos oligarcas les dispensan a mis ex compañeros de trabajo es casi el mismo que les daban a sus empleadas de servicio en sus mejores épocas. Literalmente. Y para terminar de dibujar la comparación, los botan a la calle con las mismas excusas y palabras vagas conque botan a la nana que dejó caer al piso o ensuciar su traje nuevo al nene de la casa. Como dije, literalmente tal como contaba Pardo Castro hace más de cincuenta años. ¿La razón? Pues, aunque parezca paradójico, una sola: Hacer bien su trabajo.

El jueves por la mañana fue despedido de la manera más burda e incomprensible el editor de la sección Mundo, el periodista Jaime Cordero. Las explicaciones y ‘las razones de fuerza’ que esgrimió el director para justificar su despido son dignas de figurar en una Historia Universal del desparpajo o, mejor aún, de los absurdos periodísticos. Según Dubois, el diario piensa fusionar las secciones Política, Mundo y Ciencia en una sola ‘megasección’ (sic) y para lo cual están pensando contratar un nuevo ‘megaeditor’ (recontra sic), por lo cual él, Cordero, un periodista sobrecalificado para los puestos disponibles en el diario, sale sobrando así que la solución más inteligente es prescindir de sus servicios. Casi lo mismo que me dijeron a mí que, a mis 48 años, no iba a “soportar el cambio tecnológico que iba a atravesar el diario”, así que también prescindieron de mis servicios.

¿Cuál fue el error que cometió Cordero para recibir semejante trato? Pues, como dije, uno solo: hacer bien su trabajo. El mismo que cometieron los editores anteriores y por el cual fueron expectorados: pretender hacer pensar a los lectores, ofrecerles un producto de calidad y con ideas. La prueba de ello es el suplemento de noticias y comentarios internacionales I que dirigió durante más de dos años y que hace apenas una semana fue reemplazado por un suplemento femenino donde el columnista estrella es Paulo Coelho (otra brillante idea de la nueva dirección).

A estas alturas hay que decir que Cordero (con quien, por cierto, siempre tuve mis desacuerdos y disputas por el tipo de periodismo que hacíamos en la sección y que, a la distancia de aquellos días, debo reconocer que él tenía razón porque lo que yo pretendía era hacer periodismo cultural en un suplemento de noticias internacionales), Cordero, les decía, es quien, de todos los que quedaban en el diario, era quien tenía la prosa más elegante y fina en la redacción. Todavía recuerdo, cuando era corresponsal en Lima del diario El País de España (lo cual dice mucho de sus cualidades periodísticas), en los días turbulentos de la segunda vuelta electoral del 2011, los retortijones de envidia que me causó la lectura de su despacho sobre la disputa entre Keiko y Humala por la presidencia. Una envidia y disputa que no me impidió tuitear su nota con la única frase que se me ocurrió: “Lo mejor que ha escrito @ovejanegra78 hasta ahora” (gesto que tuvo la elegancia de agradecer también con otro tuit).

Tal vez tan bueno y certero haya sido ese despacho y los otros que escribió por aquella memorable época que por eso ahora, resentimientos de ayer y temores de hoy, pidieron su cabeza. O, simplemente, una envidia de la mala (no como la mía), ese tipo de envidia que destilan los espíritus mediocres que no soportan a quien les hace sombra y que, para colmo de males, causa problemas al poseer las cualidades que deberían enorgullecer a cualquier periódico y periodista y que motivaron el despido de Jaime: independencia y buena prosa. O sea, por hacer un periodismo con ideas y bien escrito, algo proscrito en El Comercio por su nuevo director.

En qué irá a acabar todo esto, lo sabemos todos bastante bien. O en todo caso, lo veremos más clara y enfáticamente el 2016, cuando el mismo diario que ayer denunciaba los actos de corrupción del fujimorismo y del alanismo, sirva de caja de resonancia a los afanes electorales de estos. Mientras tanto solo queda esperar que el maltrato a más periodistas no siga siendo la tónica de la nueva administración del viejo diario de La Rifa. O habrá que organizar de una vez por todas el abundante material del que disponemos tantos de nosotros para escribir la continuación del libro de Pardo Castro. Tarea nada grata ni difícil.

Así que, si de algo sirve decirlo, desde aquí te expreso mi solidaridad, Jaime.

¡Un abrazo!


Hispania Nova, la primera revista de historia contemporánea online en nuestro idioma, se renueva

A propósito de revistas de historia, la veterana Hispania Nova, fundada en 1998 por Ángel Martínez de Velasco y Julio Aróstegui, la primera revista online de calidad en español, acaba de publicar su última edición (N° 12, 2014) completamente renovada y, como nos informan, adcrita ya a la serie de revistas académicas de la Universidad Carlos III, lo que asegura el nivel y los estándares de calidad de toda revista científica.

Este último número trae un dossier, dirigido por Jesús Martínez y Juan Andrés Blanco, en homenaje al profesor Julio Aróstegui, fallecido el año pasado. El dossier "Teorizar la Historia. Hacer historiografía" contiene artículos que analizan las diferentes líneas de investigación que distinguieron la carrera académica e historiográfica de Aróstegui.

Puede acceder a la nueva Hispania Nova desde su nuevo link o desde su URL directa.


"Lo primero que nos enseña la historia es a leer un periódico"

Nunca me canso de repetir, una y otra vez, esta frase que Pierre Vilar estampa en el prólogo de su "Iniciación al vocabulario del análisis histórico". La tuve muy presente en estos días, en que conocimos el fallo de la Corte de La haya en torno a nuestro diferendo marítimo con Chile. Las portadas del 'antes' y del 'después' son una excelente muestra del tipo de periodismo que hacemos por estos lares. Juzguen ustedes mismos.




>>> Seguir Leyendo... >>> Y ahora las del día después:




Nicanor Domínguez en "Cabildo Abierto"

Apenas si falta una docena de clicks para que esta publicación llegue a las mil lecturas en Facebook. Tan feliz estoy que el próximo post será un índice de las colaboraciones de Nicanor Domínguez en la revista "Cabildo Abierto". Hay verdaderas 'joyitas' en las páginas de esta revista que publica la Asociación SER.



"Ayer", disponible para su descarga la colección casi completa

Un acierto que la Asociación de Historia Contemporánea de España haya liberado el contenido casi completo de "Ayer", su excelente revista (apenas si faltan 15 de 92 números). En el mismo sitio, pueden descargarse también las actas de los XI congresos que ha organizado esta señera institución. Como dije, todo un acierto.



"Amaru" disponible completa en Internet

Más de dos mil personas han leído esta noticia en el Facebook del blog y 21 de ellas lo han compartido. Lo que comprueba la importancia de la revista dirigida por Wesphalen (la otra fue "Las Moradas") y la necesidad de seguir recuperando para las generaciones de hoy revistas que marcaron la historia cultural (y periodística) peruana.