San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

La historia de siempre: Archivo de García Márquez va a dar a una universidad estadounidense

Con todo el derecho que les asiste a los herederos de GGM de disponer como mejor les parezca del archivo personal del escritor, hay que lamentar, por un lado, que este excepcional patrimonio de la cultura colombiana (y latinoamericana) vaya a parar a una institución del extranjero y no se quede en Colombia, como debería ser. Y por otro, comprobar cómo materiales y objetos estrictamente culturales, patrimonio de una nación, son pasibles de ser comercializados al mejor postor como si se tratara de un utensilio de cocina o la bagatela del momento. Se podrá argumentar que si no fuera por esta inveterada costumbre de vender archivos y bibliotecas personales de intelectuales destacados a instituciones (generalmente universidades estadounidenses), que cuentan con ingentes recursos para ello, estos terminarían perdiéndose, estropeándose o, en el peor de los casos, víctimas del mercado negro de antigüedades y coleccionistas inescrupulosos. Y hay mucho de cierto en ello, salvo por un detalle (dos en realidad): que en este caso se trata de la Biblioteca Nacional de Colombia, una institución con una sólida reputación y un trabajo de conservación y difusión, al igual que el que cumple su Archivo General de la Nación, que ha merecido el reconocimiento de propios y extraños. Dicho de la manera más clara: de terminar el archivo de GGM en la BNC como debió ser es muy poco probable que este hubiera acabado en el mercado negro o en manos de coleccionistas folio a folio, libro a libro, como sucedería aquí, lastimosamente. (Si la memoria no me falla, creo que fue Luis Alberto Sánchez quien dijo, al preguntársele porqué vendía su biblioteca a una universidad estadounidense y no la donaba a la Biblioteca Nacional como lo hizo Porras, que no lo hacía porque esta acabaría, finalmente, víctima de ladrones y del expolio. Por desgracia, más de 1,000 libros valiosísimos sustraídos de la BNP en los últimos años le dieron, a la larga, la razón).

>>> Seguir Leyendo... >>>

Pero por más contundente que parezca este argumento irrebatible esgrimido por LAS, sí lo es. Argüir “mejor conservación”, “estudio”, “difusión” y “digitalización” de los fondos como pretextos para venderlos a quien esté dispuesto a soltar la mayor cantidad de dólares por ellos queda en evidencia cuando pensamos, por ejemplo, en la Biblioteca Denegri Luna, que a mí se me antoja catalogar, salvando las obvias diferencias, sumamente más valiosa que el archivo de GGM. Por un acuerdo entre la familia y la Pontificia Universidad Católica del Perú, este maravilloso repositorio bibliográfico y documental se quedó en el Perú, en el Instituto Riva Agüero, y no fue a parar a una universidad estadounidense. Y así como este, el de Martín Adán o el de tantos otros que conserva esa casa de estudios. Así, ante la inoperancia e ineficiencia de las instituciones del Estado, una universidad privada peruana viene a tutelar y a conservar para las generaciones de peruanos que vendrán un patrimonio que les pertenece, que nos pertenece a todos. (Yo, que no pertenezco a esa casa de estudios, apenas he tenido que gestionar un carné de biblioteca que me costó sesenta soles para poder consultar periódicos del siglo XIX que no existen ni por asomo en la BNP, colecciones de revistas que me ocupan largas horas en sus salas de lectura, o folletos antiquísimos que me relatan tantas historias como me inspiran otras, sin mencionar el hecho de que no la andan cerrando inopinadamente cada vez que alguna cita internacional ocurre en Lima).

Pero lo que más me extraña de esta nota periodística es aquello de que las negociaciones para la venta del archivo ya estaban en marcha en vida del propio GGM. Algo sorprendente para quien, a través de muchas biografías (como la voluminosa de Gerald Martin, por ejemplo) y anécdotas que hemos leído todos, dio sobradas muestras de que el dinero era lo que menos le importaba, salvo que estas fueran otra historia del nobel. (Según la nota periodística, la familia aplazó toda negociación con el Estado colombiano sobre el archivo cuando este manifestó su interés en él. Ahora sabemos por qué).

Además, deja un mal sabor de boca aquello que aduce la familia en el sentido de que el Gobierno colombiano nunca “hizo ninguna oferta”. ¿Cuánto debía ‘ofertar’ el Estado que representa a todos los colombianos para que la familia de GGM decida que ese patrimonio documental se quede en Colombia? Y si este hubiese ofrecido ‘poco’, ¿habrían estado obligados a venderlo a una universidad extranjera? En su derecho, sí. Pero ¿obligados también?

Así que seamos claros. El capitalismo, además de salvaje, también pretende ser omnívoro culturalmente. Impone, cada vez con mayor fuerza y recurrencia, además de eficiencia, la lógica del mercado por encima del valor patrimonial de las cosas. Subvierte cualquier orden natural cultural, como el del lugar adónde pertenece un legado bibliográfico y documental, con el irresistible ‘quién da más’. Y son tan pocos, y dignos, los que no responden a esos cantos de sirena.

Ya saben. La próxima vez que oigan o lean sobre un escritor como un “patrimonio nacional”, pregúntenle a él o a su familia por su biblioteca o archivo. Así sabrán cuán nuestro o suyo es.


Historia peruana es retratada por el cine nacional

Lima, nov. 19. La primera semana de noviembre coincidieron en la cartelera local las cintas nacionales La amante del libertador, de Rocío Lladó, y Gloria del Pacífico, de Juan Carlos Oganés. En una se ambienta un romance durante la lucha por la Independencia, en el simbólico año 1821, retratando a la sociedad limeña de la época, mientras que en la otra se narra la gesta de Arica.

A estas producciones hay que sumar el anuncio del cortometraje Cartas del Pacífico, de Dino García –en la que se cuenta sobre la misiva de condolencias que envió Miguel Grau a la viuda del militar chileno Arturo Pratt–, y de la serie de televisión Grau: el Caballero de los Mares, transmitida hace poco y protagonizada por el actor Carlos Alcántara.

De época

Aunque el cine peruano no ha sido ajeno a la temática histórica, no es habitual esta numerosa presencia actual. Según nos comenta el crítico Isaac León Frías, este tipo de cintas se ha dado “desde la época muda”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“Es posible que ahora con la cercanía del bicentenario y el hecho de que se viene ventilando el tema en diversos medios se activan las cosas en el cine y la televisión”, acota a la Agencia de Noticias Andina.

Roció Lladó, responsable de La amante del libertador, también nos comenta sobre su motivación que “aún hay muchos temas desconocidos para el público. Entre ellos está el de la participación de los ciudadanos comunes en los procesos históricos importantes”.

Aunque la cineasta recuerda que su primera cinta, Vidas paralelas, es en cierto sentido “de época”, al iniciar su acción en los años ochenta, admite que es mucho más complicado trasladarse a 1821.

Para la ambientación han tenido que recurrir a especialistas como Teodoro Hampe-Martínez y Luis Martín Bogdanovich para asesorarse en el guion. Lladó ha manifestado varias veces que le fue muy importante informarse de las costumbres de ese tiempo, más allá que esos datos sean usados en el filme.

Documentación

Este trabajo previo de investigación es una de las características del cine de época. Al director de Gloria del Pacífico, Juan Carlos Oganés, le demandó seis años documentarse para elaborar su guion. Y alista dos cintas más de otros momentos de la guerra: una es la campaña de resistencia de Andrés A. Cáceres y la otra, el sacrificio de Miguel Grau.

Este cineasta, por su parte, nos contó que tuvo que involucrarse en temas como la confección de los uniformes para darle verosimilitud a su obra.

Sin estas pesquisas, personajes como la madre de Alfonso Ugarte –interpretado por Lilian Nieto– en Gloria del Pacífico no hubieran tenido mucha consistencia. “Es un personaje que no se le ha tomado tradicionalmente mucho en cuenta, pero marca época: es una de las primeras empresarias del Perú”, explicó la actriz.

Nieto, como en todos los papeles que le toca representar, hace una investigación previa. “Cada personaje requiere su tiempo”, acota. Y admite que para construir a esta dama adinerada, que ve cómo su hijo prefiere enrolarse en el Ejército peruano, en lugar de huir, le fue vital el sondeo hecho por el director Juan Carlos Oganés.

Sin embargo, el cineasta precisó que tuvo libertad para introducir lo que él llama “adendums dramáticos”. Por ejemplo, la conversación de diez minutos entre Bolognesi y el emisario chileno que pide su rendición. Sobre lo que se habló no hay certeza, pero, sin alterar la historia, agrega una charla.

Asimismo, añade que busca transmitir un mensaje respecto al heroísmo de los que combatieron en Arica. “Tengo claro que el cine es un negocio, y no consiste en solo entretener, sino también en educar”, concluye.

De exportación

Juan Carlos Oganés reveló que existe la posibilidad de estrenar su película, Gloria del Pacífico, en Chile. Según el cineasta, algunas distribuidoras se han acercado para sondearlo sobre esta posibilidad.

“Me sorprendió su interés, pues pensaba que, siendo una cinta para el mercado peruano, no iba a llamar la atención en otro país”, indicó a la Agencia de Noticias Andina. El director señaló que aún se está en conversaciones y no se tiene fecha.

Un dato que menciona Oganes, es que le hubiera gustado contar con actores chilenos para su filme, pero por cuestiones de presupuesto y por lo largo del rodaje tuvo que prescindir de esa posibilidad.


Segúnla FAO y la OMS, más de 800 millones de personas padecen hambre crónica

Roma, nov. 18. Más de 800 millones de personas sufren hambre crónica, cerca del 11 por ciento de la población mundial, según un comunicado conjunto de las máximas autoridades de la FAO y la OMS divulgado hoy aquí.

El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, señalan en el documento, además, que la subalimentación es la causa subyacente de casi la mitad de todas las muertes infantiles.

Ambos organismos opinan que la obesidad constituye actualmente otra forma preocupante de malnutrición.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Ella mantiene, añadieron, una orientación ascendente y afecta hoy a 500 millones de adultos, como resultado de dietas que contienen exceso de grasa, azúcares y sal, lo que expone a las personas a un mayor riesgo de enfermedades no transmisibles, como las dolencias cardíacas, ictus, diabetes y cáncer.

Según el mensaje de la FAO y la OMS, estas enfermedades se han convertido en las principales causas de muerte en el mundo, reseñó Prensa Latina.

De acuerdo con el documento, el coste de la malnutrición, en todas sus formas, se calcula entre el cuatro y el cinco por ciento del Producto Interno Bruto mundial.

La FAO y la OMS anuncian en el comunicado que líderes gubernamentales, científicos, nutricionistas, agricultores y representantes de la sociedad civil y del sector privado de todo el mundo se reunirán en Roma del 19 al 21 próximos para la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición.

Se trata de una oportunidad que no pueden dejar escapar: hacer del derecho de los pueblos a una alimentación saludable, una realidad global, se subraya en el texto.


Parlamento español vota moción por reconocimiento de Estado palestino

Madrid, nov. 18. El Congreso de los Diputados español votará este martes una moción presentada por la oposición socialista instando al gobierno a reconocer el Estado palestino en coordinación con la Unión Europea, informaron fuentes parlamentarias.

Fuentes del Partido Socialista y del gubernamental Partido Popular indicaron que una negociación tenía lugar el martes para acordar un texto común pidiendo un reconocimiento al que el gobierno español es favorable, según su ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

La proposición socialista, no vinculante, incluida en el orden del día del Congreso antes del atentado contra una sinagoga que mató a cuatro israelíes este martes en Jerusalén, llama a "reconocer a Palestina como Estado".

>>> Seguir Leyendo... >>>

Y pide al gobierno del conservador Mariano Rajoy "promover de manera coordinada con la Unión Europea el reconocimiento del Estado palestino, como Estado soberano, contiguo, democrático e independiente que conviva en paz y seguridad con el Estado de Israel".

"Sólo a partir de la coexistencia de los dos Estados, Israel y Palestina, pueden alcanzarse mediante el diálogo y la negociacion los acuerdos que garanticen la paz y la seguridad para ambos, el respeto a los derechos de sus ciudadanos y la estabilidad en la zona", considera el texto, susceptible de ser enmendado antes de su votación.

Rajoy trasmitió el martes un telegrama a su homólogo israelí, Benjamin Netanyahu, con su "más enérgica condena por el vil atentado terrorista" en Jerusalén, cometido por dos palestinos que fueron abatidos.


A propósito de la edición frustrada de "Fuentes Históricas Peruanas"

En noviembre del año pasado, a modo de reclamo y protesta, colgué en el muro de Facebook de este blog una serie de fotografías de notas manuscritas y apuntes que Raúl Porras Barrenechea había dejado para incluir en una futura nueva edición de su "Fuentes Históricas Peruanas", las mismas que debían ser parte de la edición que preparaba el fenecido Instituto Nacional de Cultura (hoy Ministerio de Cultura) el 2008. Para esta edición, el INC contrato los servicios de un paleógrafo experto de San Marcos, el historiador Javier Lozano, quien transcribió y entregó un informe de más de 90 páginas con las transcripciones de las anotaciones de Porras, las mismas que fueron revisadas y editadas con celo de monje benedictino por el editor responsable, Enrique Hulerig, quien por cierto, al momento de dejar el INC, dejo listos para la imprenta los dos primeros tomos de la nueva edición. Prueba de ello es que hasta se hicieron y aprobaron, por parte del director del Instituto Porras, el desaparecido Dr. Jorge Puccinelli, las tapas de los tres tomos de que constaba esa edición y se recibieron y maquetaron los prólogos del primer y segundo tomo, escritos por Luis Guillermo Lumbreras y Manuel Burga. Por qué razón o motivos jamás se procedió a su impresión, es un asunto que escapa al conocimiento de todos aquellos que estuvimos involucrados en la preparación de esa edición y cuya única responsabilidad (irresponsabilidad sería mejor decir), corresponde al INC de aquel entonces. Que ahora se publique, seis años después, "Los cronistas del Perú", que en el plan de edición elaborado por el propio Porras figuraba como cuarto tomo de sus Obras Completas, sin que hayan visto la luz el segundo y el tercero, y en el que FHP figuraba como décimo volumen, deja tantas interrogantes como insatisfacciones. ¿Qué ha sido de esta edición casi lista? ¿Qué fue de las transcripciones prolijas que hizo Javier Lozano? ¿Se incluirán en una nueva edición? ¿Se habrá tomado en cuenta todas las erratas y correcciones que el propio Porras anotó en su libro y que valen tanto para FHP como para los "Cronistas"? ¿Figurarán los prólogos que Lumbreras y Burga (de este último, por cierto, conservo una copia en mi archivo? ¿Se habrá tenido el mismo celo en comprobar las fuentes, autores y ediciones que Porras apenas apuntó y que Lozano y Hulerig se encargaron durante meses de comprobar y contrastar en la Biblioteca Nacional? Esperemos que sí. Es algo que recién podremos cotejar todos este miércoles 26 cuando se presente la nueva edición de "Los cronistas del Perú" y cuando por fin se publique "Fuentes Históricas Peruanas".

El miércoles 26 se presenta en el Instituto Porras la nueva edición de "Los cronistas del Perú"

El Instituto Raúl Porras de la Universidad de San Marcos está invitando a todos para este miércoles 26 a la presentación de la tercera edición de la obra cumbre de Raúl Porras Barrenechea, "Los cronistas del Perú". La obra ha sido editada por el Instituto Porras, la Academia Peruana de la Lengua y la Biblioteca Abraham Valdelomar. La cita es a las 7 de la noche. No falten.



Publican "Historia mínima del Perú"

Los libros de divulgación histórica o aquellos que compendian periodos amplios de historia o cuestiones muy complejas y diversas, escritas con un estilo que pretende llegar y atrapar en sus breves páginas un gran público y no solo al académico y especializado, son pocos entre nosotros y todavía menos aquellos que han tenido éxito. El primero que se me viene a la memoria es el clásico compendio "Nueva Historia General del Perú", que publicó en 1979 la editorial Mosca Azul y que alcanzó una honrosa cuarta edición, y que hoy, pese a lo desactualizado que han quedado muchas de sus páginas, se sigue leyendo con fruición. Igual suerte tuvo (tiene) la "Historia del Perú Contemporáneo" de Carlos Contreras y Marcos Cueto (IEP), que ya va por su quinta edición, lo que dice mucho de él. Menos suerte tuvo el texto de Peter Klaren, también del IEP, "Nación y Sociedad en la Historia del Perú", que a pesar de sus dos reediciones no tuvo el impacto de los dos primeros, como tampoco lo tuvo el compendio de Tamayo Herrera o el que firmó Fernando Rosas, por citar dos ejemplos que se me vienen ahora mismo a la memoria. Por cierto, el que escribió Pease para los Breviarios del FCE, no está entre los títulos más leídos de este gran historiador. Escribo estos apuntes con ocasión de la edición en España, por la editorial Turner, de la "Historia Mínima del Perú" de Carlos Contreras y Marina Zuloaga dentro de la colección en la que se han publicado ya las de España, Argentina, México, Chile (que ya se presentó en Santiago), Cuba y Centroamérica, además de una sobre el siglo XX, y que todavía no llega por aquí. Si no me equivoco, al edición de Turner es la misma del libro que publicó El Colegio de México y que trajo en exclusiva El Virrey y que se agotó a los pocos días de ponerse en venta. Esperemos pues que la edición de Turner llegue pronto y a un precio que lo haga realmente accesible. En tanto, les dejo el índice del libro:.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Una historia peculiar entre los países de América Latina
¿Por qué Perú estaba “en el lado equivocado” del continente?
¿Qué papel ha jugado la orografía en el poblamiento?
¿Cuál es el diseño textil más antiguo que se conserva, y qué representa?
¿Cuál era la comida preferida de los dioses andinos?
¿Cómo estaba organizado el imperio inca?
¿Cuándo llegaron los españoles a Perú?
¿Qué era un ayllu?
¿Por qué Perú se mantuvo fiel a la corona inicialmente?
¿Cuándo se abolió la esclavitud?
¿Cómo se produjo la ‘guerra del salitre’?
¿A qué se llamaba ‘cholificación’?
¿Cómo surgió Sendero Luminoso?
¿Cuáles son los principales retos para el Perú del siglo XXI?


Esta semana se inaugura el Congreso Internacional “1814: La Junta de Gobierno del Cuzco y el sur andino”

Desde el miércoles 19 y hasta el viernes 21 se llevará a cabo esta semana uno de los congresos internacionales más importantes del año. Organizado por el Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA) y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), el Congreso Internacional “1814: La Junta de Gobierno del Cuzco y el sur andino” tiene previsto desarrollar cinco mesas de trabajo que abordarán las siguientes temáticas:

- Antecedentes: la gran rebelión de 1780-81 y la conspiración de cuzqueña de 1805 de Aguilar y Ubalde.
- Mateo Pumacahua, cacique de Chinchero, las facetas, gestión e impacto del personaje. Su relación con los 24 electores del Cuzco. La Audiencia del Cuzco y la aplicación de la constitución liberal.
- Los hermanos Angulo y su actuación política: presencia e influencia en el Cuzco, apoyo y rechazo al movimiento. Los vínculos con el clero y la elite cuzqueña.
- Carácter regional de la junta de 1814. Ecos del movimiento cuzqueño en otros espacios del virreinato del Perú y el Alto Perú.
- Circulación de noticias y alcances de la prensa en el contexto de la junta de 1814

La cita es en el Auditorio de Humanidades de la PUCP (los días 19 y 20) y en la Sala Lumiers de la Alianza Francesa (el 21). El Programa completo del Congreso (que pueden descargar aquí) es el siguiente:

>>> Seguir Leyendo... >>>

Congreso Internacional "1814: La Junta de Gobierno del Cuzco y el Sur Andino Programa"

Miércoles 19 de noviembre
Auditorio de Humanidades – Pontificia Universidad Católica del Perú

09:00 hrs.
Registro de inscripciones

09:30 hrs.
Discursos de bienvenida
Dr. Marcial Rubio – Rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú
Dr. Jesús Cosamalón – Director de la Maestría de Historia de la Escuela de Posgrado PUCP
Dr. Gerard Borras – Director del Instituto Francés de Estudios Andinos
Dra. Scarlett O’Phelan – Coordinadora General del Congreso

10:00 hrs.
Charla Inaugural
Moderador: Dra. Scarlett O’Phelan (Pontificia Universidad Católica del Perú)

Dr. John Fisher (Universidad de Liverpool, Reino Unido)
La Pepa viaja al Pacífico: el impacto del liberalismo peninsular en el virreinato del Perú, 1809-1814

10:45 hrs.
Pausa café

11:15 hrs.
Mesa 1: Constitucionalismos
Moderador: Dra. Scarlett O’Phelan (Pontificia Universidad Católica del Perú)

Dr. Brian Hamnett (Universidad de Essex, Reino Unido)
Constitucionalismo gaditano e insurrección separatista en la política cuzqueña de 1814-15

Dr. Jorge Polo y la Borda (Universidad San Antonio Abad del Cuzco)
La efímera presencia de los constitucionalistas cuzqueños (1812-1813)

Lic. Margareth Najarro Espinoza (Universidad San Antonio Abad del Cuzco)
Constitucionalismo y revolución: Cuzco 1812-1814

12:45 hrs.
Pausa almuerzo

14:45 hrs.
Mesa 2: Cuzco 1814
Moderador: Mg. Nelson E. Pereyra Chávez (Universidad San Cristóbal de Huamanga)

Dra. Núria Sala i Vila (Universidad de Girona, España)
Diputados e instrucciones del Cusco a las Cortes españolas (1810-14)

Dr. David T. Garrett (Reed College, EE.UU.)
Justo Sahuaraura y 1814 en Aymaraes

15:45 hrs.
Mesa 3: De Túpac Amaru a Pumacahua
Moderador: Mg. Nelson E. Pereyra Chávez (Universidad San Cristóbal de Huamanga)

Mg. Luz Peralta (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)
Mateo Pumacahua, un noble en las postrimerías del Perú virreinal

Dra. Carmen Escalante (Universidad San Antonio Abad del Cuzco)
Las nociones de legitimidad y representatividad entre descendientes de Incas durante las rebeliones de los Tupa Amaru (1780) y de Pumacahua (1814): documentos inéditos de los Tupa Guamanrimachi Inga - Cuzco 1775-1825

16:45 hrs.
Pausa café

17:15 hrs.
Mesa 4: Conceptos y discursos en el contexto de la junta cuzqueña
Moderador: Dr. Jesús Cosamalón (Pontificia Universidad Católica del Perú)

Dr. Jean-Jacques Decoster (Universidad San Antonio Abad del Cuzco)
¿Libertad, Igualdad, Fraternidad?: Un intento de rastrear los conceptos de la revolución francesa en el discurso político de los actores del 1814

Lic. Rolando Iberico Ruiz (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Entre Dios, el Rey y la Patria: discursos políticos y religiosos durante la Rebelión del Cuzco de 1814

18:15 hrs.
Coctel de inauguración
Fin de la jornada

Jueves 20 de noviembre
Auditorio de Humanidades – Pontificia Universidad Católica del Perú

10:00 hrs.
Mesa 5: Cuzco y Huamanga: sus conexiones en 1814
Moderador: Dra. Elizabeth Hernández (Universidad de Piura)

Dr. Luis Miguel Glave (Universidad Pablo de Olavide, España)
El folio más ajado y trunco de la revolución: Huamanga 1812-1816

Mg. Nelson E. Pereyra Chávez (Universidad San Cristóbal de Huamanga)
Los campesinos de Ayacucho y la Rebelión de 1814

Mg. Claudio Rojas Porras (Universidad San Cristóbal de Huamanga)
La rebelión de 1814 en la ciudad de Huamanga 11:30 hrs. Pausa café

12:00 hrs.
Mesa 6: Campaña del Alto Perú
Moderador: Dra. Elizabeth Hernández (Universidad de Piura)

Mg. Virginia Macchi (Universidad de Buenos Aires, Argentina)
El Ejército Auxiliar del Perú y la rebelión del Cuzco (1814): guerra, política e insurgencia en el Alto Perú

Dra. María Luisa Soux (Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia)
La sublevación de 1814 en la intendencia de La Paz: De la toma de la ciudad a la guerrilla de Larecaja

13:00 hrs.
Pausa almuerzo

15:00 hrs.
Mesa 7: Impacto en otros espacios del virreinato peruano
Moderador: Dr. Jorge Polo y la Borda (Universidad San Antonio Abad del Cuzco)

Lic. Paul Rizo Patrón (Pontificia Universidad Católica del Perú)
La conspiración cortesana. El conde de la Vega del Ren y su círculo en 1814

Dra. Elizabeth Hernández García (Universidad de Piura)
El movimiento “insurgente” del Cuzco fuera del Cuzco: la rebelión y la junta de gobierno desde otros espacios regionales

Mg. Paulo Lanas Castillo (Universidad de Tarapacá, Chile)
El avance revolucionario en el extremo sur peruano: Tarapacá en manos de insurgentes. 1815-1816

16:30 hrs.
Pausa-Café

17:00 hrs
Presentación del libro Voces Americanas en las Cortes de Cádiz (editado por la Dra. Scarlett O'Phelan Godoy y el Dr. Georges Lomné)
Moderadora: Dra. María Luisa Soux (Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia)
Comentaristas: Dr. Cristóbal Aljovín (Pontificia Universidad Católica del Perú) y Dr. Lizardo Seiner (Universidad de Lima)

Viernes 21 de noviembre br> Sala Lumière(s) – Alianza Francesa Miraflores

09:30 hrs.
Mesa 8: Impacto en otros virreinatos y capitanías generales
Moderador: Dr. Gerard Borras (Instituto Francés de Estudios Andinos)

Dr. Juan Luis Ossa Santa Cruz (Universidad Adolfo Ibáñez, Chile)
Revolucionarios, rebeldes y contrarrevolucionarios. Un análisis comparativo entre Chile y el Cuzco, 1812-1816

Mg. Daniel Morán (Universidad de Buenos Aires, Argentina)
Las revoluciones olvidadas. El impacto de la “Revolución del Cuzco” en la prensa de Buenos Aires

Dr. Daniel Gutiérrez Ardila (Universidad del Externado, Colombia)
La ínsula samaria de Francisco de Montalvo, 1813-1815

11:00 hrs.
Pausa café

11:30 hrs.
Mesa 9: Huánuco 1812 y Cuzco 1814
Moderador: Dr. Gerard Borras (Instituto Francés de Estudios Andinos)

Dra. Joëlle Chassin (Universidad de Paris III, Francia)
¿Cuál justicia para cuál disturbio? Descifrando el acontecimiento: Huánuco 1812. El centro andino no tan lejos del Cuzco

Dra. Scarlett O’Phelan (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Huánuco (1812) y Cuzco (1814): Entre la promulgación y la derogación de la constitución de Cádiz

12:30 hrs
Moderador: Dra. Scarlett O’Phelan (Pontificia Universidad Católica del Perú)
Relatoría del congreso a cargo del Dr. Carlos Espinosa (FLACSO, Ecuador)

13:00 hrs.
Fin del congreso


Coloquio en Homenaje a Franklin Pease G.Y. en la PUCP

Con motivo de los 15 años del fallecimiento de Franklin Pease G.Y., la Facultad de Letras y Ciencias Humanas, el Programa de Estudios Andinos y el Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú realizarán el martes 25 y miércoles 26 un coloquio que tiene como fin discutir la vigencia y proyección de la obra y la docencia de este historiador para entender el mundo andino.

En el coloquio participarán reconocidos académicos de diversas disciplinas del medio local. Asimismo, se contará con la participación especial de la historiadora española Teresa Cañedo-Argüelles de la Universidad de Alcalá. Durante este coloquio se realizará la Ceremonia de entrega del premio Franklin Pease G.Y de Estudios Andinos 2013-2014.

El ingreso para la Comunidad PUCP es libre. El público externo debe inscribirse al correo jueves-historiograficos@pucp.pe, consignando nombre completo y n° DNI hasta el lunes 24 octubre.

El programa del coloquio (que se realizará en el Sala de Grados de Letras y Ciencias Humanas de la PUCP) pueden consultarlo aquí.


Tom Zuidema dictará conferencia en el Instituto Raúl Porras

Este miércoles 19, a las 11 de la mañana, el antropólogo Tom Zuidema estará dictando una conferencia en el Instituto Raúl Porras sobre panacas e historia inca. ¡No falten!



Tulio Halperín Donghi (1926-2014)

La noticia de la muerte de Tulio Halperín Donghi ha sido recibida por la comunidad académica argentina, de aquí y de toda América como un golpe durísimo. Porque si había un nombre que fuera conocido por todos los que estudiamos y leemos historia en este continente, un autor que escribió un libro que nadie dejó de leer al menos una vez en su vida ("Historia contemporánea de América Latina"), o que hizo del trabajo histórico una demostración de inteligencia, variedad y honestidad, ese fue Tulio Halperín Donghi. Se podrá estar o no de acuerdo con muchas de sus ideas, disentir con algunas de sus libros o refutar algunas de sus opiniones políticas, pero habría que ser mezquino o corto de razón para no reconocerle a este genial historiador una grandeza que hoy nadie discute. Y nadie discute no por el clásico homenaje que se la hace a los difuntos, sino porque ahí está para demostrar lo dicho una ingente bibliografía que deja pasmado a cualquiera. Así que no resulta exagerado ni un panegírico más decir que se ha ido un grande, un gigante de la historiografía americana. De él guardo un recuerdo agridulce de su última visita que realizó al Perú, en junio de 2012, invitado por los estudiantes de Historia de San Marcos, quienes lo tuvieron como ponente en una de las charlas magistrales de su Congreso Internacional de ese año. Gracias a ellos tuve la oportunidad de entrevistarlo para el diario donde trabajaba y hacer un breve vídeo para el blog, los cuales nunca publiqué. La tarde en que lo visité en su hotel, todo salió perfecto salvo el final. Tal vez por lo extenso de la entrevista (más de 40 minutos de conversación) y luego de ella someterlo, a su edad, a otras más para el vídeo, le causé un estrés que al concluir la entrevista me pidió que le enviara el texto de la misma antes de publicarla para revisarla y hacerle las correcciones que él creyera necesario. Más aún, agregó que no autorizaba su publicación si antes no le daba el visto bueno y corregía lo que tenía que corregir. Por supuesto, no acepté y la entrevista quedó inédita. Hoy, para recordar esa lucidez que muchos han ponderado este día, rescato tres breves momentos de la misma en que se refiere a la universidad de estos tiempos, a la cultura y los libros y a una sabrosa anécdota sobre Carlos Sempat Assadourian (a veces creo que contar esa anécdota o lo que dijo sobre Maradona lo llevo a arrepentirse de lo que dijo y a prohibir su publicación), pero respetando su deseo de que la entrevista no se publique si él no la revisa, por lo que seguirá inédita. Descanse en paz, Maestro.




Alertan sobre importante material arqueológico peruano exhibido en el extranjero

Lima, nov. 09. Hace un par de meses retornó al Perú el manto calendario y otras piezas textiles más que se exhibían desde hacía décadas en un museo de Gotemburgo, en Suecia. Estos objetos, de gran valor para entender la historia del país, no son los únicos que por diversas razones están dispersos por distintos puntos del mundo.

Ante la presencia de diferentes piezas arqueológicas e históricas de diferentes culturas peruanas en el extranjero, muchas de ellas sacadas del país de manera ilegal, diferentes especialistas mostraron su interés en promover esfuerzos que permitan el retorno de estos tesoros patrios.

Tarea pendiente

Consultado sobre el tema, Luis Lumbreras, destacado antropólogo y arqueólogo, indicó que son numerosas las piezas que salieron del Perú durante el siglo XIX y culminaron en diferentes naciones europeas.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“La primera legislación que ponía límites a este tipo de situaciones aparece en 1893 y se ratifica en 1912, por lo que todo lo que terminó en museos extranjeros antes de estos años está dentro de un vacío legal”, explicó a la agencia de noticias Andina.

Lumbreras destacó la importancia de buscar el retorno de una colección formada por tejidos y objetos de oro de las culturas Nasca, Moche e Inca retirados de nuestro país entre 1840 y 1890, elementos que actualmente se encuentran en el Museo Etnográfico de Berlín.

“Además, en el Museo de América de Madrid y en el Museo de Sevilla [España] hay piezas que fueron llevadas en la década de los 30 para una muestra y que no han podido retornar por diferentes tropiezos administrativos. Hablamos de tejidos y momias Paracas de un valor incalculable”, precisó el reconocido historiador ayacuchano.

Este caso se asemeja a lo que sucedió con las piezas encontradas en Machu Picchu por Hiram Bingham y que recién empezaron a retornar al país hace pocos años.

Por otro lado, la investigadora Mariana Mould de Pease enfatizó la necesidad de garantizar el regreso de un millar de tejidos y cerámicas –muchas de ellas de la cultura Nasca– que hoy reposan en el Museo de Arte de Brooklyn, en Nueva York, desde 1938.

“Los textiles y cerámicas de diferentes culturas del norte y el centro se encuentran en muy buen estado.

Dentro de este material destaca una concha Chavín tallada con claras referencias a las deidades de esa sociedad y un manto Paracas similar que hemos recuperado recientemente”, manifestó la intelectual.

Un dato que vale recordar es que hace unos años, cuando aún no se solucionaba el tema de las piezas de Machu Picchu en poder de Yale, un grupo de arqueólogos pidió que no se desatendieran otros casos similares, entre los que se mencionó el de la vasta colección Max Uhle de la Universidad de California-Berkeley.

En aquel momento, Mould de Pease, una de las firmantes, resaltó que a diferencia de Bingham, la situación de las piezas halladas por Uhle y extraídas del país no recibía la atención de los medios.

Ante tanto material prehispánico fuera del Perú, tanto Lumbreras como Mould de Pease coincidieron en que la opción más viable para asegurar el retorno de todos los elementos mencionados es una reclamación de carácter diplomático.

Los dos intelectuales consultados subrayaron que es necesario realizar un pedido al propio Estado, lo que facilitaría la devolución, como fue el caso reciente con Suecia.

“De ninguna forman pueden ser consideradas como cedidas, ya que eso va en contra de nuestra Constitución”, concluyeron.

Manto calendario de Brooklyn

El manto que conserva el Museo de Brooklyn es uno de los textiles prehispánicos más conocidos en el mundo. Según la página web de esta institución, este objeto fue usado probablemente como objeto ceremonial.

Las 90 figuras que decoran el borde, tejidas con aguja, han sido interpretadas como el microcosmos de la vida para esta sociedad de hace 2,000 años.

Muchas de las imágenes ilustran flora y fauna nativa, así como plantas cultivadas. También se distinguen cabezas trofeos y figuras antropomorfas en poses singulares.

El textil mide 148 x 62.2 cm y se exhibe en el quinto piso de ese museo neoyorquino.

Cifra: 70,000 piezas de la cultura Inca posee el museo Etnográfico de Berlín.


Las 'revoluciones' de 1989

Por Josep Fontana
Historiador

La conmemoración del 25º aniversario de la apertura del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, dará lugar sin duda a que se repitan las evocaciones de las supuestas revoluciones de 1989 que habrían sido la causa del «fin del comunismo» en la Europa oriental. Lo que ocurre es que no hubo tales revoluciones, y que lo sucedido podría definirse mejor como un cierre del negocio por suspensión de pagos de los gobiernos de las llamadas democracias populares.Porque hay que tener en cuenta que el mantenimiento de los países de la Europa oriental tenía un alto coste para la Unión Soviética, que estaba financiando no solo el funcionamiento de sus gobiernos sino también su protección militar y en buena medida el nivel de vida de sus ciudadanos a través de unos créditos a bajo interés que no se devolvían y de precios especiales para los suministros de petróleo y de gas.

Este coste resultaba difícil de sostener para una economía soviética en crisis, de modo que, dentro de sus proyectos de transformación del sistema, Gorbachov quiso implantar nuevas reglas en las relaciones entre los países socialistas, a los que se les ofrecía el fin del control político -cada nación tiene el derecho a escoger su «propio camino de desarrollo social», sea el del socialismo o el del capitalismo, había manifestado en 1987- a cambio de unas nuevas relaciones económicas en las que los intercambios se harían en las condiciones y precios vigentes en el mercado mundial.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Gorbachov, que esperaba empujar a estos países por el camino de las reformas que él había emprendido en la Unión Soviética, que acabaron finalmente en el desastre, no se daba cuenta de que aquellos dirigentes, y en especial los de unos países que habían contraído grandes deudas con Occidente, como Polonia y Alemania del Este, no iban a poder subsistir en esas condiciones (la RDA estaba al borde de la quiebra, sin capacidad para hacer frente al pago de los intereses de su deuda exterior).

La noche del 9 de noviembre, cuando se produjo la apertura del muro, nadie pensó en Moscú que mereciera la pena despertar a Gorbachov para comunicárselo. Al día siguiente los gobernantes del Kremlin, que ya habían pensado anteriormente en derribar el muro, se limitaron a aconsejar a los alemanes que no adoptasen medidas violentas de represión. No había motivo para sorprenderse, porque el desmantelamiento del sistema había comenzado antes. En Polonia los soviéticos habían alentado las medidas reformistas del general Jaruzelski, quien contaba también con el apoyo del presidente estadounidense George H. W. Bush, que pasó por Polonia en julio de 1989, en un viaje por Europa. Bush, que desconfiaba de Walesa, explica en sus memorias que tuvo que convencer a Jaruzelski para que aceptase la presidencia de la república. «Era irónico -escribe- ver a un presidente norteamericano tratando de persuadir a un dirigente comunista de que aceptase un cargo».

En Hungría el comité central del Partido Comunista había elaborado ya en febrero de 1989 el proyecto de una constitución con elecciones libres y multipartidismo, e inició conversaciones con la oposición en una mesa redonda que fijó las bases para las elecciones de 1990. En Bulgaria, donde el movimiento reformista no empezó hasta fines de 1988, la embajada soviética colaboró en la tarea forzando a Todor Zhivkov, que llevaba 35 años como secretario del Partido Comunista, a dimitir el 10 de noviembre de 1989.

En Checoslovaquia fue la certeza de que los soviéticos no iban a prestarles ayuda si lo que hasta entonces eran simples manifestaciones estudiantiles se complicaba lo que decidió al partido a emprender unas negociaciones con el Foro Cívico, de las que salió un Gobierno de coalición.

Solo en Rumania, donde Ceausescu pretendió mantenerse en el poder por la fuerza, hubo episodios de violencia que asustaron a los norteamericanos, que temían que la agitación se extendiese por los Balcanes, de modo que no se les ocurrió otra cosa que pedir a los soviéticos que interviniesen con sus tropas para controlar la situación. Shevardnadze, ministro de Exteriores de la URSS, a quien el embajador norteamericano en Moscú le formuló esta petición, replicó que era una estupidez y se negó a mezclarse en estos asuntos.

Ni en Rumanía, donde el Consejo del Frente de Salvación Nacional estaba presidido por un antiguo miembro de la nomenklatura comunista, ni en ninguno de los otros países de la Europa del este se puede hablar de revoluciones, aunque los acontecimientos estuvieron acompañados por grados diversos de agitación popular. La verdad es que fue el fracaso económico de la Unión Soviética lo que liquidó el sistema, obligando a sus dirigentes a pactar su desguace.

Publicado en El Periódico, de España, el domingo 2 de noviembre de 2014.


Restos coloniales en la modernidad

Partha Chatterjee. Llega el historiador indio que estudia la metamorfosis Capitalista y sus consecuencias en los grupos subalternos del llamado Sur global.

Por Verónica Gago y Juan Obarrio

Esta semana, el historiador Partha Chatterjee visitará por primera vez Buenos Aires. Invitado por los programas Lectura Mundi y Sur Global de la UNSAM dará dos conferencias: una dedicada a Marx y otra a la democracia poscolonial. Chatterjee nació en Calcuta y hoy enseña en esa ciudad y en la Universidad de Columbia. En su libro traducido al español "La nación en tiempo heterogéneo" teoriza sobre cómo hacen política los sectores populares. Discutiendo los barrios multitudinarios de la India, sus textos dialogan directamente con América Latina. Desde allí, revuelca los conceptos de Foucault en la mundanidad de la economía política de los territorios subalternos y, por tanto, critica el lenguaje más majestuoso, pero también más abstracto, de las categorías políticas de la modernidad occidental. Antes de viajar a la Argentina dio esta entrevista en su estudio en Nueva York.

>>> Seguir Leyendo... >>>

– En su libro “La nación...” hay una despasivización del concepto foucaultiano de población, que se transforma en los gobernados: aquellos que intervienen sobre las políticas que en principio se les dirigen para tomarlos como objeto. Esto supone operar en el terreno de la gubernamentalidad, a la cual usted define como un campo de batalla. ¿Cuáles son los términos concretos de esa batalla?
– Uso la descripción de gubernamentalidad de Foucault y el modo en que la presenta como una nueva forma de poder: en ese marco las poblaciones son efectivamente objeto del poder gubernamental, objetivos biopolíticos. Pero difícilmente leyendo a Foucault se tiene la sensación de que las así llamadas poblaciones también responden. No se trata sólo de un aparato gubernamental actuando sobre una población pasiva. La distinción entre ciudadanos y poblaciones es importante porque lo que Foucault está sugiriendo es un desplazamiento del entendimiento liberal clásico del gobierno como relación entre ciudadanos partícipes de la soberanía estatal. Una de las distinciones clave que Foucault empieza a hacer es que, a fines del siglo XIX y principio del XX, este campo de poder que era definido por la existencia del gobierno por un lado y de los ciudadanos por el otro, condujo a una gran era de las revoluciones democráticas. Luego, la clase obrera consolidó esta división, pero con demandas incluso a veces capaces de sobrepasar al Estado.

– Por esa radicalización se iniciarían esas nuevas formas de gobernar…
– La formulación interesante de Foucault es que el gobierno empieza a aprender e inicia técnicas administrativas por las que busca desalentar la ampliación de derechos. Se desplaza así la idea del viejo Estado de Bienestar sustentado en que la gente tiene derechos universales en tanto ciudadana. A partir de los 60, comienzan estas nuevas técnicas gubernamentales y hacer política se convierte en un tipo de transacción entre pequeños grupos. Los gobernantes dicen: “Vamos a abordar los problemas específicos que afectan a las pequeñas poblaciones, por ejemplo las madres solteras, y vamos a negociar con ellas”. Y así , ellas se preparan para negociar cuánto costará lo que demandan, cuál es la manera de hacerlo viable, etc. Esto deviene una nueva forma de política.

– Volvemos a la cuestión de que no puede atribuirse pasividad…
– Exacto. ¿La gente responde pasivamente? ¿O realmente reclaman al gobierno diciendo cosas como “nosotros pertenecemos a tal grupo”? ¿Los grupos se alían entre ellos? Si nos quedamos confinados en el marco de Foucault se hace difícil abordar estas preguntas. Pero están en lo correcto diciendo que este lugar se convierte en un sitio de batalla, donde la gente muchas veces quiere redefinir las formas bajo las cuales está clasificada.

– ¿Cómo se miden avances y retrocesos si no es estrictamente en términos de conquista de derechos?
– Mis colegas preguntaban: ¿perdimos todos los horizontes de emancipación? La cuestión es extender las ideologías de emancipación que fueron muy poderosas y parecen haber perdido su filo. Esto es la medida del éxito relativo de estas nuevas técnicas gubernamentales: traducen lo que eran demandas basadas en derechos en cuestiones relativas a cuántos beneficios se pueden dar según los costos.

– Volviendo a las alianzas y las articulaciones. ¿Cuál es su punto de vista sobre la categoría de populismo?
– Creo que el populismo es extremadamente relevante en la medida en que la categoría de pueblo puede ser movilizada. Laclau tiene todo un análisis donde se puede decir que hay un cierto tipo de retórica política emancipatoria que se convoca para decir que estamos en una misma posición incluso aunque nuestras demandas sean diferentes. Nos hace pueblo tener un enemigo común. Pero miremos la cantidad de casos en los que partidos y líderes han tratado de invocar esta idea del pueblo y fallaron. O cuando se tiene un tipo de movimiento populista que emerge y rápidamente desaparece.

– ¿En qué movimientos piensa?
– En muchos recientes, como la Primavera Arabe o el Movimiento Occupy: por un tiempo parece que va a barrer todo lo que se le pone adelante y luego, de alguna manera, se disipa. Esto se convierte en una pregunta muy importante: ¿puede un movimiento populista también producir una organización de largo plazo? ¿Y cuáles son las implicaciones? Muchos populismos en los 60 y 70 compartían una idea creíble de un poder imperialista exterior, con una historia de explotación colonial. Con un mundo globalizado se hace más difícil señalar un enemigo exterior real. EE.UU. no tiene hoy el poder económico global de antes. ¿Cuál es hoy el poder imperial? Otras economías del mundo que antes se llamaba Tercer Mundo ya no son estrictamente países explotados y pobres.

– Su categoría de sociedad política provocó muchos debates. ¿Cómo la considera ahora?
– Creo que es relevante aun si podemos hacer distinciones entre diferentes modalidades de negociación y oposición. El gobierno responde diferente a aquellos que proceden por medio de las propias instituciones de la sociedad civil y, por otro lado, a aquellos que no. El gobierno debe distinguir, por ejemplo, entre quienes ocupan una propiedad y quienes son dueños, pagan impuestos y tienen títulos. Si no lo hace, toda la estructura de la propiedad privada va a colapsar y ningún gobierno va a hacer eso. Pero tiene que encontrar cómo responder a la gente que no tiene propiedad. Mi idea es que esta técnica sirve para encontrar un argumento para la excepción y decir: la propiedad privada es la regla, pero en algunos casos haremos excepciones. Y algunos tendrán que formular y defender tal excepción.

– Usted solía decir que había algo de odio colonial en la sociedad civil...
– En tiempos coloniales, en los grandes países agrarios de Asia y Africa, la presencia colonial estaba en las ciudades: era la población urbana la que estaba organizada en formas ciudadanas. Luego hay todo un sector campesino donde el Estado era realmente un poder externo: el Estado siempre venía de afuera, a recaudar impuestos o con la policía. Eso es lo que cambió, y por eso es poscolonial: se trata de la presencia del gobierno en la vida cotidiana de la gente común, de una manera mucho más profunda.

– Aun así, hay restos coloniales en la sociedad civil…
– Sí, hay jerarquías. En la sociedad civil de clase media siempre se encuentra gente que no le gusta la afirmación de las clases bajas. Donde hay algún tipo de democracia electoral, los políticos tienen que responder a estos sectores y la clase media siempre considera que sus demandas no son escuchadas. De ahí sus quejas diciendo “toda esta gente pobre tomó el gobierno, era mucho mejor en los días del poder colonial”. Creo que ese sentimiento continúa en Egipto o en Tailandia, donde los gobiernos electos son derrocados por una elite de clase media. Precisamente: la sociedad civil es una elite de clase media.

– ¿Hay una oposición en el Sur global entre la expansión democrática por las clases populares y lo que era la tendencia de la modernidad occidental?
– Aquellos que se piensan a sí mismos como miembros de la sociedad civil piensan el mundo político en términos de principios abstractos, normativos y la modernidad como el logro progresivo de las instituciones políticas que los encarnan. Lo que encuentran difícil es que la democracia es donde el voto de los filósofos más ilustrados y el de los trabajadores menos letrados tiene el mismo valor. Por eso es que hoy se encuentra gente volviendo a pensar en contener o hacer retroceder la democracia. Pensemos en Egipto, cuando se dice: “esta gente son fundamentalistas religiosos, ¿por qué deberían tomar el Estado?”, o “esto es peligroso porque hace retroceder a la Modernidad”. La democracia en el clásico contexto de Europa era la ideología progresista porque apuntaba contra el antiguo régimen de los señores feudales. En muchos países poscoloniales la situación ahora es la opuesta: la democracia es vista como alimentando una suerte de mundo tradicional donde la gente común supera a los pequeños grupos ilustrados. Este conflicto entre modernidad y democracia está muy presente y el problema crucial es encontrar un lenguaje propio en las democracias poscoloniales para el cual la modernidad puede proveer una cierta fundación en una voluntad democrático-popular. Había algo así en el inicio del fin del colonialismo: fue visto como la marca real de la modernidad. Ahora que ese viejo colonialismo ya no está, el problema reemerge.

– ¿Y el Sur global o poscolonial agregaría otros elementos que no eran parte de esa voluntad democrático-popular moderna?
– Absolutamente. Esta modernidad no puede ser una réplica de la vieja modernidad de Europa. Es uno de los problemas que encuentro con argumentos que oponen democracia y modernidad de esta manera y que asumen que los contenidos de la modernidad ya han sido decididos. Fueron decididos en Europa en todas las grandes peleas en contra de los oponentes de la modernidad. Todas esas batallas se tienen que dar de nuevo en estos otros países. Y los términos específicos, tanto democráticos como populares, por los cuales la modernidad será definida en estos lugares tendrá contenidos bien diferentes de los que entendemos como democracia en Occidente.

– "The Black Hole of Empire”, su último trabajo, permite pensar en las formas actuales de colonialismo… ¿Cuál es la apuesta?
– Es un trabajo historiográfico pero es sobre el presente y sobre cómo funciona la “excepción” en estas nuevas formas de colonialismo. La excepción es particularmente verdad en el espíritu del colonialismo, donde los poderes occidentales tratan con diferentes tipos de poderes en otras partes del mundo. Aquí es donde la excepción colonial como modelo deviene instructivo. No hay una única fórmula en la que la soberanía está de un lado y la no soberanía del otro. Hay graduaciones. Pero no hay concepto legal para esto. Excepto en el lenguaje de la excepción.

– Empezamos con Foucault. Terminemos con Marx...
– Nunca dejé a Marx y vuelve con muchas de estas preguntas, habiendo hecho la travesía por Foucault. Son fundamentales sus análisis sobre la emergencia del capitalismo en Europa porque una de las cosas que es muy clara finalmente en Asia y Africa, y tal vez también en algunas partes de Sudamérica, es el tipo de desarrollo capitalista que está teniendo lugar. Más allá de cada proceso, podríamos decir que lo que pasa es exactamente lo mismo que Marx describe cuando comienza la acumulación primitiva. Es interesante preguntarse si estas mismas condiciones de una acumulación primitiva pueden sostenerse. En Europa, el entendimiento era que aquellos desposeídos de sus tierras, sus medios de producción, se convertirían en fuerza de trabajo industrial al llegar a la ciudad. Incluso si no eran absorbidos inmediatamente, pasarían al ejército industrial de reserva. O habría todo tipo de modos de gestión política de esa acumulación primitiva. Podrían ser enviados a Australia, a América. Hubo también epidemias, grandes guerras. Ninguna de estas opciones están disponibles hoy. Entonces, para países como China o India, donde claramente la acumulación primitiva está teniendo lugar, hay un montón de gente que está siendo desposeída pero que no puede ser absorbida por las industrias capitalistas, que bajo condiciones de competencia global no son necesariamente capital-intensivas. Ninguna de estas nuevas fábricas utilizan hoy miles y miles de obreros como había antes.

– ¿Y cómo se gestiona políticamente hoy esta acumulación primitiva?
– Acá es donde el Estado y el gobierno ingresan para proveer algún tipo de subsistencia para esa gente. Ya no es un Estado de Bienestar, no hay derechos. Que el gobierno responda depende de las demandas que reciba. Toda la emergencia de la así llamada economía “informal” es un campo a ser gestionado. La distinción entre formal e informal debe ser mantenida para que se gestione políticamente la economía informal. Esto es realmente la sociedad política. Esta es la gente que está viniendo a nuestras ciudades. Ellos no tienen los medios para comprar tierras, a veces ni alquilar casas. Entonces, ¿dónde viven? Ocupan tierras. ¿Qué hace el gobierno? Dice “está bien, quédense donde están. Haremos una excepción en este caso, no paguen impuestos pero trataremos de gobernarlos de ciertas maneras, les vamos a dar electricidad y agua porque de otro modo vamos a tener un problema sanitario”. Todo esto es a través de una gestión completamente política de una situación de excepción.

Publicado en el suplemento cultural Revista Ñ del diario Calrín (3/11/2014).


El republicano y sus propagandistas

En una ocasión escribí una nota sobre la demanda boliviana contra Chile por su ansiada salida al mar, y entrevisté para la misma al historiador Daniel Parodi. Debo decir que la impresión que me dejó aquella vez aún la conservo. Es la de un hombre inteligente y bien preparado que sabe muy bien de lo que habla y lo hace con un apasionamiento que dice mucho de la sinceridad y honestidad de sus ideas y convicciones. Pero es ese mismo apasionamiento el que, en ocasiones, lo traiciona y nubla su visión cuando ejerce de analista de nuestra política criolla. Ahí están, para confirmarlo, los post que publica regularmente en su blog, y que, alguna vez, han dado pie a sonadas polémicas, dejando un reguero de heridos y contusos en el camino (si mal no recuerdo, también con amagos de denuncias por difamación de uno u otro lado). Lo prueba el último que le dedica al más criollo de nuestros políticos, Alan García, elevado ahora a los altares del Olimpo republicano como todo un tribuno y demócrata por arte y magia de su pluma. Pero, ¿es realmente Alan García el ideal de republicano que nos presenta Parodi? ¿Queremos más tribunos como García?

>>> Seguir Leyendo... >>>

Lo que a mí me extraña del post de Daniel Parodi, que suelen ser tan bien informados y documentados, es que en la reseña del ‘republicanismo’ de García las omisiones sean tantas y tan clamorosas. No dice nada, por ejemplo, del Baguazo y las decenas de muertes que provocó el capricho del ex presidente en su afán de imponer un TLC para congraciarse con sus socios, aunque ello significara pisotear los derechos de peruanos con tanto derecho como cualquiera de nosotros y del propio García a exigir un mínimo de respeto. Más vergonzoso todavía resulto la forma en que pretendió zanjar el asunto al calificar a esos compatriotas de “ciudadanos de segunda categoría”. Bueno, esto no debería extrañarnos ya que se trata del mismo individuo que, ante una montaña de cadáveres, prometió “o se van ellos o me voy yo”, en alusión a los responsables de la ejecución de 300 presos rendidos en los motines de 1986. Por supuesto, ni se fueron los primeros a su casa y mucho menos García. Con promesas de este tipo, el republicanismo que supuestamente encarna el expresidente queda muy, pero muy devaluado.

Parodi afirma que en América Latina “no es la dictadura militar el cáncer de la democracia, como lo fue durante el siglo XX: el cáncer es el caudillismo populista”. Opinión discutible, con todo lo negativo que pueda tener el caudillismo (que por cierto, el propio García encarna como nadie). El verdadero cáncer es el de la corrupción, que carcome todas nuestras instituciones y vuelve papel mojado nuestro ordenamiento jurídico y constitucional. La muestra más vergonzosa de esta en el “buen segundo gobierno” de García es el de los ‘narcoindultos’, que abrió las cárceles a miles de condenados por narcotráfico que pagaron, en contante y sonante, por la ‘gracia presidencial’, muchos de los cuales volvieron a reincidir no bien pusieron un pie en la calle. Esto también devalúa nuestro republicanismo. Peor aún, acelera su estado de descomposición.

Parodi olvida que uno de los mayores problemas (baldones, en realidad) que tiene el aprismo, al igual que el fujimorismo, es el hecho de que la corrupción fue campante y extendida en los respectivos gobiernos de ambos presidentes y a la que no fueron ajenos estos. Uno de ellos purga prisión, el otro se salvó de responder ante la Justicia gracias a esa bien aceitada maquinaria de amigos, militantes y socios que tiene en el Poder Judicial. Porque si algo aprendió este ‘republicano’ de los problemas judiciales de su primer gobierno fue que el cuento de la prescripción tiene fecha de caducidad y que es mejor no presentarse nunca ante una comisión investigadora del Congreso (con lo cual vuelve letra muerta su famoso “el que no la debe no la teme”, ¿no?). Mucho menos llegar a los tribunales.

Parodi pide a los detractores de García, que “nos rasgamos las vestiduras clamando por el fortalecimiento de los partidos políticos y de la institucionalidad democrática”, que tengamos en cuenta que fue él quien frenó el proyecto reeleccionista de la pareja presidencial y aseguró la alternancia gubernamental. En otras palabras, fue García quien salvó nuestra maltrecha democracia. Bueno, lamento decirlo, pero Parodi pasó con este párrafo final de analista a propagandista. Porque si algo frenó y frena cualquier pretensión reeleccionista no son las disfuerzos del expresidente cada vez que ve como se aleja su sueño de ser el primero en sentar sus reales tres veces en Palacio, sino un movimiento ciudadano cada vez más atento y vigilante de sus políticos. Esos mismos que hoy son ensalzados y elevados a alturas inmaculadas del mismo modo con el que algunos defienden con ahínco y tesón que los ángeles no tienen sexo. Así de simple.

¿Usted qué cree?


Ministerio de Cultura informará hoy sobre los alcances del nuevo Reglamento de Intervenciones Arqueológicas

Lima, nov. 07. El nuevo Reglamento de Intervenciones Arqueológicas (RIA) del Ministerio de Cultura entró en vigencia el 3 de noviembre como parte de una nueva visión de futuro que eleva a nivel de política nacional la idea que el desarrollo económico y el patrimonio cultural son un binomio fundamental en la consolidación de nuestra nación.

En el marco de las actividades relacionadas con el Decreto Supremo N° 003-2014-MC, que aprueba dicho reglamento, la Dirección General de Patrimonio Arqueológico Inmueble viene capacitando al personal del Ministerio de Cultura en todo el país y ha programado una serie de reuniones informativas con profesionales cuyo trabajo involucra la intervención en patrimonio arqueológico así como con técnicos de otros sectores del Estado y los gremios empresariales.

El objeto del RIA es regular los procedimientos científicos, técnicos y administrativos adecuados para toda intervención que se realice sobre los bienes arqueológicos muebles e inmuebles, cualquiera sea su propósito o finalidad.

>>> Seguir Leyendo... >>>

De esta manera, se actualiza la legislación que durante 14 años reguló las intervenciones arqueológicas. La nueva norma permitirá agilizar los procedimientos administrativos para la ejecución de proyectos de inversión pública y privada, optimizando los recursos del Estado y garantizando, a su vez, la salvaguarda del Patrimonio Arqueológico de la Nación.

En ese sentido, el Ministerio de Cultura ha organizado para hoy la primera reunión pública para informar sobre los alcances y aplicaciones del nuevo Reglamento de Intervenciones Arqueológicas, que se realizará en el Auditorio Los Incas del Ministerio de Cultura a las 5:00 p.m. El ingreso es libre.


Inauguran en el SHRA la exposición “Julio C. Arana. Álbumes fotográficos inéditos. Colección Pablo Macera”

El día de hoy se inaugura, en la Sala de Exposiciones del Colegio Real (Pasaje Simón Rodríguez 655, Lima, costado del Congreso de la República), la exposición “Julio C. Arana. Álbumes fotográficos inéditos. Colección Pablo Macera”, que tiene por objeto dar a conocer los álbumes fotográficos descubiertos por el doctor Pablo Macera que ofrecen una nueva perspectiva sobre la vida íntima de este personaje controversial histórico, vinculado a la cruel explotación de caucho y la defensa de la frontera peruana en las zonas del Caquetá y Putumayo.

Los álbumes inéditos contienen más de un centenar de fotos cada uno. Allí, podemos encontrar vistas desconocidas de las diversas secciones caucheras en el río Putumayo y sus afluentes, fotografiados por Silvino Santos. Casi todas las fotos tienen un sello azul de pertenencia que dice “J.C. Arana. Av. Brasil 101. Plaza Bolognesi”. En otro álbum encontramos postales con fotos de espacios urbanos (calles, cuartel y escuelas) de Loreto, retratos de indígenas (aguarunas y del Bajo Perené) y vistas de caminos orientales (Rioja hacia la costa peruana), accidentes geográficos (Pongo de Manseriche) y embarcaderos (Puerto Motupe), entre otros. Estas imágenes fueron realizadas por los fotógrafos Manuel Rodríguez Lira (español), Victoriano Gil (francés) y Hans Heinrich Brüning (alemán). También forma parte de esta colección un álbum que contiene fotografías de la vida íntima de Arana y su familia. Estas fueron tomadas en Iquitos y Genève (Ginebra), entre los años 1912 a 1919. Algunas fueron coloreadas e impresas en formato de postal. Se suma a este grupo un conjunto de fotos postales familiares que tienen registros de distintas casas fotográficas, como B.M. Burkhardt (Iquitos, 1900), A. Luciani (Manáos), A. Camacho (Madeira), Bachmann (New York, 1905), Vicente G. da Silva, (Madeira ,1906) y Stuart (Londres, 1910).

>>> Seguir Leyendo... >>>

El día de hoy se inaugura, en la Sala de Exposiciones del Colegio Real (Pasaje Simón Rodríguez 655, Lima, costado del Congreso de la República), la exposición “Julio C. Arana. Álbumes fotográficos inéditos. Colección Pablo Macera”, que tiene por objeto dar a conocer los álbumes fotográficos descubiertos por el doctor Pablo Macera que ofrecen una nueva perspectiva sobre la vida íntima de este personaje controversial histórico, vinculado a la cruel explotación de caucho y la defensa de la frontera peruana en las zonas del Caquetá y Putumayo.

Los álbumes inéditos contienen más de un centenar de fotos cada uno. Allí, podemos encontrar vistas desconocidas de las diversas secciones caucheras en el río Putumayo y sus afluentes, fotografiados por Silvino Santos. Casi todas las fotos tienen un sello azul de pertenencia que dice “J.C. Arana. Av. Brasil 101. Plaza Bolognesi”. En otro álbum encontramos postales con fotos de espacios urbanos (calles, cuartel y escuelas) de Loreto, retratos de indígenas (aguarunas y del Bajo Perené) y vistas de caminos orientales (Rioja hacia la costa peruana), accidentes geográficos (Pongo de Manseriche) y embarcaderos (Puerto Motupe), entre otros. Estas imágenes fueron realizadas por los fotógrafos Manuel Rodríguez Lira (español), Victoriano Gil (francés) y Hans Heinrich Brüning (alemán). También forma parte de esta colección un álbum que contiene fotografías de la vida íntima de Arana y su familia. Estas fueron tomadas en Iquitos y Genève (Ginebra), entre los años 1912 a 1919. Algunas fueron coloreadas e impresas en formato de postal. Se suma a este grupo un conjunto de fotos postales familiares que tienen registros de distintas casas fotográficas, como B.M. Burkhardt (Iquitos, 1900), A. Luciani (Manáos), A. Camacho (Madeira), Bachmann (New York, 1905), Vicente G. da Silva, (Madeira ,1906) y Stuart (Londres, 1910).

La historia de crímenes y violencia que acompañaron la vida de Arana aún se proyecta en la memoria de los loretanos como un grito de dolor, pero a la vez de esperanza por curar esa herida. Esa esperanza será realidad cuando los nativos, los descendientes de los caucheros y el Gobierno contribuyan a construir nuestro país como nación pluriétnica y multicultural. Cabe preguntarnos ahora cuánto hemos avanzado por cambiar la situación socio-económica de los pueblos indígenas. Esperamos que esta exposición fotográfica y documental sobre la vida y obra de Julio César Arana nos invite a reflexionar sobre la deuda histórica del Estado peruano con la Amazonia y señale el camino de las medidas correctivas para potenciar su integración al país.

Los curadores de la exposición son los historiadores María Belén Soria Casaverde y Miguel Pinto Huaracha.

La cita es a las 4: pm y el ingreso es libre. No falten.


La PUCP digitaliza periódicos antiguos peruanos de la Colección Denegri Luna

El Repositorio Institucional de la Pontificia Universidad Católica del Perú ha empezado a digitalizar la colección de periódicos antiguos de la Colección Denegri que se halla depositada en el Instituto Riva Agüero, entre los que se encuentran los periódicos El Eco de Socabaya (1838), El Montonero (1834), El Pacificador del Perú (1821), El Radical (1889), El Tribuno de la República Peruana (1822), La Actualidad (1881), que fue el primer periódico fundado por las fuerzas de ocupación chilenas en Lima, y La Crónica (1921). De este último, precisamente, ha digitalizado la edición del 19 de julio de 1921 dedicado al Centenario de la Independencia del Perú. Definitivamente, un esfuerzo que merece destacarse y agradecerse.


Presentan primer volumen digitalizado de la Colección Documental de la Independencia del Perú

El próximo viernes 12 de noviembre, a las 7 de la noche, Acuedi presentará en el Instituto Riva Agüero el primero de los tomos digitalizados de la Colección Documental de la Independencia del Perú, correspondiente al Tomo I, Vol. 1° de Los ideólogos. Juan Pablo Viscardo y Guzmán. Los que asistan recibirán como obsequio este material cuya importancia no necesita ser relievada. Pero si no puede esperar hasta el miércoles, aquí les dejo el link desde donde pueden bajárselo.


Voluntarios participan en limpieza de muros inca en tres calles de Cusco

Cusco, nov. 07. Unos 30 jóvenes voluntarios y 10 técnicos, especialistas en preservación de líticos, participan en la limpieza de los muros de origen Inca de las calle Maruri, Pampa Del Castillo y Santo Domingo del centro histórico de Cusco, dispuesto por el Ministerio de Cultura de Cusco.

La actividad busca no solo la limpieza, sino el mantenimiento de los baluartes de la ciudad Inca y concientizar a la preservación del legado, culminará el miércoles 19 de noviembre, informó a la Agencia Andina, José Carlos Silva, jefe de Defensa del Patrimonio de la entidad cultural.

Los voluntarios que fueron capacitados en los últimos días, se desplazaron con materiales como, jabones neutros, agua ionizada, papeles higiénicos para el empaquetado, entre otros materiales químicos.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“Esta disposición es como parte de un proyecto en primera fase, parta el próximo año se tienen otras zonas; durante las acciones se han evidenciados algunas zonas vulnerables donde hay pinturas y grases sobre las piedras. Son un total de 200 metros lineales”, explicó.

Por su parte, el jefe de coordinación de Gestión de Monumentos, arqueólogo Francisco Solís, manifestó que para la limpieza se emplea un especial cuidado, ya que la idea es retirar todas aquellas partículas que dañan los muros.

Sostuvo que el proyecto tiene una inversión de 600,000 nuevos soles, con la cual pretenden darle una nueva imagen a la ciudad, que es visitada por turistas nacionales y extranjeros.

El funcionario confió en que en los próximos días se sumen más voluntarios a comprometerse con su patrimonio.


Silenciando el pasado: a propósito del 4 de noviembre

Por Cecilia Méndez G.
University of California, Santa Barbara

En esta parte del mundo es aún 4 de noviembre, día del inicio de la rebelión de Túpac Amaru II. Y constato que continúa el silencio sobre este acontecimiento histórico en los medios de la capital. Túpac Amaru no existe en las efemérides. Pero en cambio nos enteramos que Gisela le ganó el rating a Magaly Medina. La rebelión más importante de nuestra historia, nos guste o no, se ha silenciado tan hondamente que ese silencio se ha convertido en natural. Nadie reclama una reflexión alusiva a la fecha si no es para proponer una caricatura chauvinista, o justificar la violencia. Y a nadie parece importarle mucho ese silencio.

Por ello, más que adelantar lo que diré en un libro, o repetir lo que he dicho en incontables charlas, cursos y artículos, quisiera llamar la atención sobre algo que manifesté anteriormente desde esta tribuna: la relación de la historia con los medios, o la relación entre la historia académica y el discurso público sobre la historia. En ese sentido, vemos cómo para el sesquicentenario de la independencia nacional, el diario El Comercio ilustró su primera página con una imagen del cacique cuzqueño, tan grande que opacaba a las de San Martín y los otros llamados “precursores”, en una alegoría donde ni siquiera figuraba Bolívar. Quisiera recordar también que la imagen de Túpac Amaru seguía circulando en los billetes peruanos hasta fines de la década de los ochenta, como vemos en la ilustración que acompaña a esta nota. Y recordar, en suma, que este héroe oficial se convirtió en algún momento en héroe proscrito.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Por ello, si escribo esta nota, que me sustrae de muchas obligaciones importantes, hoy 4 de noviembre, es para no hacerme cómplice del silencio. Especialmente, cuando veo que los mismos diarios que hace unas décadas y por voluntad propia ensalzaban a José Gabriel Túpac Amaru, hoy lo recuerdan para llamarlo “terrorista”.

No me cabe duda que los silencios en torno a Túpac Amaru se deben en parte a una memoria explosiva de la guerra reciente donde se mezcla el recuerdo de Sendero y el del MRTA. Hoy existe una autocensura muy fuerte, tanto en la historiografía limeña como en el discurso público, a hablar de rebeliones violentas. Y la de Túpac Amaru lo fue. Ello es en parte entendible porque la sangre de los muertos de nuestra guerra interna más reciente no se ha terminado de secar y hay mucho que reparar sobre este proceso. Por ello, sospecho que el silencio en torno a los hechos de la rebelión de Túpac Amaru tardará en ser superado en los medios, especialmente en la capital.

Pero otra cosa, muy distinta, es estigmatizar a Túpac Amaru vinculando su imagen con el gobierno de Velasco (1968-1975), el presidente que por primera vez convirtió a un personaje hasta entonces marginal en las narrativas oficiales de la independencia en héroe oficial. Cierto es que Velasco se hizo del poder con un golpe de Estado, pero fue un golpe sin sangre. Y si bien su gobierno fue autoritario en lo político, tuvo un fuerte componente de democratización social, como es evidente para cualquiera que vivió el periodo o que tenga ojos para ver y oídos para oír, tal como analizamos más detenidamente en un artículo del 2006 que quizá muchos ya conocen: "Las Paradojas del Autoritarismo: ejército, campesinado y etnicidad en el Perú”. ¿Acaso un cuadro de Túpac Amaru no se encuentra aún en Palacio de Gobierno? Por lo demás, quienes más critican a Velasco por su autoritarismo son quienes apoyaron un gobierno autoritario posterior que sí fomento el derramamiento de sangre como política de Estado. Ergo, lo que en realidad rechazan estos sectores no es el autoritarismo sino las reformas sociales que impulsó el Estado durante el velascato.

No puede pues meterse en un solo saco a Sendero, Velasco y el MRTA y con ese pretexto silenciar procesos históricos de importancia innegable: imagínense que Francia pretendiera silenciar la "Revolución Francesa". Pero eso es precisamente lo que hace hoy una corriente hegemónica de opinión que santifica el credo neoliberal y busca descalificar cualquier opinión discordante como "radical" -discordante con la llamada "economía de mercado" y su manifestación cultural e ideológica más exitosa: la "ciudadanía del emprendedurismo"-. Y esta descalificación opera activamente, con el silencio. Pues como bien dijo Michel-Rolph Trouillot, en su magistral Silencing the Past (1995), “silenciar es un proceso activo”.

Carlos Iván Degregori solía decir que “no podemos seguir bailando al ritmo que nos impone Sendero”. Hacerlo fue el error más grave que cometieron las Fuerzas Armadas en un comienzo: responder a la violencia con más violencia. El costo fue tremendo y lo seguimos pagando como sociedad que no puede reconciliarse con su pasado, ni consigo misma.

Pero pese a que Sendero fue derrotado, seguimos bailando, esta vez, al ritmo de los silencios que nos impone su memoria, mientras nos dejamos arrebatar la historia. No sólo la de Túpac Amaru, sino, sobre todo, la de los años de Velasco, cuyo nombre se ha convertido, desde los noventa, en anatema. Quisiera proponer, por ello, que silenciar a Túpac Amaru puede ser el mejor mecanismo para silenciar el periodo de 1968-1975, más que el de 1780-1781, en que ocurrió la rebelión. Y como en el río revuelto de la memoria todos pescan, ahora resulta que los simpatizantes del fenecido Sendero quieren "ganarse alguito" con Túpac Amaru, olvidando que los senderistas, para justificar su baño de sangre, jamás invocaron al cacique de Tungasuca -ni ninguna partícula de nuestra historia– sino sólo la palabra divina de su "Presidente Gonzalo", el genocida Abimael Guzmán.

Como historiadora, me identifico con los colegas que afirman que la historia cambia a ritmo del presente. Yo creo que a veces cambia tanto que constituye un espejo del presente, o una determinada lectura del presente. Por eso importa no sólo quién escribe la historia sino, sobre todo, para qué y para quién se escribe, como tan bien lo dijo el historiador indio Sudipta Kaviraj en un texto poco conocido sobre el nacionalismo.

En ese sentido insisto, y seguiré insistiendo: no podemos seguir bailando al ritmo de Sendero. No podemos dejarle el terreno de la historia como le dejamos alguna vez el terreno de la política. No podemos dejar que un grupo derrotado nos arrebate la posibilidad de narrar el pasado para transformar el presente. Máxime cuando justificar una narrativa violentista de la historia está a un paso de asentir al silencio que nos quiere imponer el credo neoliberal: ambas salidas son historicidas. A ambas les interesa una historia única e irrefutable –a veces tan irrefutable que se convierta en un silencio insondable– y no el debate constante sobre el pasado que, como sociedad, debemos tener. Pero para debatir hay que hacerlo con palabras. No con balas ni con silencio.

NOTA:

Este texto ha sido editado varias veces desde que lo lancé al ciberespacio un poco antes de las 12 de la noche del 4 de setiembre, hora de California. La última modificación ha sido el 5 de noviembre a las 12:45 am. El mismo es un adelanto a un artículo que será publicado en un volumen sobre la independencia, pronto a ser editado por historiador Alex Loayza con el sello del CEHRA de Ayacucho.