50 imágenes icónicas de Auschwitz y el Holocausto


Hoy se cumplen 70 años de la liberación del campo de concentración y exterminio de Auschwitz, un complejo industrial para el asesinato en masa de los judíos europeos y otras minorías étnicas que los nazis establecieron en Polonia y en donde murieron más de un millón de personas en cámaras de gas y hornos crematorios. Un día como hoy, hace 70 años, tropas del Ejército Rojo entraban en Auschwitz y apenas si encontraron a unos cuantos cientos de sobrevivientes de la maquinaria asesina del fascismo hitleriano. Testimonio de ese demencial desprecio por la vida humana lo constituyen las miles de imágenes que existen de ese horror, muchas de ellas tomadas por los propios asesinos que, como buenos alemanes tenían la manía de documentar todo muy prolijamente. Muchas de esas imágenes se utilizaron como testimonios de cargo en los Juicios de Nuremberg y hoy se han vuelto icónicas, parte de la memoria visual de la humanidad y de la historia del siglo XX. Aquí reproducimos 50 de ellas:

>>> Seguir Leyendo... >>>

Estación de trenes de Auschwitz, adonde arribaban los vagones de tren con miles de judíos y personas de minorías étnicas para ser eliminadas.



Entrada al campo de concentración de Auschwitz, con el lema "El trabajo libera".



Ficha de registro de prisoneros judíos de Auschwitz.



Niños judíos en el campo de concentración de Auschwitz el día de su liberación.



Fotografía aérea del complejo de Auschwitz, que incluía otros campos y complejos de exterminio y trabajo.



Otra fotografía aérea de Auschwitz. Los aliados conocían de Auschwitz y su finalidad, pero aún así se negaban a bombardearla aduciendo que no era un objetivo militar importante en el cual invertir recursos militares.



Prisioneros de Auschwitz el día de la liberación.



Irma Grese, conocido como "El ángel de Auschwitz", o “La perra de Belsen” fue la mas cruel vigilante de los campos de concentración nazis.



Hornos crematorios de Auschwitz.



Hornos crematorios de Auschwitz conteniendo restos humanos.



Miles de zapatos de las víctimas de Auschwitz.



Sobrevivientes de Auschwitz el día de la liberación.



Trenes de transporte arriban a Auschwitz con miles de personas.



Barracas de Auschwitz.



El comandante de Auschwitz, Rudolf Hoess, y su familia. Muchos jefes de Auschwitz vivían con sus familias en las cercanías del campo de concentración.



Sobrevivientes del campo de contración liberados por el Ejército Rojo.



Víctimas y sobrevivientes de Auschwitz el día de la liberación.



Latas vacías de Zyklon B, el gas utilizado en las cámaras de gas apara eliminar a miles de personas.



Lata de Zyklon B.



Maletas de las miles de víctimas de los campos de concentración.



Sobrevivientes del campo de concentración de Buchenwald.



Prisoneros judíos arribando a Auschwitz.



Judíos franceses liberados en Auschwitz.



El comandante de Auschwitz, Rudolf Hoess, acompañado de Josep Mengele, el médico sádico de Auschwitz.



Gemelas judías, víctimas de los experimentos de Mengele.



Mengele seleccionando víctimas para sus experimentos entre los recién llegados a Auschwitz.



Mujer víctima de los experimentos médicos de Mengele.



Niños judíos utilizados como cabayas por Mengele.



Personal de las SS de Auschwitz en un momento de distensión.



Prisioneros utilizados como esclavos en Buchenwald.



Joseph Mengele en una imagen de la época en que se unió a las SS.



Mengele y la imagen con la que ingreso a Argentina.



El niño del gueto de Varsovia, la imagen más icónica del Holocausto judío.



Desalojo del gueto de Varsovia.



La misma imagen del desalojo del gueto de Varsovia, desde otro ángulo.



Niños judíos del gueto de Varsovia son evacuados.



Destrucción del gueto de Varsovia.



Otra imagen de la destrucción del gueto de Varsovia.



Judíos del gueto de Varsovia antes de ser ejecutados.



Una imagen del gueto de Varsovia antes de su destrucción.



Sobreviviente del gueto de Varsovia antes de ser ejecutado.



Víctimas del campo de exterminio de Dachau.



Prisioneros de guerra rusos son trasladados a Alemania ante el avance del Ejército Rojo en las famosas "Marchas de la muerte".



Una imagen del gueto de Varsovia tras su destrucción.



Otra imagen del gueto de Varsovia tras su destrucción.



Tropas de las SS interrogan a judíos del gueto de Varsovia.



Tropas alemanas que sofocaron el levantamiento del gueto de Varsovia.



Tropas alemanas revisan a uno de los pocos sobrevivientes del levantamiento del gueto de Varsovia.



Anna Frank, una niña de 14 años, tal vez la víctima más famosa del Holocausto por ser autora de un «Diario» que es un testimonio de la persecución contra los judíos por parte de la Alemania nazi.



Juicios de Nuremberg, en el que se juzgo por crímenes contra la humanidad a los principales jerarcas nazis.


6 comentarios:

  1. Que pena tan grande saber que está barbarie sucedió en la raza humana, puedo comprender por que no haya encontrado ahun un Comentario y opinión al respecto, es que no hay manera de justificar esa acción barbarie. En situaciones de esa índole es cuando me pregunto si en verdad la raza humana es tan vil y cobarde para cometer un acto tan repulsivo.
    Yo afortunadamente puedo decir que mi procedencia familiar jamás estuvo implicada más sin embargo dire algo que mi corazón me obliga a decir: desde el fondo de mi corazón pido perdón a todos y cada uno de los seres torturados y martirizados en ese lugar, perdón a todos los desendientes y familiares que tuvieron que sufrir el to de sus ancestros, de corazón que todo el odio que se generó en ese lugar de convierte en una manta de confort para cada ser humano que ha pasado por esa situacion.
    Cada vez que escucho sobre ese lugar siento un pesar tan grande que oprime mi pecho y no corazón por que se que nuestro espíritu nunca muere y espero que cada alma que alguna vez estuvo en ese lugar pueda trasender a una vida recompensada infinitamente por la tortura de esta raza a la que pertenezco.

    ResponderEliminar
  2. Me siento igual que tú Dani, mi mente, mi sentir, mi pensamiento, no alcanza a entender semejante aprobio, para ser más sincera busco imágenes, textos, testimonios, que puedan darme alguna explicación, nada he encontrado...
    Mas bien si encontré en las palabras y obra del Dr. Viktor Frankl, sobreviviente de un campo de concentración, el alivio y el sentido que de algún modo estuve buscando para justificar tal sufrimiento. Búsca su obra, se llama "El hombre en busca del sentido".

    Al igual que tú, pido perdón y compasión al ser divino o la fuerza que se encargue de justiciar este mal, pido por todas aquellas mujeres, sus niños, los padres, por los hombres desesperados y desesperanzados, por todo aquel ser que se ha visto privado del sentido de sus vidas, de su existencia. Mi corazón está con ellos, cierro los ojos, y me veo dándoles consuelo, ayuda, un abrazo....Dios! Como no tener tu poder y liberar a los desprotegidos, velar por los buenos ... sabes tu lo que haces allí donde estés.

    ResponderEliminar
  3. lo peor es que volvera a suceder..................no aprenderemos nunca.

    ResponderEliminar
  4. es atroz y despreciable lo que hicieron con tanta gente, me siento de una manera lastimado, y siento el dolor de aquellos padres.... como pudo ser posible que existiese gente sin escrúpulos ni sentimiento alguno solo con el fin de querer gobernar todas las naciones, en verdad es atroz lo que hicieron
    De verdad que en estos días rezo por todos esos seres, que murieron de una forma terrible sin razón alguna por el simple hecho de su color,cultura,religión,o manera de pensar es bizarro y pido a dios que no vuelva a suceder
    ME SORPRENDE HASTA DONDE SOMOS CAPACES DE LLEGAR CON TAL DE TENER RESPETO.. O UN LUGAR ENTRE LOS DEMÁS O POR QUE ALGUNOS SE SIENTEN ÚNICOS Y PIENSAN QUE ESTÁN POR ENCIMA DE LOS DEMÁS Y NO ES ASÍ
    DIOS AYÚDANOS Y PERDÓNANOS

    ResponderEliminar
  5. no puedo ver las imagenes. En la version mobil ni web

    ResponderEliminar
  6. Es curioso, porque cuando lees los documentos instructivos de la Werhmacht sobre prisioneros y campos de trabajo, se ve algo totalmente diferente, algo no encaja aca, algo huele a sionismo.

    ResponderEliminar