Denuncian mutilación de cabeza de puma de piedra en barrio San Blas


Cusco, ene. 06. La cabeza de un puma de piedra del pasaje Mira Calcetas, que formaba parte de una pileta ubicada en San Blas, en la ciudad del Cusco, fue mutilada y desaparecida, denunciaron vecinos de este tradicional barrio de artesanos de la Ciudad Imperial.

El adorno reemplazó en el 2012 a una cabeza de un perro, también de piedra, que había desaparecido y formaba parte de la estructura arquitectónica del citado barrio.

Según los vecinos, el labrado de esta cabeza clava en tamaño natural del felino desapareció en extrañas circunstancias a mediados del mes pasado; según referencias, un varón de civil, que dijo ser trabajador municipal, terminó por mutilarlo al ver que se resquebrajaba del cuello.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Nidia Villasante Ortiz, propietaria de la vivienda 484 de Mira Calcetas, en declaraciones a la Agencia Andina, lamentó la desaparición de “el puma” que formaba parte de la pileta, por cuya boca expedía agua, al ser traída por conductos de un manantial de la parte alta de San Blas.

“Era un atractivo para los turistas, se tomaban fotos cada vez que pasaban por el pasaje. En época de sequía servía para abastecer de agua a los vecinos, nunca se secaba, a veces ponían sus baldes al cuello”, explicaba.

La vecina contó que dicha obra lo ejecutó la municipalidad del Cusco y en esa época también se habilitó un urinario en el pasaje, el cual continúa hasta ahora y por la falta de agua, contamina la zona y muestra un mal aspecto ante los turistas y cusqueños que se desplazan por la zona.

Graciano Huanca Choque, inquilino de la misma vivienda, que cuenta con un local de venta de zapatos con forro de tejidos y mantas típicas, también mostró su indignación, ya que con la desaparición de este atractivo, también cerraron el conducto del agua.

Asimismo, dijo que este pasaje no puede estar descuidado y olvidado, pese a estar a unos metros de la plaza de Armas, por la imagen de Cusco ante sus visitantes. Éste sugirió que las nuevas autoridades se preocupen por esta zona.

Otras piletas olvidadas

Alrededor de esta zona, a menos de cincuenta metros, por la calle Warankallki, existen otras dos piletas, una es de dos sapos de piedra y otra es de una serpiente, que también botaban agua por la boca y ahora están al abandono; a estas fuentes, según Nidia Villasante, también dotaba de agua el manantial en mención.





0 comentarios:

Publicar un comentario