Greenpeace deberá asumir la recuperación de las líneas de Nasca

Lima, ene. 19. La ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, reafirmó hoy que el atentado perpetrado en diciembre contra las líneas de Nasca, en Ica, no fue un error, sino un acto ilegal, que deberá ser asumido por la ONG Greenpeace.

Asimismo, rechazó el ofrecimiento del representante de la organización ambientalista, Martín Prieto, de enviar un equipo de expertos internacionales a fin de evaluar y enmendar los daños en la figura del colibrí.

“Ellos no pueden decir que van a contratar una consultoría internacional para evaluar los daños. El ministerio ya ha tomado acciones: se ha firmado un plan de manejo de las líneas y en los próximos días un equipo viajará a Nasca para completar la investigación y ver de qué manera se puede resolver el daño cometido. Esto no fue un error, sino un acto ilegal contra nuestro patrimonio”, anotó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Álvarez-Calderón saludó la decisión de la organización ambientalista de brindar los nombres de los responsables de la intervención en la figura del colibrí: el alemán Wolfgang Zadit, quien organizó, diseñó y ejecutó la actividad; y Martin Kaiser, encargado de aprobar la realización de la misma.

“Hasta ahora sólo habíamos tenido declaraciones líricas y ninguna acción concreta por parte de la organización. Enhorabuena que hayan dado los nombres de dos de los responsables y que se los hayan hecho llegar a la fiscalía encargada de la investigación. No olvidemos que las acciones penales y civiles contra Greenpeace siguen en curso”, expresó.

Por último, reafirmó que el nivel del daño a las líneas de Nasca es significativo y que se harán todos los esfuerzos para recuperar la zona afectada. “No sabemos si podremos revertir el daño. Naturalmente, el costo de la investigación y los trabajos deberán ser asumidos por Greenpeace, que será incluida en el proceso como tercero civilmente responsable”.


0 comentarios:

Publicar un comentario