Obama pide al Congreso poner punto final a embargo económico a Cuba

Washington, ene. 21. El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió al Congreso asumir este 2015 las primeras tareas para poner punto final al embargo económico a Cuba, afirmando que "es hora de probar algo nuevo" en la relación con La Habana.

Un mes después del histórico anuncio de reconciliación entre Washington y La Habana, y a pocos días de la flexibilización de viajes y comercio de estadounidenses a la isla, Obama pasó el balón a la cancha de los legisladores.

"Nuestro cambio de política en relación con Cuba tiene el potencial de poner punto final a un legado de falta de confianza en nuestro hemisferio", dijo Obama, añadiendo que el fin del embargo "extiende una mano de amistad al pueblo cubano".

>>> Seguir Leyendo... >>>

El embargo, vigente desde 1962 pero reforzado por una ley de 1996, "debería haber terminado hace tiempo", dijo Obama, la víspera de unas reuniones oficiales en La Habana para recomponer las relaciones diplomáticas, rotas desde 1963.

"Cuando uno hace algo que no funciona durante cincuenta años, es hora de probar algo nuevo", dijo el mandatario.

"Y este año, el Congreso debería iniciar el trabajo de poner fin al embargo", concluyó.

Cuba fue la única mención de Obama a Latinoamérica en su discurso del Estado de la Unión, la tradicional alocución anual del presidente ante las dos cámaras parlamentarias, los jueces de la Corte Suprema e invitados especiales.

Alan Gross, un contratista estadounidense que pasó cinco años preso en Cuba antes de ser liberado el mismo día del histórico reacercamiento, el 17 de diciembre, fue uno de los invitados del presidente y la primera dama Michelle Obama.

"Bienvenido a casa, Alan", dijo Obama bajo una lluvia de aplausos. "Gracias", replicó un emocionado Gross desde las tribunas.

En la sala también estaban presentes los disidentes cubanos Jorge Luis García Pérez, "Antúnez", y Rosa María Payá, críticos de las negociaciones.


0 comentarios:

Publicar un comentario