Homenaje a Alberto Flores Galindo a 25 años de su partida. Conversación con Nelson Manrique

Es un lugar común, y casi una obligación moral, referirse bien de los muertos. Incluso si se trata de un enemigo, el elogio obligado del rival es lo que se espera leer o escuchar. Actuar de otro modo es incurrir en una incorrección política que muy pocos perdonan. Pero qué sucede cuando a quien hay que elogiar en verdad sí merece todos los reconocimientos y homenajes; cuando estos, antes que un repertorio insufrible de loas y ditirambos, son comentarios críticos y lecturas inteligentes de su obra, de sus actos. Eso es más o menos lo que la obra de Alberto Flores Galindo (1949-1990) suscita entre todos. Este año, en que se cumplen 25 de su desaparición física, antes que hacer un repertorio de lisonjas huecas e inútiles hemos querido conversar con aquellos amigos y colegas con los que Flores Galindo estableció una fructífera como honesta relación de amistad y trabajo. Amigos y colegas que antes que gastar tinta, papel y palabras en su memoria, fatigan ideas y opiniones sobre su obra que es la mejor manera de recordarlo. Fallecido tempranamente el 26 de marzo de 1990, Flores Galindo representó muchos papeles en su corta vida (hijo, esposo, padre, historiador, profesor universitario, periodista), pero ninguno más importante en estos tiempos que el del intelectual comprometido. Ese tal vez sea su mejor legado para todos. Un legado que hemos querido recordar con estas conversaciones que a lo largo de esta semana presentaremos (y que hoy iniciamos con el historiador y sociólogo Nelson Manrique), las cuales esperamos continuar a lo largo del año. Agradecemos al historiador Ricardo Portocarrero haber hecho partícipe a este blog de la iniciativa que puso en marcha para recordar al autor de "Buscando un Inca" (entre tantos otros libros clásicos de su autoría). Solo nos queda agregar que esperamos que estas conversaciones propicien el debate y la discusión que merecen la obra y un autor fundamentales en nuestra historiografía.



1 comentario:

  1. Felicitaciones por la iniciativa de recordar a Tito Galindo y su aporte a la historia y las ideas en el Perú, a los 25 años de su lamentable partida.
    Les sugiero fraternalmente mejorar la calidad del audio en los videos, las voces del comentarista y en especial del entrevistado se pierden y por momentos se hacen ininteligibles.

    ResponderEliminar