¡Dile NO a la piratería!

Se suele decir, no sin cierto cinismo, que el mejor 'homenaje' que puede recibir un libro en este país es el que le rinden los piratas habituales de siempre. Pero yo dudo mucho que sea así por lo difícil que significa, precisamente en este país, publicar un libro. Ayer, por ejemplo, pude comprobar que el libro de Charles Walker ya recibió semejante homenaje (indicativo inobjetable de su éxito sostienen alguno sinvergüenzas). Una infame copia de su estupendo "La rebelión de Tupac Amaru" circula ya en algunas tiendas de libros del centro de Lima al precio de diez soles, lo cual es un golpe directo al mentón de los editores (en este caso, el Instituto de Estudios Peruanos). Confío mucho en que el público no se preste al juego sucio que significa esto. Primero porque perjudica a todos los que esperamos que más libros como este puedan seguir editándose y acciones como esta atentan contra ese deseo, y segundo porque realmente es una copia de pésimo gusto. Malísima. Una auténtica afrenta a la vista.


0 comentarios:

Publicar un comentario