¿Periodismo en crisis o en etapa terminal?

Luego de ver la entrevista ayer de Beto Ortiz a Milagros Leiva, y de dejar pasar la sorpresa inicial, me queda claro lo siguiente:

1. La anodina existencia de instituciones como el Colegio de Periodistas se debe a que entre nosotros el ‘amiguismo’ es una forma de asociacionismo profesional más efectiva que convierte en prescindibles y fútiles el objetivo para el cual fueron creadas estas u otras parecidas. Vale decir, la verdad es aquella que establece el rating o el número de likes en Facebook.

2. Es un hecho que la relativización de hechos punibles es un principio deontológico para muchos periodistas peruanos si estos están en “busca de la verdad”. Si entregarle miles de dólares a un prófugo de la Justicia (entrega de dinero luego de la cual, se volvió a fugar) no está mal, ¿con qué lógica y sentido común estos mismos periodistas pueden luego hablar de corrupción de funcionarios, sobornos, ‘mermeladas’ y tantas cosas más sobre las cuales les gusta tanto pontificar?

>>> Seguir Leyendo... >>>

3. Exponer los trapos sucios de una profesión y generalizarlos (“todos lo hacen, miente el que dice que no”), es la mejor (y falsa) argumentación que esta forma de periodismo (o una gran parte de él) ha encontrado para justificar lo injustificable y meter a todos en el mismo saco de inmundicia profesional y así alcanzar su objetivo: desprestigiar un oficio, el periodismo, para absolver a quien no solo ha delinquido sino además actuado contra todo principio ético. O sea, si todos los periodistas son culpables de las mismas malas prácticas, entonces todos, incluso los que delinquen, están libres de polvo y paja. Pero esto es tan absurdo como falso porque, como saben, toda generalización es inviable e insostenible lógicamente. O sea, mienten. No todos los periodistas pagamos por información como Leiva ni relativizamos un delito como Ortiz.

4. Más que una caja boba, la televisión se ha vuelto el mejor centro de rehabilitación y reciclado de muchos. "La televisión –dice Umberto Eco– ha promovido al tonto del pueblo”. Bien pudo haber dicho al pederasta también y esa frase habría conservado el mismo sentido y valor, ¿no?

5. Eco tiene razón: las redes sociales están llenas de gente que no tiene la menor idea o está escasamente informada de lo que habla o escribe. Gente que hace rato perdió (o nunca tuvo) nociones de decencia, ética o sentido común para diferenciar la paja del grano del mismo modo que se diferencia a un periodista que paga miles de dólares para obtener una entrevista o información del que trabaja para conseguirla. Pero en beneficio de estas personas podemos decir que la estupidización de gran parte de ella se debe precisamente a este periodismo emasculador de ideas y voluntades que siembra mentiras, distorsiona hechos, relativiza delitos y frivoliza hasta el mal gusto a la política.

Una breve y ácida reflexión final: los periodistas peruanos son cien veces más eficientes que cualquier policía peruano. Ubican a los prófugos de la justicia tantas veces como quieren y con una facilidad que debería ser método en las escuelas policiales.

Hoy más que nunca es cierto aquello de que el periodismo, nuestro periodismo, está en crisis.

En etapa terminal.


6 comentarios:

  1. Lo que al parecer no entienden los periodistas o les da vergüenza admitir, es que los grandes medios de comunicación no son más que las divisiones comunicacionales de grandes corporaciones con intereses en todos los sectores de la economía, cuyos principales objetivos son distraer/entretener, castigar la disidencia y crear consenso respecto a sus intereses. Así que amigo no le pidas peras al olmo.
    Por lo que debemos abogar es que se reconozca de una vez, que tanto el poder económico, como el de la comunicación son tales y por tanto deben estar supervisados y separados, de la misma forma que nos parece completamente lógico que en una democracia haya separación de poderes.

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Hay tantos intereses económicos que la lógica indica que ningún reportaje, artículo o entrevista va a afectar esas "ganancias". Claro hay formar para maquillar las cosas, pero en líneas generales: "nada que afecte, nada que joda los negocios".

    ResponderEliminar
  3. Con esa lógica de decencia suya, entonces el obtener los vladivideos y asi desenmascarar la corrupcion del gobierno de entonces, también fue un acto delincuencial?, o me va a decir que aquel episodio que cambió el rumbo de un pais fue decente??

    ResponderEliminar
  4. En constante crisis y en etapa terminal pero que nunca termina porque se retroalimenta de la misma basura y oportunimo que difunden, claro está con honrosas excepciónes...

    .

    ResponderEliminar
  5. no deja de ser un escrito con contradicciones, lo importante del periodista es buscar la verdad, si se ciñe a lo ético podrá lograr ese objetivo, lo dudo porque el aparato de la corrupción responde a una organización delictiva, donde compra policías, fiscales, jueces,políticos,congresistas, autoridades electas por el pueblo y funcionarios públicos.Crean empresas de fachadas y se convierten en grandes empresarios, dadivosos con el pueblo creando fundaciones sociales de asistencia social. Por ello me pregunto si esa señora colombiana OSPINA que salió a defender a la corporación de los canales N y América, sosteniendo que se había transgredido los preceptos de la corporación, es decir que no se tuvo en cuenta la ética donde vivió y donde vive, ella recurrió a los mismo que hizo Milagros Leiva en Colombia, por lo tanto no me digan que nos e paga por primicias de primera página?

    ResponderEliminar
  6. Es triste esta realidad que vive el periodismo Peruano, no sólo está en crisis, se esta pudriendo , espantos como la pseudo periodista Magaly medina, empresas televisivas que le pagan y auspiciadores que apoyan este tipo de periodismo, ni que hablar de los otros periodistas , ya lo dijo Micky Rospigliosi , esos son mermeleros, todos ellos acostumbrados a manchar su profesión con el vil dinero, si naciste decente te jodiste, ese es tu problema, parece ser el lema de estos días pero en realidad nuestra sociedad en todos sus niveles esta enferma, putrefacta, todos quieren sacar provecho de cualquiera que se descuide, es un gana gana, desde el presidente hasta el ciudadano de a pie, y es obvio que el periodismo es un reflejo de esta insana sociedad, no hay salida, no hay solución, ya se han dicho innumerables opiniones sobre que hacer, nada cambia todo esta mal, hablando en el argot de la computación , tenemos que formatear a nuestra sociedad, pero eso lamentablemente no se puede hacer, en el comentario de arriba se dice al final, que los periodistas son más eficientes que la policía, por favor es como comparar la mierda con el vómito, sólo le falto decir que el poder judicial es mejor que estos dos, después cuando aparecen movimientos extremistas, que se cansan de ver que estos políticos sólo están para robar y joder al país , se escandalizan, estos momentos son el caldo de cultivo para que se desarrollen estas propuestas, me imagino que el movadef y otros que se le parezcan deben estar felices con toda esta basura, ya que tienen pie para decir cualquier cosa y convencer a los incautos de siempre, si existe Dios, porque no te los recoges???

    ResponderEliminar