San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

Homenaje a Alberto Flores Galindo a 25 años de su partida. Conversación con Manuel Burga

Amigo de largos años, cómplice de aventuras intelectuales y librescas, cultor de su memoria y obra, Manuel Burga, historiador formado en las aulas de San Marcos (universidad de la que llegó a ser rector), autor de decenas de libros clásicos para muchos de nosotros, su testimonio no podía faltar en este especial que hemos dedicado a lo largo de esta semana a recordar los 25 años de la desaparición física de Alberto Flores Galindo. Es la mejor manera que hemos encontrado por ahora de cerrar este especial que, como dijimos desde el primer día, esperamos continuar a lo largo del año. Nuestro agradecimiento a todos los que colaboraron con nosotros.



Homenaje a Alberto Flores Galindo a 25 años de su partida. Conversación con Cecilia Rivera

Cecilia Rivera, antropóloga y docente de la Pontificia Universidad Católica, comparte en esta cuarta entrega del especial dedicado a recordar los 25 años de la desaparición física de Alberto Flores Galindo, pormenores de la trayectoria intelectual y personal del desaparecido historiador. Testigo excepcional, como colaboradora primero y esposa después, su testimonio es tan emotivo como valioso, y por el que le damos las gracias.



Homenaje a Alberto Flores Galindo a 25 años de su partida. Conversación con Scarlett O'Phelan

En esta tercera entrega del especial dedicado a conmemorar los 25 años del fallecimiento de Alberto Flores Galindo (1949-1990), Ricardo Portocarrero conversa con la Dra. Scarlett O'Phelan Godoy, historiadora formada en las aulas de la Pontificia Universidad Católica, que es donde conoció y forjó su amistad con el autor de "Aristocracia y plebe". Una conversación en la que se retrata facetas poco conocidas del desaparecido historiador.



Homenaje a Alberto Flores Galindo a 25 años de su partida. Conversación con Eduardo Cáceres

Presentamos la segunda parte del especial dedicado a conmemorar los 25 años de la desaparición física del historiador Alberto Flores Galindo (1949-1990). En esta ocasión, Ricardo Portocarrero conversa con el filósofo y activista de derechos humanos Eduardo Cáceres Valdivia, quien rememora su amistad de largos años con Flores Galindo y el interés de este en Mariátegui.



Homenaje a Alberto Flores Galindo a 25 años de su partida. Conversación con Nelson Manrique

Es un lugar común, y casi una obligación moral, referirse bien de los muertos. Incluso si se trata de un enemigo, el elogio obligado del rival es lo que se espera leer o escuchar. Actuar de otro modo es incurrir en una incorrección política que muy pocos perdonan. Pero qué sucede cuando a quien hay que elogiar en verdad sí merece todos los reconocimientos y homenajes; cuando estos, antes que un repertorio insufrible de loas y ditirambos, son comentarios críticos y lecturas inteligentes de su obra, de sus actos. Eso es más o menos lo que la obra de Alberto Flores Galindo (1949-1990) suscita entre todos. Este año, en que se cumplen 25 de su desaparición física, antes que hacer un repertorio de lisonjas huecas e inútiles hemos querido conversar con aquellos amigos y colegas con los que Flores Galindo estableció una fructífera como honesta relación de amistad y trabajo. Amigos y colegas que antes que gastar tinta, papel y palabras en su memoria, fatigan ideas y opiniones sobre su obra que es la mejor manera de recordarlo. Fallecido tempranamente el 26 de marzo de 1990, Flores Galindo representó muchos papeles en su corta vida (hijo, esposo, padre, historiador, profesor universitario, periodista), pero ninguno más importante en estos tiempos que el del intelectual comprometido. Ese tal vez sea su mejor legado para todos. Un legado que hemos querido recordar con estas conversaciones que a lo largo de esta semana presentaremos (y que hoy iniciamos con el historiador y sociólogo Nelson Manrique), las cuales esperamos continuar a lo largo del año. Agradecemos al historiador Ricardo Portocarrero haber hecho partícipe a este blog de la iniciativa que puso en marcha para recordar al autor de "Buscando un Inca" (entre tantos otros libros clásicos de su autoría). Solo nos queda agregar que esperamos que estas conversaciones propicien el debate y la discusión que merecen la obra y un autor fundamentales en nuestra historiografía.



Miguel Maticorena Estrada habla sobre la idea de nación en el Perú

Este sábado se cumple el primer aniversario de la desaparición física (sola física, porque sigue entre nosotros) del Prof. Miguel Maticorena Estrada y, hasta dónde sé, San Marcos, la ANH, la familia o institución alguna no ha organizado ningún tipo de ceremonia u homenaje para recordar tan triste fecha. Ni siquiera sé si habrá una misa (yo, que no soy creyente, me gustaría asistir a una para expresarle mi homenaje). Pero luego reparo en que, en realidad, no hay necesidad de nada de este tipo de cosas porque al viejo lo recordamos todos a cada instante y en toda ocasión. No hay conferencia, presentación de libros o acto de cualquier tipo en el que no coincida con uno o varios amigos de San Marcos, con algún condiscípulo de esas aulas, y en las que, al final, siempre terminemos hablando de él. Así de presente lo tenemos siempre. Así de grande es su recuerdo. Así de inconmensurable es la pena que aún sentimos por su partida.



Hoy se presenta "La guerra maldita. Domingo Nieto y su correspondencia (1834-1844)" de Carmen Mc Evoy

La Biblioteca Nacional del Perú (BNP) presenta el libro “La Guerra Maldita. Domingo Nieto y su correspondencia (1834-1844)”, de la historiadora Carmen Mc Evoy, que revela la correspondencia militar entre el Mariscal Domingo Nieto y diversas autoridades y funcionarios del Estado peruano en el contexto de la primera guerra civil de la etapa Republicana. La obra, que se presenta el día de hoy a las 7 de la noche, permite desentrañar los conflictivos orígenes del Estado peruano y el rol que cumplieron los militares durante su construcción; además de revelar aspectos poco conocidos de los inicios de la República.

“La correspondencia del Mariscal Nieto es una fuente invalorable para analizar el derrotero de la República temprana. En una etapa decisiva para la forja de la política peruana, el primer comandante de los Húsares del Perú usó su pluma para forjar alianzas, organizar batallas, comunicarse con amigos y familiares y meditar sobre el futuro de la República del Perú”, afirma McEvoy.

El libro, en dos volúmenes publicados por el Fondo Editorial de la Biblioteca Nacional del Perú será comentado por la historiadora Alicia del Águila (Universidad Mayor de San Marcos), David Velásquez (Universidad Nacional Mayor de San Marcos) y Javier Torres (Servicios Educativos Rurales).

La cita es en el Auditorio Mario Vargas Losa la de la BNP (Av. De la Poesía 160, distrito de San Borja)


Juan Gargurevich: “El periodista tiene un poder pequeño, pero poderosísimo”

Por Maritza Espinoza

Ha dedicado su vida a hurgar en la historia del periodismo. ¿Por qué le fascina tanto?

Yo tengo tres definiciones bien claras sobre el periodismo. El periodismo es el oficio de recoger, procesar y difundir información. Luego, el periodismo tiene funciones: la de informar, entretener y divulgar. Pero el periodismo, sobre todo, son cuatro cosas: oficio, profesión, vocación y pasión.

¿Todo eso es para usted?

Cuando uno es periodista de vocación no se puede dedicar a otra cosa. Es como ser bombero o médico: una vocación intensa. Es bien interesante: yo enseño y a los alumnos que llegan y quieren ser periodistas no se les ocurre hacer otra cosa.

Pero hay muchos que entran al periodismo porque piensan que es pariente de la literatura.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Puede ser, son caminos. El camino de estos literatos que hacen periodismo por razones de sobrevivencia, y el de los periodistas de vocación, de raza. Esos periodistas son los que yo llamo la infantería: los del cuadro de comisiones, los todoterreno, los que hemos hecho policiales, deportes, espectáculos. Ellos son los periodistas que hacen los periódicos, pero son pocos conocidos.

Carlos Ney Barrionuevo, uno de los personajes de su libro, dice que el periodismo no es vocación: es frustración…

No sé por qué dice eso. Seguramente, porque él quería ser literato, poeta. Una cosa es tener vocación y otra es tener talento. Hay mucha gente que tiene vocación, pero no llega a tener talento, no son buenos para escribir.

¿Alguna vez para usted el periodismo ha sido frustración?

No. Toda mi vida me he dedicado a esto, nunca hubo otra cosa. Desde que salí del colegio, a los 18 años, ya solamente se me ocurrió trabajar en periódicos, nada más. He tenido una vocación fuerte y no sé por qué, porque en la familia no había ni un periodista.

¿Nunca pensó en la literatura?

Quizá no se me ocurrió o no tenía talento creativo para ser literato. Nunca escribí una línea de poesía. Escribía, eso sí. Me gustaba leer muchísimo y me gustaba escribir descripciones. Me hubiera encantado dedicarme sólo a hacer descripciones. Y tuve la suerte de encontrarme en el camino de la vida con un grupo de jóvenes que hacían una columna de periodismo en La Crónica, en el año 53, 54, y allí comencé.

¿Eso fue durante la estadía de Mario Vargas Llosa en La Crónica?

No. Vargas Llosa estuvo en el 52 y yo ingresé en el 54, pero conocí exactamente a los mismos personajes que él describe en Un pez en el agua y en Conversación en la Catedral, pero ya no había la bohemia que había vivido Vargas Llosa, esa bohemia putañera, como se decía, de burdel, de trago por la noche. Ya no había eso.

¿Fue tan definitiva la estadía en La Crónica para la carrera literaria de Vargas Llosa?

Yo creo que sí, porque su única relación con la calle había sido la salida de los domingos al Parque Salazar. Pero cuando va a La Crónica se encuentra con un mundo de mayores que lo sacan a la calle y lo llevan en la noche, a La Victoria, al burdel, a lugares sórdidos donde ve cadáveres, asesinatos. Es notable que un joven se asome a ese mundo a los 15 años. Es otro mundo, tanto que él, que es un memorioso, recoge todo eso en Conversación en la Catedral…

¿Cuál fue la mejor época del periodismo en el Perú?

Tendría que ser cuál me gustó más. Bueno, la época de 1915, porque había muchos periódicos. Es la época en que escribieron Mariátegui, Valdelomar, Yerovi. Se hacía un periodismo político intenso y, la verdad, era una delicia. Había como quince diarios. Era la época anterior al gobierno de Leguía.

¿El periodista tiene poder?

El periodista tiene un pequeño poder, frágil, pero poderosísimo, porque puede destruir a una persona y puede mentir. ¿Cuándo descubrió el periodista que podía mentir? Seguramente en la época de (William Randolph) Hearst, quien decía: ¿cuántos muertos ha habido? Dos. ¡Ponle seis! El periodismo tiene ese poder de distorsionar, de mentir, de ocultar… Sí, los periodistas tienen poder, cómo no.

¿Cuándo comenzó la mala fama del periodista peruano?

No sé si el periodismo tenga mala fama, no estoy muy seguro.

En general, la gente y los políticos nos culpan de todo, no nos quieren mucho…

No nos quieren, pero nos envidian. ¡Y cómo nos necesitan! Sin nosotros no son nadie. Ellos están haciendo cola en los periódicos, en la radio, en la televisión, para una entrevista, por favor. Y nos echan la culpa de las cosas que hacen ellos.

¿El periodista se jubila?

Nunca. No conozco ningún periodista jubilado realmente, de corazón, que te diga: yo ya me retiré, no quiero saber nada con el periodismo. No conozco a ninguno.

¿Nunca se cansó del periodismo?

No. La verdad es que más bien me da pena no tener más energías para trabajar más. Yo siempre digo: cómo me gustaría que algún periódico me dé una estadía de tres meses para volver a una redacción. Me encantaría.

LA FICHA
Nací hace 80 años en Mollendo (Arequipa). Mi madre era ama de casa, pero también la intelectual de la familia y nos hizo leer todo Dumas, todo Sabatini, todo Víctor Hugo. Desde los 18 años, tuve claro que quería ser periodista y, desde entonces, he trabajado en diarios, revistas, y publicado numerosos libros sobre mi tema favorito: la historia del periodismo peruano. Acaba de reeditarse Mario Vargas Llosa, reportero a los 15 años y se presentará en el Museo Andrés del Castillo el próximo sábado 28 de marzo, día del cumpleaños del Nobel.

Fuente: Diario La República (19/3/2015).


Una intensa actividad académica cumplirá el historiador Jorge Ortiz Sotelo en México

El historiador peruano y capitán de fragata en retiro Jorge Ortiz Sotelo, viaja a México para participar en diversas actividades de carácter académico en su campo de estudio: la Historia Naval.

El 23 y 24 de marzo participará en el X Congreso de Historia Militar en la ciudad de Guadalajara. Presentará la ponencia “La expedición de Spilbergen en Perú y México, 1615”. El día 25 dictará la conferencia en la universidad de Michoacán, Morelia, “Problemas, métodos y enfoques de investigación de la Historia Naval”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Este viaje también le da la ocasión para presentar el día 26 de marzo su libro La real armada en el Pacífico Sur. El apostadero naval del Callao 1746- 1824, publicado por el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM y Bonilla Artigas Editores.

Jorge Ortiz Sotelo estudió Historia en la PUCP, la U. de Londres y la U. de St. Andrews, donde obtuvo un doctorado en Historia Marítima. Tiene una extensa producción bibliográfica.

Fuente: Diario La República (19/3/2015).


¿Una Lima de saya y manto?

Hace unos años, el diario donde trabajé tuvo en cierta ocasión la feliz idea de organizar un concurso por el aniversario de Lima. La particular visión que algunos, alcaldes, artistas o medios de comunicación, tienen de la ciudad y de su historia se reflejó bastante bien en el nombre y objetivos del concurso: Escríbele una carta a Pizarro y cuéntale cómo ha cambiado Lima desde que la fundó (o algo por el estilo). Demás está decirles que ese fue un disparo a los pies.

De cada diez cartas recibidas, once despotricaban del viejo extremeño (yo no llegué a leer ninguna, pero me contaron que habían muchas subidas de tono). La solución que encontraron fue premiar a tres de ellas de un puñado amigable que no pasaba de la decena. Y para hacer un control de daños, me eligieron a mí. Me explicaron lo sucedido (lo que acabo de contar), y que había que escribir algo defendiendo al pobre Pizarro (“el fundador de Lima, aunque a muchos no les guste”), resaltar la condición ‘mestiza’ de la ciudad y su historia y todo lo que viene aparejado con aquello del ‘mestizaje cultural’. La nota que escribí en los términos y argumentos que tanto querían explicar sobre el concurso creo que quedó bastante bien (para ellos): le dieron una página completa a un texto que no valía nada la pena. Tanto que, como hacen algunos autores, la desterré de mi magra bibliografía y casi ni me acordaba de ella. Pero como será la vida que siempre está dispuesta a recordarte tus deslices, esos pecadillos venales que escondes bajo la alfombra y que esperas que nadie encuentre. Pero lo hacen.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Andando en el tiempo, animado por una plana de profesores que eran un lujo en aquel entonces, en algún momento me matriculé en la Maestría de Historia de San Marcos, mi vieja y querida universidad. No lo pensé dos veces y cambié horarios, troqué días de descanso por otros y pedí favores a cuenta de futuros. Así que, para mi pesar, pude asistir a dos cursos de ella. Y digo para mi pesar porque el primer día de clase, al final de la misma, nos repartieron las lecturas de la semana siguiente. Alguien pregunto algo, no recuerdo exactamente qué sobre las lecturas que versaban sobre temas subalternos, que el profesor se vio obligado a explicarlo. Todavía puedo recordar cómo se me iba poniendo la carne de gallina cuando, a medida que avanzaba en su explicación sobre la literatura que en modo alguno se refería a la subalternidad de los pueblos colonizados, citaba la nota que había decidido negar para siempre. ¿Recuerdan esa expresión ‘trágame tierra’? Pues ese día descubrí exactamente a qué se refiere. Literalmente.

Muchos años después de esto, yo, que en los últimos tiempos había tomado la ociosa decisión de no asistir más a las fiestas y celebraciones de la empresa, me perdí la apoteosis final, el corolario perfecto de esta historia que les cuento. Durante la festividad por el aniversario del diario, alguien tuvo la peregrina idea de elegir a Lima colonial para la ‘fiesta temática’ de celebración. Por las fotos que vi de la reunión y lo que me contaron, los ambientes del Museo de la Nación se vieron invadidos de virreyes, tapadas, caballeros de levita y bastón, pregoneros y todo los personajes que uno puede imaginar salidos de las tradiciones de Ricardo Palma (si mal no recuerdo, el propio tradicionista también caminaba entre el público). Como dije, la apoteosis total y final.

Todo esto viene a recordación ahora que por la terca y absurda decisión del alcalde Lima, Luis Castañeda, se han borrado los murales del Centro de Lima, una muestra de arte urbano que exhiben y fomentan muchas ciudades del mundo. No voy a entrar en más detalles sobre el asunto porque este ha generado ríos de tinta en medios de comunicación y aluviones de comentarios en las redes sociales. Pero sí me gustaría incidir en algo a lo que ya se ha referido la historiadora Maribel Arrelucea: la visión que de Lima tienen algunos dista mucho de ser la de una ciudad inclusiva y democrática. Es una visión que queda muy bonita en las palabras pero que en los hechos es un brochazo de pintura amarilla. Lo ha comprobado la decisión del mismo alcalde de no borrar el mural de Chabuca Granda y sí el de Lucha Reyes. Dicho más claramente y de manera descarnada: saquen a la negra y dejen en paz a la blanca. Así de simple.

Lo que está tratando de imponer a todos el alcalde es la idea de que el Centro Histórico de Lima tiene dueño y no son precisamente los pobres, indios o afrodescendientes, sino una aristocrática clase media empresarial y emprendedora a la que estos le afean el paisaje con sus expresiones artísticas, que como toda expresión artística su nutre de la vida, de la experiencia cotidiana de estos. Y, por supuesto, esto es, para gente como Castañeda o Szyszlo, inimaginable para la Lima de Chabuca y Palma. O lo que ellos creen que era la Lima de Chabuca y Palma porque no tienen la menor idea de con quien se juntaba una y de que raza era el otro.

Es esta visión ahistórica de Lima la que debemos rechazar todos, en especial y primerísimo lugar el artista que pintó el mural de Chabuca Granda. A él le recuerdo que cuando las hordas nazis quemaban libros, un escritor se acercó a la pila humeante a ver de qué libros se trataban, quiénes eran los autores. Quedó espantado. Regresó presuroso a su casa a traer sus propios libros y él mismo los lanzo al fuego. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho, respondió:

“Es lo justo, mis libros también deben arder. ¡Ellos también hablan de libertad!”.


Libros para leer en línea, 12



Libros para leer en línea, 11



Libros para leer en línea, 10



Libros para leer en línea, 9



Libros para leer en línea, 8



Libros para leer en línea, 7



Libros para leer en línea, 6



Libros para leer en línea, 5



Libros para leer en línea, 4



Libros para leer en línea, 3



Libros para leer en línea, 2



Libros para leer en línea, 1



Lambayeque: iniciarán investigación arqueológica en tres sitios de ocupación Mochica

Chiclayo, mar. 14. Con el objetivo de documentar y recuperar posibles contextos funerarios de las poblaciones mochicas que se situaron en Mata Indio, el Triunfo y La Inmaculada en Lambayeque, se iniciarán diversas labores de investigación en la región.

Dichas investigaciones se iniciarán el próximo mes de abril y estarán a cargo del arqueólogo Walter Alva y el equipo de investigadores del museo Tumbas Reales de Sipán.

Así lo dio a conocer el propio director del citado recinto museográfico, arqueólogo Walter Alva, luego de realizar las labores de reconocimiento de los mencionados sitios en compañía del equipo técnico de la Unidad Ejecutora 005 Naylamp Lambayeque.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Precisamente se iniciaron las labores de georreferenciación, con el objetivo de orientar las unidades de excavación y establecer la poligonal de los sitios arqueológicos.

El especialista explicó que las labores de la nueva investigación permitirán establecer similitudes espaciales y temporales entre Mata Indio, El Triunfo y La Inmaculada.

En estos lugares tienen como componente arqueológico común la ocupación Mochica en sus diferentes fases de ocupación y que sin duda tienen especial importancia para definir las relaciones con Sipán y Pampa Grande.

Esta investigación denominada “Recuperación de evidencias arqueológicas de poblaciones mochicas en el valle de Lambayeque y Zaña" es financiada gracias a la donación recibida del Museo Des Beaux-Arts de Montreal de Quebec (Canadá).


Presentan el viernes 20 "La guerra maldita. Domingo Nieto y su correspondencia (1834-1844)", de Carmen Mc Evoy



Denuncian que incendio habría destruido las colecciones arqueológicas del Museo de San Marcos

El incendio en el Colegio Real, local de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos sigue dando que hablar, y de qué manera. El día de hoy, en la página de Salvemos San Marcos, se hizo pública la denuncia de que el fuego destruyó las colecciones arqueológicas de la Sierra Central del Museo de Arqueología y Antropología de esta casa de estudios, información que ya habíamos recibido por correo electrónico. De este modo, se descarta, como ha sido hasta ahora la posición de las autoridades de la Universidad, de que la pérdidas registradas se reducían al edificio (como si esto en sí mismo no fuera ya una tragedia de dimensiones inconmensurables).

>>> Seguir Leyendo... >>>

Según la denuncia recibida, el escueto comunicado del Rectorado descarta que el siniestro haya destruido la documentación del Archivo Histórico Domingo Angulo, pero no dice nada sobre la otra gran perdida que habría sufrido la Universidad: gran parte de las colecciones arqueológicas de su Museo de Arqueología de San Marcos, materiales que incluían, cerámicas, textiles, restos óseos, textiles, etc. Es este material el que, precisamente, aparece en las fotografías que publicamos el día de ayer del fotógrafo Dante Piaggio, del diario El Comercio, y de la publicación Sinsentido Crítico. El material estaba contenido en las cajas quemadas y humedecidas por el agua arrojada por los bomberos que se ve en las imágenes. Las cajas en cuestión contenían las colecciones arqueológicas del Museo de diversos investigadores nacionales y extranjeros a lo largo de muchos años.

Según se nos ha comunicado, han pasado casi dos días del hecho y no se está haciendo nada para investigar la gravedad de estas pérdidas. Según fuentes de Salvemos San Marcos, la pérdida de la colección arqueológica habría sido una negligencia directa de la actual administración del Museo de Arqueología ya que estos materiales estaban fuera del depósito de colecciones y arrumados en el pasadizo donde justamente fue el incendio. Según estas misma fuente, el Rectorado no quiere que personal especializado del Museo haga el registro y evaluación de las pérdidas, sino que ha encargado el mismo a un geógrafo que funge de secretario del Museo de Arqueología. De ser cierta esta denuncia, se corre el riesgo de que la decisión tomada por el rectorado y avalada por la dirección del museo termine por hacer desaparecer, de manera irreparable, información importantísima sobre nuestro pasado.

No hay que olvidar que esta misma gestión de la UNMSM es la que hace dos años intentó convertir el Centro Cultural (ex Casona del parque Universitario) en aulas para la Facultad de Derecho, convirtiendo sus salas de exposición en salones de clase e instalando 20 baños químicos en sus históricos patios.


Remembranzas del traslado del Archivo Histórico “Domingo Angulo” de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos al Colegio Real

Lic. Yolanda Mejía Carrillo
Ex Jefa del Archivo Histórico “Domingo Angulo” - UNMSM
Especialista en Archivo egresada de la ENA

Durante la gestión del doctor Manuel Burga Díaz se brindó especial atención al fondo documental de la Unidad de Archivo Histórico “Domino Angulo” (UAHDA) que se encontraba instalado en el Centro Cultural San Marcos y distribuido en cuatro ambientes o salas, que ante el avance de las obras de restauración asumida por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Agencia Española de Cooperación Internacional, se redujo a tres ambientes inicialmente y a fines de marzo del 2005 a una sola sala.

En los primeros meses del 2005 se tuvieron que iniciar las acciones de traslado del fondo documental del Archivo Histórico “Domingo Angulo” a los ambientes del Colegio Real, a pesar de no contar estos ambientes con condiciones para conservar la documentación, lo cual se reiteró en sucesivos documentos. El traslado fue en dos partes, la sala Nº 01 y Nº 03 entre enero a marzo de 2005. La sala Nº 2, que eran dos ambientes (mezzanine) donde se custodiaban los documentos más antiguos de la Universidad, fueron trasladados entre la quincena de octubre a la quincena del mes de noviembre del mismo año, cuando regrese de licencia.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El traslado se hizo en forma ordenada, a pesar de las carencias, realizando todos los procesos preventivos de conservación al patrimonio. El Rectorado nos brindó apoyo económico, compro cajas para el traslado, bolsas de polietileno, franela, etc. Incluso salió una partida - Rendición de Encargo - a nombre de la suscrita por la cantidad de S/. 6 505.00 para realizar el traslado final de la documentación más antigua, dado el estado de alto riesgo, que atentaba contra la integridad del fondo documental y del personal, el cual estaba bajo los escombros del avance de las obras de restauración del Patio de Derecho del ahora Centro Cultural de San Marcos.

Con la finalidad de garantizar la integridad del patrimonio con el traslado iniciamos un inventario general por pieza documental, se levantaron los inventarios por periodos históricos: colonial, republicano (1821 a 1900) y contemporáneo (1900 al actual), previa limpieza de cada una de las piezas documentales. Optamos por elaborar un formato de Inventario donde se contempla en detalle el código de referencia, la dependencia, ref. del título de la unidad de instalación, la serie documental, el tipo documental, las fechas extremas, unidad de conservación, cantidad, unidad de instalación, cantidad, Núm, tomos / fólder, folios, Núm. de ítem, signatura topográfica y estado de conservación, con la finalidad de levantar una información lo más completa posible, teniendo en cuenta que mucha de la documentación existente había sido fuente de información para innumerables trabajos de investigación.

Al final del 2006 ya teníamos una colección de inventarios, que daban cuenta de cada una de las piezas documentales instalados en los ambientes del Archivo Histórico “Domingo Angulo” en su nueva sede del Colegio Real, los mismos que fueron entregados impresos y digital a la Oficina de Archivo Central: Inventarios Generales, Inventarios de Existencia, Inventarios de Traslado y Cuadro de Clasificación elaborados por esta Unidad.

Se adjunta los inventarios en digital que se iniciaron en el año 2004 de acuerdo a la normatividad archivística vigente yque daban cuenta del fondo documental en su totalidad hasta abril del 2007, cuando se me retiro del cargo. Esperamos que a la fecha se haya continuado con el trabajo iniciado, que para ser justo no podemos dejar de mencionar al doctor Alejandro Reyes Flores, Director del Archivo Histórico “Domingo Angulo” en 1992, quién fue el que inicio el trabajo de inventariar el fondo documental, las relaciones de tesis, etc.; lo cual fue retomado por el rectorado del Dr. Manuel Burga Díaz, acorde con el avance de la archivística y la profesionalización de la carrera, dado que en 1998 se creó la Escuela Nacional de Archiveros.

Asimismo, creemos oportuno la publicación de los inventarios del fondo documental del Archivo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos para que investigadores, historiadores, público en general, tengan conocimiento más exacto de lo que se custodia en el Archivo, en vista que muchos medios periodísticos han hecho trascender la noticia de que el fuego “consumió el archivo histórico de la UNMSM”, entre otros titulares parecidos, y constituirnos los ciudadanos, los estudiosos en agentes vigilantes de control y neutralizar acciones que atenten directa o indirectamente contra nuestro Patrimonio Documental, evitando que situaciones de siniestro como lo es este caso reciente de nuestro archivo den pie a sustracciones o perdidas del patrimonio de la universidad y del país en general.


Inventario documental del Archivo Histórico Domingo Angulo de la UNMSM

¿Cuál es la documentación valiosa que custodia el Archivo Histórico Domingo Angulo de la UNMSM?
¿Existe un inventario de esa documentación?
¿Hacer público ese inventario pone en riesgo la documentación o, por el contrario, la pone a resguardo de cualquier desaparición, perdida o extravío?
La historiadora y archivera Yolanda Mejía, exdirectora de ese archivo, nos proporciona el inventario realizado durante su gestión que se cumplió durante el rectorado del Dr. Manuel Burga, el rector que más ha hecho por ese archivo en los últimos tiempos. Estos son los links al inventario:


Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - Cuadro-de-clasificación-actualizado
https://mega.co.nz/#!X8FnTaLS!Mb1m3Y--chjnlcDXocH5lRdm6cWmnaoF-EiKU3rvQN0

Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - Colonial-actualizado
https://mega.co.nz/#!PpMVyRyQ!LaAcpVc7imMXVYwT6lO1vhjfCugux203mx4DUAOL6Hw

Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - Ciencias-actualizado
https://mega.co.nz/#!SpV3BAwA!9nOPSB8bcjIktVEjJ3rs9Mp6WmYxFz1rH1F8ljob8n4

Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - Inv.-sala-4-actualizado
https://mega.co.nz/#!H80HxZKQ!cxdn4Cm_B1pGQ_7AzHtLylwp9Ej7gMUF7elPJZLGRzs

Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - Inventario-de-Existencia-colonial
https://mega.co.nz/#!z9USSAjA!J4I2dJNjyyLum6I5Jzy-8yR0KgnohM1QqU2CsHM9DLQ

Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - Biblioteca-actualizado
https://mega.co.nz/#!Dh0HWLTL!KOHlmxpk296ak9atH5UiDoNsI6pqv39D-0pRCgqHWgc

Inventario del Archivo Historico Domingo Angulo de la UNMSM (2006) - lista-de-revista-por-N-de-Caja-actualizado
https://mega.co.nz/#!2hMU3QKD!omrI4KjxE2qRGaSsfNzOKQD2R1AkvVhGiSvHaG9j2n4


Ya salieron las bases para participar en el XXV Coloquio Internacional de Estudiantes de Historia de la PUCP

Como ya es tradición desde hace casi tres décadas, ya salió la convocatoria para el XXV Coloquio Internacional de Estudiantes de Historia de la PUCP, a realizarse en el mes de octubre del presente año. Los estudiantes interesados en presentar ponencias tienen hasta el 20 de abril para hacerlo. En el blog del Coloquio pueden consultar las bases para participar. Igualmente, toda información referida al Coloquio también la pueden seguir a través de la página de Facebook del mismo. Así que ya saben, ¡Nos vemos en octubre en el Coloquio!



Reconocen a sitio arqueológico Layzón como Patrimonio Cultural

Lima, mar. 02. La zona arqueológica monumental Layzón, ubicada en el distrito, provincia y región Cajamarca, fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura para efectos de brindarle la protección legal necesaria para su conservación.

Así lo precisa la Resolución Viceministerial Nro 019-2015-VMPCIC-MC, publicado hoy en el Boletín de Normas Legales del Diario El Peruano.

El considerando de la disposición señala que resulta necesario aprobar el expediente técnico de delimitación respectivo, con el visado de la responsable (e) de la Dirección de Catastro y Saneamiento Físico Legal, del Director General de la Dirección de Patrimonio Arqueológico Inmueble, y de la Directora General de la Oficina General de Asesoría Jurídica, porque cumple con los requerimientos técnicos y científicos en cuanto al componente cultural.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La norma indica, además, aprobar el Expediente Técnico (plano de delimitación, memoria descriptiva y ficha técnica) de la zona arqueológica monumental Layzón.

Se encarga a la Dirección de Catastro y Saneamiento Físico Legal del Ministerio de Cultura, la inscripción en Registros Públicos y en el Sistema de Información Nacional de los Bienes de Propiedad Estatal (Sinabip) de ser el caso, del citado monumento arqueológico y el plano respectivo.

Se dispone, asimismo, que cualquier proyecto de obra nueva, caminos, carreteras, canales, denuncios mineros o agropecuarios, obras habitacionales y otros colindantes que pudiese afectar o alterar el paisaje del monumento arqueológico prehispánico, deberá contar con la aprobación previa del órgano competente del Ministerio de Cultura.

La copia certificada de la presente resolución se remitirá al Gobierno Regional de Cajamarca y la municipalidad provincial, para efectos que la Zona Arqueológica Monumental Layzón sea considerada dentro de los planes de ordenamiento territorial que se desarrollen.

También se enviará copia certificada de la norma, a los propietarios, Cofopri, Sunarp, municipalidad distrital, autoridades políticas y civiles correspondientes.

Como se recuerda, a través del Oficio N° 599-2014-DSFL-DGPA/MC, de fecha 6 de mayo de 2014, la Dirección de Catastro y Saneamiento Físico Legal comunicó al presidente de la Comunidad Campesina de Calispuquio, sobre el inicio del procedimiento de declaración de Patrimonio Cultural de la Nación a la citada zona arqueológica, toda vez que el área donde se ubica dicha zona se superpone al predio de su propiedad. Le otorgaron un plazo de 10 días, a fin que pueda presentar sus argumentos si así lo considerara pertinente.