Declaran Patrimonio Cultural de la Nación la obra musical de Felipe Pinglo

Lima, ago. 25. El ministro de Cultura, Jorge Nieto, en una significativa ceremonia, dijo hoy que la obra musical de Felipe Pinglo sigue vigente porque recuerda que la desigualdad social aún perdura en el país.

“En su obra hay una profunda crítica porque se refiere a las distancias, a las diferencias, en esa época oligárquica, donde la república aristocrática tuvo cambios enormes en su proceso de desarrollo como sociedad”, expresó al recordar parte de la letra de "El Plebeyo".

Al presidir la ceremonia donde se declaró la obra de Pinglo como Patrimonio Cultural de la Nación, el ministro Nieto entregó a Julio Pizarro Flores, seis veces presidente del Centro Social Musical Felipe Pinglo, e incansable defensor y promotor de la revaloración del legado de Pinglo, la resolución con la declaratoria respectiva.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Participaron en el acto protocolar Celeste Acosta Román (hija de Manuel Acosta Ojeda), miembro de la Junta Directiva del Centro Social Musical Felipe Pinglo Alva, además de Luis Alberto Salazar Mejía, investigador y musicólogo, de Elías Arana Zevallos, especialista de Felipe Pinglo y de Pablo Molina, investigador del Ministerio de Cultura.

Corpus musical

El Ministerio de Cultura indicó que la declaratoria de la obra musical de Felipe Pinglo como Patrimonio Cultural de la Nación, es un ´corpus musical´ que representa una gran contribución y un punto de quiebre en el desarrollo de la cultura criolla,

Pinglo nació en Lima el 18 de julio de 1899 en Barrios Altos, en Lima, donde además transcurrió su infancia. El periodo comprendido entre 1914 y 1920 fue fundamental en su vida, pues empezaba a explorar y desarrollar sus aptitudes para la música.

Aprendió a tocar el rondín, la flauta y la guitarra. También se integró al medio local de fiestas y jaranas criollas, gracias a la amistad que tuvo con figuras como Nicanor Casas y Víctor Correa Márquez, compositores ahora emblemáticos de música criolla.

En 1931, Felipe Pinglo estrena su vals El Plebeyo –cuando ya había alcanzado su madurez musical- en el Teatro Alfonso XIII del Callao, interpretado por el dúo de hermanos Alcides y Giordano Carreño. También publica su valse Bouquet y se integra al Trío Continental. Es entre 1932 y 1935 que habría compuesto sus temas más logrados como El huerto de mi amada, La oración del labriego, Claro de luna, Jacobo el leñador, Sueños de opio, entre otros.

Dejó una producción musical, cuya magnitud abarcaría la composición de 300 canciones; entre ellas, más de 100 son valses, lo que permite afirmar que éste género es el mejor representado en el corpus de la obra musical del artista.


1 comentario:

  1. Como se lee en las redes sociales, en otros países la casa de compositores latinoamericanos es una casa museo, un centro de difusión de su arte. Faltaría ver en qué estado calamitoso se encuentra la casa del gran Felipe Pinglo.

    ResponderEliminar