Kuczynski. "Gobierno se asegurará que empresas corruptas no transfieran recursos fuera del Perú"

Lima, feb. 12 (Andina). El presidente Pedro Pablo Kuczynski anunció esta noche que su gobierno ha creado un sistema para recompensar y proteger a quienes denuncien actos de corrupción, y que triplicará el presupuesto de la Fiscalía dedicado a perseguir a los autores de ese tipo de delitos. Asimismo, también anunció que su gobierno se asegurará de que las empresas sentenciadas por corrupción o que hayan admitido culpabilidad, no puedan transferir recursos fuera del Perú sin antes cumplir con sus obligaciones de pagos.

Según dijo, entre los pagos obligatorios figuran los que deberán hacerse a los trabajadores, a los proveedores, así como la reparación que tendrán que pagarle al Estado peruano, precisó el primer mandatario en un mensaje a la Nación emitido esta noche.

En su mensaje a la Nación, el jefe del Estado recalcó que a partir de ahora quienes ayuden a acorralar y sentenciar a los corruptos “serán premiados y protegidos”.

Subrayó la necesidad de actuar “de manera implacable e inmediata” en todos los niveles para frenar la “pudredumbre de la corrupción”.

En ese marco, recalcó las medidas tomadas por su gobierno para combatir ese flagelo como la prohibición de contratar con el Estado para todas las empresas condenadas por corrupción, la muerte civil de los funcionarios involucrados en delitos de ese tipo, y exigir la cláusula anticorrupción en todos los contratos de concesión del Estado.

Valoró también que ante el incumplimiento financiero del consorcio liderado por Odebrecht en el contrato del Gasoducto del Sur, el Estado cobró la garantía de US$ 262 millones, monto con el cual el proyecto continuará mientras se lleva a cabo una nueva licitación honradamente. "El gas llegará al sur, no lo duden", indicó.

Recordó también que tanto él, como los ministros de Estado, han publicado toda su información personal, atendiendo la recomendación de la Comisión Presidencial de Integridad.

En el caso del expresidente Alejandro Toledo, acusado de haber recibido US$ 20 millones de la empresa Odebrecht, manifestó que su gobierno ha tomado todas las acciones permitidas por la ley en el Perú y en jurisdicciones internacionales, como Estados Unidos, para lograr su retorno a fin de aclarar su situación ante la justicia.

“Estas medidas nos permitirán enfrentar con nuevas herramientas a los corruptos y a la corrupción”, manifestó.

Reflexión

El primer mandatario reflexionó sobre las consecuencias negativas de este flagelo para el desarrollo del país y consideró que uno de sus efectos es la generación de una “enorme desconfianza” en la democracia como sistema de gobierno.

“Por eso tenemos que actuar de manera implacable e inmediata en todos los niveles para frenar la pudredumbre de la corrupción”, añadió.

Añadió que lo grave de la corrupción es que hace creer a muchos la falsa idea de que es necesario robar y hace trampa para hacer obras.

“Así no es. Tenemos un país grande y la inmensa mayoría de peruanos somos trabajadores y honrados. Nos esforzamos cada día para que nuestros hijos y nietos tengan un futuro mejor. Tenemos maestros, policías, médicos, enfermeras, obstetras, que trabajan esforzada y honradamente para atender mejor al ciudadano”, subrayó.

No obstante, consideró necesario hacer un “cambio radical” y “ordenar y limpiar” la casa para hacer las obras prometidas.

“Para lograrlo, necesitamos estar involucrados todos: Ejecutivo, Congreso, Poder Judicial y tu ciudadano peruano”, concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario