Lambayeque busca financiamiento para proteger su patrimonio cultural ante las lluvias

Chiclayo, feb. 15 (Andina). La Unidad Ejecutora Naylamp, directores de museos y arqueólogos de la región Lambayeque solicitaron incluir dentro de la declaratoria de emergencia por lluvias a los museos y monumentos de la costa norte del Perú, a fin de dotarlos de los recursos para atender la emergencia y financiar las obras de rehabilitación.

En rueda de prensa, el director de la Unidad Ejecutora Naylamp-Lambayeque, Alberto Risco Vega, junto a los directores y representantes de los museos Tumbas Reales de Sipán, Sicán, museo Bruning, Chotuna-Chornancap, Huaca Rajada-Sipán y Túcume, testimoniaron el grave riesgo y las afectaciones que sufrió el patrimonio monumental y los museos.

Durante la alocución de las autoridades culturales, se puedo establecer que uno de los museos más afectados fue el Antiguo Museo de Túcume cuyas áreas adyacentes colapsaron como el caso de la tienda y el auditorio construidos de material rústico.

“Las instalaciones antiguas han colapsado, poniendo en peligro el nuevo museo edificado de material noble. Adicionalmente se han producido serios daños en el monumento arqueológico y periferia”, comentó el arqueólogo Manuel Escudero Villalta, representante del Museo de Túcume.

El museo de Túcume recibía en promedio mensual unos 2,500 visitantes, sin embargo, actualmente no registra visitas porque se ha cerrado al público, a fin de ejecutar labores de rehabilitación y reevaluación de instalaciones para brindar seguridad a los turistas que lleguen a este recinto museográfico.

Otro complejo museográfico que fue impactado por el embate de la naturaleza fue el Museo Nacional Sicán en Ferreñafe, que registró serias filtraciones que ponen en peligro la conservación de las colecciones de este recinto.

En el Museo Nacional Bruning de Lambayeque las lluvias ocasionaron un serio problema a las instalaciones afectando el sistema eléctrico, así como colocando en peligro la infraestructura y las colecciones.

Asimismo, en el Museo Huaca Rajada-Sipán las filtraciones afectaron los techos del área de exhibición y las oficinas administrativas. En el caso del área arqueológica, colapsaron las coberturas y drenaje.

En el museo Chotuna-Chornancap se presentó filtraciones en los techos e inundación del frontis. “El mayor daño se observa en la zona arqueológica”, manifestó Marco Fernández, director del citado museo.

Igualmente, el Museo Tumbas Reales de Sipán registró problemas en los almacenes de material arqueológico y las salas temporales que sufrieron daños y colapsaron los techos de las oficinas administrativas.

Alberto Risco, director de la UE Naylamp, remarcó también, que en la visita de reconocimiento a los principales monumentos arqueológicos como Sipán, Pampagrande, Saltur, Santa Rosa, Pátapo, Úcupe, Ventarrón, Collud, Túcume, Santuario Histórico Bosque de Pómac, Chotuna-Chornancap, se detectó una dramática erosión y riesgo latente de pérdida.

Precisó que actualmente cuatro museos de Lambayeque están atendiendo normalmente al público para no afectar el desarrollo turístico de esta localidad, excepto el Museo de Túcume y el Museo Nacional Sicán, en los que se espera que a finales de este mes reabran sus puertas al público.

No obstante, remarcó la necesidad de que el ejecutivo asigne un presupuesto para afrontar la emergencia por las lluvias intensas y la rehabilitación y construcción de las estructuras colapsadas a consecuencia de las precipitaciones, para no detener la afluencia de visitantes a este importante destino turístico del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario