Las armas incautadas a los estudiantes de San Marcos, ¿serán las mismas que le incautaron a un poblador en Islay?

En la misma emisora donde los periodistas tratan con sorna y desprecio el reclamo de los estudiantes, el rector Orestes Cachay los acusa irresponsablemente de senderistas. Me jode que cada vez que los estudiantes de San Marcos protestan les pongan con tanta facilidad y complacencia el sanbenito de senderistas. Me jode más todavía que quienes cometen esa infamia sean las propias autoridades de San Marcos, que están bastante bien enteradas de la realidad, porque entonces queda en evidencia que mienten descarada e impunemente. Una mentira amplificada gustosamente por los señores de RPP. Yo soy testigo directo y personal (con estos ojos de ver, como decía Guaman Poma), en un rectorado pasado, de cómo estas se gastan el magro presupuesto de la universidad y mal aprovechan sus recursos: sueldos de lujo para asesores del rector (un conocido mío, por ejemplo, que presumía conmigo de su sueldazo), estudios de uno u otro tipo pagados a buen precio a terceros, subvención de estudios de factibilidad innecesarios. En una ocasión que fui a buscar a otro amigo para almorzar, y que fungía de asesor en el vicerrectorado, la camioneta de la universidad asignada a su uso pasó primero a recoger a sus hijos al colegio, luego a dejarlos en su domicilio y finalmente nos dejó a nosotros en un restaurante de Pueblo Libre donde mi amigo pasó el almuerzo como 'gastos de representación'. Esto fue hace años, sí, pero tengo entendido que nada de esto ha cambiado. La protesta de los estudiantes es legítima. Un sol, medio o diez céntimos no tienen porque ser abonados por ellos mientras hay quienes ganan o gastan en tonterías. La universidad pública y gratuita es un derecho. Si van a señalar a alguien de subversivo por reclamar por ella, empiecen conmigo.

ACTUALIZACIÓN de las 8:00 a.m. del día viernes: A las 4:30 de la madrugada, la policía, por orden del Rector, ingresó al campus para 'recuperar' la universidad utilizando bombas lacrimógenas y cientos de efectivos policiales. Hay, según informan, seis estudiantes detenidos a los que se les ha incautado 'bombas caseras' y armas. ¿Serán el mismo tipo de armas que la policía le 'incautó' a un poblador de Islay durante las protestas por el proyecto minero Tía María? En tanto escribo estas líneas, cientos de policías rodean a los estudiantes que se han atrincherado en la vivienda universitaria, a los que no me cabe duda también le incautarán armas, bombas y quién sabe tal vez las armas de destrucción masiva que no encontraron en Irak.

0 comentarios:

Publicar un comentario