Señor Presidente, ¿nos cree tontos?

Hace unos días un amigo me envió la noticia de que los bachilleres ya no podrán ser contratados por el Estado como personal altamente calificado, en el entendido, supongo yo, que luego de la ácida crítica que hice del Decreto Supremo N° 021-2017-EF sentiría algún tipo de alivio al comprobar que el Congreso había corregido el disparate de equiparar diez años de experiencia con un doctorado y derogado la norma. Pero la verdad es que no. Y tengo mis razones.

Si un periodista de investigación se toma la molestia de revisar la fecha de una y otra norma, podrá comprobar que median poco más de dos semanas entre una y otra. Y más aún, si revisa las fechas y plazos para que estos 'bachilleres altamente calificados' se presentaran a los concursos públicos en dependencias del Estado, con remuneraciones por encima de los diez mil soles, observará que la segunda norma se ha dado luego de concluido los plazos de estos concursos. Lo que en buena cuenta significa que a los amigos del Gobierno que no tienen título profesional se les facilitó un puesto de trabajo mediante una norma ministerial y luego que entraron o ganaron esos concursos, el Congreso la deroga. O sea, que uno y otro creen que nos han visto la cara. ¡Qué somos tontos!

Ojalá que ese periodismo serio y crítico que aún queda entre nosotros tome nota de lo dicho e investigue estos concursos (que son públicos, así que no hay nada que ocultar) y compruebe o no (ojalá yo esté equivocado), que el Estado no contrató a ningún bachiller por encima de un doctor, que quemó sus pestañas y agotó sus bolsillos en años de estudio y trabajo.

Con toda sinceridad les digo, ¡no saben cuánto deseo estar equivocado!

0 comentarios:

Publicar un comentario