¿Cuánto interés tiene el alcalde de Lima por la cultura?

Desde el 23 de febrero, el nombre de la Gerencia de Cultura de la Municipalidad de Lima desapareció de sus propios avisos y en su reemplazo aparece ahora el del alcalde de Lima y con el mensaje nada equívoco de que 'piensa en nosotros' (y que, por cierto, es el mismo que utiliza para promocionar la entrega de ayuda a los damnificados). ¿Casualidad?

El interés del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, por la cultura e historia de nuestra ciudad puede parecer enorme, pero yo casi podría apostar que es ninguno. A él, como la mayoría de nuestros políticos, solo le interesa la cultura en tanto sirva a sus fines políticos y propagandísticos. O sea, para su figuración personal.

Sería mezquino no reconocer que la Gerencia de Cultura de la Municipalidad es una de las que mejor funcionan o son más activas de la comuna limeña, pese a sus yerros o equivocaciones (todavía muchos no olvidan el papelón que hizo el año pasado con un aviso conmemorando el nacimiento de Julio Ramón Ribeyro en el que todo, desde la fecha de su nacimiento hasta su propio nombre, estaban equivocados). Hasta el 22 de febrero de este año esta gerencia publicaba, en su muro de facebook, los avisos (flyers) de sus actividades en el que el nombre de la responsable (o sea, ella) aparecía nítidamente. Pero algo cambió.

Desde el 23 de febrero, el nombre de la Gerencia de Cultura desapareció de sus propios avisos y en su reemplazo aparece ahora el del alcalde de Lima y con el mensaje nada equívoco de que 'piensa en nosotros' (y que, por cierto, es el mismo que utiliza para promocionar la entrega de ayuda a los damnificados). Desde esa fecha en adelante el nombre de la Gerencia de Cultura, que organiza eventos a los que asisten miles de limeños y además publica folletos y libros que regala a quienes asisten a ellos, es un un fantasma.

Más aún, si se fijan en el último aviso del segundo grupo (el del Encuentro mundial de folklore) se percatarán que al principio el nombre de nuestro alcalde aparecía bastante reducido, de manera casi tímida en relación a los últimos (publicados ayer y que reproducimos acá) en que su nombre aparece ya de manera grosera, enorme. ¿Tanto interés tiene el alcalde por la cultura en la ciudad? Veamos.

Luego de las protestas masivas que hubo por el cobro del peaje en Puente Piedra, y que obligó a la comuna a retroceder y anularlo (nadie olvida la pifiadera de la que fue víctima el alcalde el día del aniversario de Lima y que lo obligó a permanecer segundos en el escenario), la popularidad del alcalde empezó a caer (8 puntos según una encuesta de Apoyo publicada en enero). Luego vino el papelón por la colocación de un puente Bailey tras el desborde del río Huaycoloro – que afectó los cimientos de uno de los puentes que está ubicado a la altura de Huachipa – y que el alcalde atribuyó a su gestión ("El puente tendrá capacidad para soportar hasta 48 toneladas de peso, nosotros lo trajimos el puente, los hemos implementado y también sacamos la estructura anterior", dijo entonces). Una declaración que luego él y sus colaboradores tuvieron que matizar cuando se señaló que quien colocó el puente fue el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). "Fue un trabajo 'coordinado' con el Ministerio de Transporte y Comunicaciones", declaró un funcionario de Emape sin saber explicar en qué consistió la participación de la Municipalidad en la instalación del puente. Esto fue la semana del 6 al 12 de febrero.

Desde esas fechas la credibilidad del alcalde sobre lo que hizo o dejó de hacer empezó a hacerse añicos (empezaban ya a las críticas sobre la pocas o nulas obras de prevención contra la crecida del caudal del río Rímac que podría traer consecuencias, sin sospechar lo que luego vendría). Para el día 23, cuando la caída de su popularidad en las encuestas solo la detenía el suelo, la Gerencia de Cultura empezó a endosarle el trabajo que hace. ¿Casualidad?

La última noticia sobre el interés del alcalde de Lima por la cultura e historia de la ciudad es el anuncio de la inauguración del Centro de Interpretación del Centro Histórico de Lima sobre el cual no se tienen mayores noticias. ¿Qué es? ¿Quién lo dirige o qué especialistas lo integran? ¿Qué propósitos u objetivos persigue? Lo usual en estos casos es que exista una nota de prensa que explique a los medios de comunicación sobre la nueva entidad a inaugurarse y que anima la Municipalidad, pero esta brilla por su ausencia.

Se puede afirmar que el día de la inauguración nos enteraremos de todo esto, pero no es de ese modo como se promociona un nuevo centro de investigación o 'interpretación' histórica (¿hay algo que 'interpretar' en el Centro Histórico de Lima o investigar?). No existe, hasta donde he podido comprobar, información alguna en la página de la Municipalidad de Lima o de su Gerencia de Cultura que nos explique en que consiste este nuevo centro. ¿Será por la premura del alcalde ante su cada vez más dañada imagen?


Estos avisos corresponden al día 22 de febrero, fecha en que por última vez aparece el nombre de la Gerencia de Cultura que es quien los organiza.

Desde el día 23 de febrero, el nombre del alcalde Luis Castañeda Lossio reemplaza al de la Gerencia de Cultura, que para nada aparece en ellos (estos avisos son del día de ayer 1 de abril). El nombre y el mensaje del alcalde "pensando en ti" es el mismo que aparece en los que se promociona la entrega de ayuda a los damnificados por las lluvias y desbordes.

0 comentarios:

Publicar un comentario