Diez películas que pocos recomendarían en Semana Santa

Como saben, no soy lo que se dice un hombre piadoso ni nada cercano a ello, pero disfruto del cine 'bíblico' o religioso como el que menos. Pero si queremos que la experiencia sea completa, debemos abrirnos a todas las posibilidades que este ofrece sin hacerle ascos a las comedias, los musicales o las películas de suspenso. Así que, si anda escaso de dinero y piensa disfrutar de un reparador descanso estos días frente a una pantalla de televisión, le sugiero estos títulos para que lo disfrute plenamente. O por lo menos de un modo distinto.

1. "La vida de Brian" (1979), de los Monty Python. Nunca antes (y después), de "La Vida de Brian" una película 'religiosa' fue tan divertida como esta. Tiene escenas de antología, gags que te hacen doblar de la risa (la escena de abajo, la de la lapidación, es sencillamente desternillante), pletórica de ese característico humor inglés del que no se salva nadie, ni el mismo Jesús. Un clásico de Semana Santa aunque a muchos incomode su irreverencia.

2. "Ángeles y Demonios" (2009), de Ron Howard. No es la mejor película de este director, pero el héroe que salva al mundo es un historiador y eso no se ve todos los días. Además hay, como en los viejos tiempos (y como debe de ser tratándose de El Vaticano) harta muerte y hartos asesinatos. De visión imperdible.

3. "El Padrino III" (1990), de Francis Ford Coppola. Igual que en la anterior, más asesinatos y muertes en la Roma vaticana, incluida la del propio Papa. Por supuesto, es infinitamente inferior a sus predecesoras pero sí bastante instructiva respecto a la forma como El Vaticano lleva sus finanzas.

4. "La Papisa" (2009), de Sönke Wortmann. Es la segunda de dos películas que se han hecho sobre la leyenda (que eso es) de esta supuesta Papisa y que retrata muy bien las intrigas y alianzas que se tejían en la Roma de los primeros siglos del papado para acceder al codiciado trono de Pedro. Esta bien para pasar el rato a condición de no tomarla en serio.

5. "Las sandalias del pescador" (1968), de Michael Anderson. Una película (basada en un best seller mundial) realmente hermosa. Si El Vaticano fuera así, yo todavía sería creyente. La escena del cónclave es tan inolvidable como inverosímil: en realidad, todos los que ingresan a la Capilla Sixtina sueñan con salir de ella convertidos en papa.

6. "La agonía y el éxtasis" (1965), de Carol Reed. Basada en la novela homónima de Irving Stone, es de esas películas que lo hacen a uno dudar cuál de los dos es mejor: si la novela o la película. Uno de los mejores dramas históricos llevados a la pantalla y con la Capilla Sixtina como la verdadera protagonista. (Si aguza los sentidos, percibirá la alusión a la homosexualidad de Miguel Angel en ciertas escenas).

7. "La última tentación de Cristo" (1988), de Martin Scorsese. Una película que en su momento levantó una gran polémica y que hoy muy pocos recuerdan, mucho menos ven. Basada en la novela homónima de Nikos Kazantzakis, es la mejor metáfora del Jesús humano que jamás se haya escrito o filmado. Tan incomprendida como bella.

8. "La Pasión de Cristo" (2004), de Mel Gibson. Una película dirigida por un alcohólico y antisemita que se puede comprobar en cada fotograma de ella. La fidelidad al contexto histórico deja pasmados a todos (menos a los judíos, claro). Tan dramáticamente veraz que a Cristo solo le falta morir de verdad en la película.

9. "Jesuscristo Superstar" (1973), de Norman Jewison. Para que esta lista esté completa, no podía faltar un musical en ella. Y nada mejor que el que dirigió Norman Jewison y que introdujo la cultura hippie incluso ahí donde no era bien vista. El detalle del Judas negro es uno de los muchos datos sobre el contexto de la época en que se filmó la película.

10. "Ben Hur" (1959), de William Wyler. Magnífica, grandiosa, épica, insuperable, inmensa, monumental, notable, majestuosa, una auténtica maravilla. ¿Se puede decir algo más de este bellísima película? Sí, por supuesto: una obra de arte como no se ha vuelto a filmar nunca más otra. Por eso, en una lista como esta, no puede dejar de figurar.

0 comentarios:

Publicar un comentario