Lima sería la ciudad con orígenes más antiguos de América

Lima, feb. 18 (ANDINA). De acuerdo a los últimos estudios, sitio arqueológico de El Paraíso, ubicado en San Martín de Porres, tendría alrededor de cinco mil años de antigüedad, lo que convierte a Lima en la urbe con la ocupación permanente más longeva de América.

Lima Metropolitana tiene miles de facetas difíciles de imaginar. En un rincón de San Martín de Porres, rodeado de plantaciones y descampado, al pie de un cerro que sirve de límite con el Callao, se encuentra una de ellas: el complejo arqueológico de El Paraíso.

Un lugar que se estimaba en una antigüedad de 4 mil años pero que los últimos trabajos de excavación hacen suponer que sería de 5 mil. Un lugar detenido en el tiempo a tan solo media hora de los grandes centros comerciales del Cono Norte.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Aunque el lugar se conoce desde hace buen tiempo - en los años 60 laboró en esta zona el estudioso suizo Frederic Engel - esta semana ha vuelto a ser noticia.

Gracias a excavaciones recientes se descubrió estructuras que hace suponer que el lugar empezó a ser usado con fines urbanos desde una época anterior a la creída.

Rescate del pasado

Miguel Castillo, un arqueólogo que trabaja en el proyecto, comentó a la Agencia de Noticias Andina que al remover la basura acumulada en el ala izquierda del edificio principal, dieron con dos sorpresas.

Uno es un recinto en el que se colocaba un fogón y otro es la evidencia de dos niveles más de construcción.

Esto último es el dato que ha movido el calendario de la primera ocupación urbana del sitio apuntalando una información relevante: Lima metropolitana sería la ciudad de América cuyo origen es más antiguo y continuo.

Marco Guillén, arqueólogo que dirige los trabajos en el lugar, explicó que por lo que se ha estudiado el complejo pertenece a una sociedad unida por una sola religión, que se conoce como la tradición Mito.

Esta gira su ritual alrededor del fuego, siendo muestras de ella sitios como Caral, Kotosh o La Galgada.

Un dato a tomar en cuenta que salta a la vista y que recalcan los especialistas a cargo de la excavación es lo estratégico del emplazamiento.

A corta distancia está el valle del Chillón, mientras que, cruzando la leve pendiente del cerro, el mar aparece a un paso. Según recordaron los arqueólogos, la pendiente que mira hacia el Pacífico tenía humedales hasta hace pocos años.


0 comentarios:

Publicar un comentario