Alfonsina Barrionuevo: Quien habla con los apus

Escritora cusqueña presenta su nuevo libro, en el que aborda las prácticas y ceremonias precolombinas que se mantienen vigentes hasta hoy en el mundo andino.

Por José Vadillo Villa

"Todo cuanto existe en la naturaleza está lleno de vida, de sentimiento, de espíritu. Son fuerzas que irradian fuerza y energía para quienes saben recibirlas". Con estas palabras, la doctora Alfonsina Barrionuevo inicia su libro número 25, "Hablando con los apus. Poder en los Andes: la fuerza de los cerros", donde describe y comenta con vivencias personales las antiguas prácticas y ceremonias religiosas precolombinas que continúan vigentes en el Perú actual.

La investigadora cusqueña nos recibe en su departamento en Santa Beatriz. Sus dos perros han ladrado para anunciarnos como intrusos. Luego, nos hemos quedado solos en ese segundo piso aireado; rodeados de sus cuadros, fotografías, libros, artesanías que esta cusqueña ha ido reuniendo a lo largo de una vida dedicada a la pasión por la cultura peruana.

>>> Seguir Leyendo... >>>

"Nuestro país es mágico. Uno no necesita hacer poesía, basta poner lo que ellos dicen", dice Alfonsina, invitando a recorrer el país como ella lo ha hecho, de esquina a esquina, y escuchar a la gente de a pie cuando se reieren a la deidad Catequil en la sierra norte; los cantos mágicos en Huaros, en la sierra limeña; o las referencias andinas a elementos como "el agua con estrellas", una igura que la escuchó a ancianos, pero era de lo mismo que relataban los cronistas del siglo XVI.

Hablando con los apus... son 295 páginas donde está la intensidad del mundo mágico religioso an
dino. "Las cosas se entrelazan", cuenta Alfonsina. Ella no pensaba escribir ningún libro después del número 24, el anterior. Y me cuenta algunas de las anécdotas que se han transformado en corpus de su nuevo libro; que le permitieron un acercamiento espiritual a pachamamas y apus (así, en plural); gracias a sacerdotes andinos del más alto nivel.

Dice Alfonsina que antes estos temas eran vetados. Nadie quería hablar que "bajaban los apus", por ejemplo. Pero aquí son vitales la experiencia de la investigadora con sacerdotes andinos, quienes la llevaron a las "mesas", de madrugada, donde se servían platos típicos en honor a estas deidades, y se cantaba y bailaba huainos, "taqtapeando", en la oscuridad. Ahí, empezó a relacionarse con estos seres desde la década de los noventa. Ahí, me reiero al nevado Salcantay, el apu "rey de reyes" del Cusco.

La doctora Barrionuevo ha "hablado" con los apus, con las pachamamas y así se ha ido "enterando de más cosas". Ha sentido esa energía y, por ello, más que el lenguaje riguroso y serio de una investigación, hay pasajes que son crónicas, que empiezan como diarios de viaje y ahí está el testimonio de la gente del campo, que respeta las ceremonias y las ofrendas a sus dioses locales.

"Son cosas bien subjetivas. Como he tenido la oportunidad de crecer en el campo, de ir a las comunidades campesinas, de andar en la cocina con las mujeres que me daban mucha comida y me contaban historias", resume Alfonsina.


Otro libro

Alfonsina escribe actualmente una investigación sobre 16 templos sagrados en Machu Picchu. Será un libro en edición bilingüe, que lanzará en la segunda mitad del año en Cusco y Lima, en ese orden.

"Es un mundo fascinante. Nadie se ha dado cuenta de que ha habido cronistas (de indias) que han estado conversando en el siglo XVI con los propios waka kamalloq (guardianes de las huacas). Esa información la he recogido", cuenta la investigadora.

Explica que el libro servirá mucho a los guías y los visitantes de la ciudadela inca para que no se limiten a tomar fotos sin sentido, sino conociendo qué templos existían y cómo funcionaban sus cultos.

Otro proyecto que tiene Alfonsina Barrionuevo es trabajar en un nuevo plano sobre la Ciudad Imperial del Cusco, pues dice que el que se conoce no es el adecuado. En él se sabrá, con la ayuda de un cartógrafo, dónde quedaba el templo del sacerdote del agua, aquel donde "se bañaba el trueno" o "el lugar donde dormía el sol".


* Publicado en el suplemento Variedades, del diario El Peruano, N° 268, el 26 de marzo de 2012.


3 comentarios:

  1. ¿Donde se pueden encontrar, las obras de Alfonsina Barrionuevo?

    ResponderEliminar
  2. Mi mama tbn participaba de eso... suparaura ,cristo rey apu la luz son quienes ella podia oir pero no ver.... quiero saber mas de esoooo

    ResponderEliminar
  3. EN QUE LIBRERIAS SE PUEDE ENCONTRAR SUS LIBROS, HE CONSYULTADO EN CRISOL, ENTRE PAGINAS Y NO LO TIENEN

    ResponderEliminar